Ciencia Ficción Social

Metrópolis (Fritz Lang, 1927)

La Ciencia Ficción Social (CFS) es un subgénero de la Ciencia Ficción, y como tal debe presentar todas las características particulares que la distinguen, sin embargo, existen algunos elementos que no están presentes en todas las obras de Ciencia Ficción y que por ello caracterizan a las obras de este subgénero.

Empezaré con una definición personal:

La Ciencia Ficción Social es aquella que presenta todas las características necesarias para ser considerada Ciencia Ficción pero que en lugar de especular sobre los avances científicos lo hace sobre el desarrollo social, generando con ello una crítica velada que puede extrapolarse a la sociedad actual.

Cabe destacar que éste es uno de los géneros que mayor relación tiene con el resto de las derivaciones de la Ciencia Ficción, pues no importa si se trata de una Distopía, Utopía, Ucronía, Steampunk o Cyberpunk, mientras aborde temas sociales y haga una crítica de ellos será también Ciencia Ficción Social. Esto nos permite imaginar que es muy complicado encontrar una obra pura de este género, pues por lo regular se encontrará compaginada con otro.

Metropolis 2

CIENCIAS BLANDAS

La primera característica de la CFS es el hecho de que hace uso de los conocimientos y teorías propias de las denominadas ciencias blandas (Ciencias Sociales), como la sociología, la economía y la antropología. Se ubica, obviamente, dentro de un universo regido por leyes físicas, químicas y matemáticas que permiten un gran avance tecnológico, pero a diferencia de la Ciencia Ficción normal éstas no ocupan el papel fundamental en la historia.

Como vimos en el artículo sobre ciencia ficción, los personajes adquieren su protagonismo debido a que se desenvuelven alrededor de una idea que permite la especulación racional de un mundo ficticio, y es ésta idea la que adquiere una importancia central. En el caso de la CFS, son los movimientos y conflictos sociales quienes adquieren la mayor importancia en la historia, no así los personajes, estos se vuelven protagónicos únicamente por participar en dichos movimientos.

No es extraño encontrar referencias a diversas revoluciones (sociales, industriales o tecnológicas), movimientos políticos (fascismo, leninismo, socialismo…) o corrientes de pensamiento (marxismo, positivismo, feminismo…) que retoman algún hecho social y los critican mediante el encubrimiento que la Ciencia Ficción otorga.

CFS 3

CRÍTICA SOCIAL

Como ya sabemos, una de las características de la Ciencia Ficción es el cambio de escenario, pues una historia de ese género no debe desarrollarse en el mismo espacio contextual que el nuestro. Lo mismo pasa con la Ciencia Ficción Social, pero a diferencia de la primera, en ésta deben existir los elementos suficientes para trasporta la crítica social de nuestro mundo al nuevo entorno.

 Es imposible criticar problemas sociales que no han tenido lugar en ninguna de las civilizaciones que han existido a lo largo de la historia de la humanidad, pero la CFS nos permite especular sobre el devenir de la humanidad, así que en teoría podemos meditar sobre los problemas que le aguardan a las sociedades humanas.

Algo que debemos tener muy en cuenta al momento de catalogar una obra dentro de este género es la similitud que la crítica social puede tener con una Distopía, ya que ambas critican por lo general al gobierno. Además, muchos subgéneros como el Cyberpunk (y sus derivados) no pueden desligarse de la crítica social (el Biopunk en el mejor ejemplo), y eso hace que los límites que nos permitirían diferenciar con claridad entre estos géneros sean muy ambiguos, por lo que prácticamente todas las obras punk será también CFS.

CFS 1

DERECHOS Y ÉTICA

Entre los temas más criticados están los derechos humanos y los conflictos éticos que los desarrollos tecnológicos pueden provocar en las sociedades. Éstos derechos generalmente son extrapolados a otras sociedades u otras problemáticas. Por ejemplo: tendremos robots luchando por sus derechos (como en los cortometrajes “El Segundo Renacimiento” de la saga Animatrix) o gente exigiendo que se respete la memoria de los muertos, como en The Final Cut (Omar Naim, 2004)

LUCHA DE CLASES

La lucha de clases es otro de los temas más recurrentes, pues la desigualdad social ocasionan casi inevitablemente un conflicto bélico entre la sociedad y el gobierno, aunque no se limita a estos componente sociales, pues puede hacer partícipe a la Iglesia, los comerciantes, los militares u otras formas de organización, como las sociedades extraterrestres o inteligencias artificiales.

Cabe aclarar que una historia sobre una invasión alienígena que no contiene un aspecto social en dicha invasión no puede considerarse dentro de este género. Por ejemplo: la novela War of the Worlds (H. G. Wells) no es CFS, mientras que District 9 (Neill Blomkamp, 2009) sí lo es.

Cuando las obras presentan un conflicto civil entre un sector de la sociedad y otro, entre dos estratos sociales, entre gobernados y gobernantes o entre distintos grupos étnicos o raciales (humanos, extraterrestres o artificiales), la CFS adquiere el apelativo de Ciencia Ficción Libertaría. En otras palabras, la Ciencia Ficción Libertaria nos presenta un conflicto social interno que desemboca en un conflicto bélico intestino (revolución) en el que una facción lucha contra otra por determinados derechos, creencias o recursos.

anime_gallery_sec_ren_1dl

Ciencia Ficción

Le Voyage dans la Lune
Le Voyage dans la Lune (Georges Méliès 1902)

La Ciencia Ficción es uno de los géneros que más dificultades presenta al momento de ser definido, pues es usado indiscriminadamente para catalogar a todo medio audiovisual o literario que presente términos científicos, especulativos o fantásticos. Por ésta razón, me he propuesto definir de manera simple algunos de los parámetros y características que las obras de éste género deben contener. Para aquel que quiera profundizar más en este tipo de definiciones les recomiendo el glosario de la página ciencia-ficcion.com

Empecemos por definir que es la Ciencia Ficción:

La ciencia ficción es un género de narraciones imaginarias que no pueden darse en el mundo que conocemos y por lo tanto requiere de una transformación del escenario narrativo, modificando los aspectos científicos, espaciales, temporales, sociales o descriptivos de tal modo que lo relatado es aceptable como especulación racional.

IMAGINARIA

Una obra de Ciencia Ficción debe ser forzosamente un relato imaginario que no haya tenido lugar en el mundo en que vivimos o en la época en que vivió el autor. La obra puede situarse en cualquier contexto espacio-temporal mientras no narre hechos verídicos, es decir, puede ser futurista, del pasado o contemporánea siempre y cuando sea ficticia.

CF Distopía
Metrópolis (Fritz Lang, 1927)

TRANSFORMACIÓN DE ESCENARIO NARRATIVO

Para que una obra sea considerada dentro del género debe desarrollarse en un escenario que no presente las características del mundo en que vivimos en sus ámbitos tecnológicos y científicos. Por eso generalmente la Ciencia Ficción se centra el mostrarnos cómo los nuevos descubrimientos tecnológicos y los avances en la ciencia acarrean cambios sociales que afectarán a la humanidad ya sea en un sentido positivo o negativo.

Este tipo de obras generalmente también tienen cambios a nivel social, aunque un cambio en la sociedad como único elemento de transformación del escenario no basta para considerar que una obra es Ciencia Ficción. Por ejemplo, las Distopías cambian muchas de las normas sociales pero no tiene un cambio radical en lo que respeta al ámbito tecnológico y científico. Las Ucronías también modifican el contexto social pero a nivel histórico, cambiando drásticamente los eventos reales del pasado y provocando futuros distintos o alternativos, mientras que la  ciencia Ficción se limita a extraer elementos pretéritos y contextualizarlos en términos contemporáneos o futuristas sin alterar el devenir histórico real.

CF Terrror 1
Alien (Ridley Scott, 1979)

ESPECULACIONES RACIONALES

Los hechos narrados en la Ciencia Ficción, sean estos tecnológicos, sociales o científicos, deben tener una base racional que permita explicarlos, es decir, deben ser posibles de acuerdo con los avances que posean las sociedades de las cuales se habla. Ésta explicación no debe estar atada a los conocimientos ni desarrollos de la actualidad, pues basta con decir que la ciencia descrita en la obra permite esos avances, a pesar de que la ciencia actual no.

La racionalización puede o no adentrarse en una profunda reflexión sobre los conocimientos científicos, ya que puede limitarse a no explicar cómo funcionan los objetos y simplemente atribuir su funcionamiento al desarrollo de la ciencia. Sin embargo, existe la denominada Ciencia Ficción Dura (Hard Science Fiction), la cual retoma escrupulosamente los términos y conocimientos que existen en la actualidad; esto resulta muchas veces en obras cuyo lenguaje en bastante complicado y difícil de entender para el público no especializado.

En ocasiones el simple lenguaje, los escenarios o la parafernalia otorgan verosimilitud y racionalidad a una historia que por sí sola no sería Ciencia Ficción y le permiten pertenecer al género, esto ocurre con frecuencia en obras audiovisuales. También se puede recurrir a la ciencia imaginaria, la cual integra elementos que por su naturaleza aún no tiene cabida en la ciencia real, como los viajes en el tiempo, la telepatía, la teleportación o las velocidades superiores a la de la luz.

Cabe aclarar que la Ciencia Ficción no debe especula obligatoriamente sobre cómo serán las sociedades del futuro basándose en la progresión actual de la ciencia, pues pueden existir obras ambientadas en éste tipo de contextos pero cuyos aspectos tecnológicos no sean el elemento fundamental o hayan sido truncados (como la Space Opera o el Steampunk, este último retoma la tecnología de la máquina de vapor y se desarrolla en la época victoriana del siglo XIX).

Una característica que distingue a este género de otros —como la Fantasía— es el hecho de que la especulación y explicaciones sobre el mundo ficticio en que se desarrolla la historia siempre están dadas en el ámbito científico y nunca en el fantástico. Cuando una obra recurre a explicar los sucesos a través de la magia, el misticismo o la religión, ya está dentro del género de la Fantasía, pues estos aspectos no son considerados racionales por la ciencia.

CF CyP
Blade Runner (Ridley Scott, 1982)

TEMAS

La Ciencia Ficción, al ser un género que logra desarrollarse en la épica, la lírica, la dramática, la novela o el cuento, puede abordar una gran cantidad de temas. Sin embargo, en todos ellos, la idea general que permite la existencia del mundo ficción adquiere un papel mucho más importante que el resto de los elementos.

Uno de los principales temas es el de un futuro drásticamente diferente, el cual puede mostrarnos sociedades ideales o anárquicas distopías decadentes, pero cuya función no es otra que criticar los problemas reales de la sociedad. Actualmente la moda entre los autores es presentar sociedades radicalmente distintas donde el futuro no es precisamente mejor, por el contrario, nos pone en alerta sobre los problemas que los avances tecnológicos pueden ocasionar.

El uso del bagaje teórico de las llamadas ciencias duras (Física, Química, Biología y Matemáticas) también resulta recurrente. Sin embargo, lo que está en boga hoy en día es abordar temas desde las ciencia sociales, relegando el factor tecnológico a un segundo término y haciendo de la crítica social la principal fuente de inspiración. Esto provocó el surgimiento de la Ciencia Ficción Blanda (Soft Science Ficion) y del subgénero conocido como Ciencia Ficción Social (Social Science Fiction).

Finalmente, tres de las temáticas más abundantes son: (1) los viajes en el tiempo, los cuales deben tener una explicación científica racional y no una mágica o sobrenatural, (2) los peligrosos futuros apocalípticos y postapocalípticos, frecuentes en el Cyberpunk, y (3) el Complejo de Frankenstein, que es el miedo a la rebelión de las maquinas contra la raza humana.

CF Acción 1
Terminator (James Cameron, 1984)

ESCENARIO

Existen diferentes escenarios que son comunes para el desarrollo de la Ciencia Ficción, como el espacio exterior, las naves espaciales u otros planetas. Todos ellos deben ser empíricamente posibles y racionalmente aceptables. Esto es, la experiencia científica debe demostrarnos que dichos lugares o eventos no son posibles en la realidad, pero que la justificación ficticia es suficiente para hacerlos creíbles.

Dentro del género existen muchos lugares cuyas características geográficas, ambientales y físicas se oponen a la realidad, pero que son posibles debido a que encuentran una explicación dentro de la ciencia imaginaria. Caso opuesto a la Fantasía, que en ocasiones describe lugares que son posibles en nuestra realidad pero que al contener elementos mágicos y sobrenaturales se vuelven fantásticos. De cualquier forma, debemos recordar que para ser considerado Ciencia Ficción debe existir un cambio en el escenario de la obra con respecto a nuestro ambiente actual por muy tenue que este sea. El escenario en ocasiones adquiere un papel tan importante que se vuelve una justificación para considerar a la historia como Ciencia Ficción. Esto ocurre generalmente cuando la historia no es científicamente posible pero el autor pretende hacernos creer que sí a través del uso de locaciones y parafernalia científica.

Otro recurso al momento de generar los escenarios es extrapolar lugares y eventos reales transformándolos en eventos ficticios que generalmente hacer una crítica social. Ésta dislocación de la realidad muchas veces se produce con el fin de evitar problemas al autor por criticar al sistema moral, político o religioso. Además de los cambios en la locación existen los cambios en el aspecto corporal y mental.

CF wire
The Matrix ( Larry y Andy Wachowski, 1999)

TIEMPO

En contexto temporal generalmente es futurista, pues al hablar de hechos que aún no han ocurrido se está especulando. Sin embargo, cuando la historia es contemporánea a nuestro tiempo puede considerarse Ciencia Ficción siempre y cuando utilice elementos inexistentes pero racionales.

Cuando la historia se desarrolla en el pasado será Ciencia Ficción solamente si presenta argumentos imposibles pero racionales que no perturben la realidad histórica; cuando la realidad es modificada pasa el género de la Ucronía. El principal ejemplo de Ciencia Ficción ambientada en el pasado es el Retrofuturismo.

Shangri-La

shangri-la cover

Título Original: シャングリ·ラ (Shanguri Ra).
Género(s): Ciencia Ficción/Ciencia Ficción Libertaria/Biopunk, Drama, Sobrenatural.
Director: Makoto Bessho.
Estudio: Gonzo.
Emisión: Abril 2009 – Septiembre 2009.
Duración: 24 Episodios.
Extras:

Basado en la novela homónima de Eiichi Ikegami, Shangri-La es uno de los mejores animes de la actualidad, o al menos es mucho mejor que las series comerciales de los últimos años. Su sólida historia y sus múltiples referencias políticas y económicas la hacen atractiva y divertida. Además, el hecho de adentrarse en el mundo de la economía y las finanzas, aunado a su contexto postapocalíptico, la hacen muy entretenida.

La calidad de animación es muy buena, pues mezcla escenarios naturales con complejas ciudades tecnológicas y misteriosos lugares llenos de enigmas y seres sobrenaturales. Los contextos postapocalípticos están muy bien trabajados; fusionan edificios derruidos cubiertos por la maleza con hermosas vistas de lagos y ciudades abandonadas. Finalmente, el aspecto musical, aunque no es totalmente espectacular, cumple su función de ambientar y enfatizar los momentos más emotivos.

El aspecto de los personajes es sin duda el más destacado, su personalidad está muy bien definida, crecen a lo largo de la serie y nos dan el tiempo necesario para permitirnos conocer sus motivaciones, lo que nos facilita entender la enorme gama de intereses que mueven los hilos argumentales.

Elementos como los flash-back son usados de manera excelente a fin de revelar parte del pasado de los personajes. Igualmente, resulta destacable el hecho de que los papeles centrales y dominantes son ocupados por mujeres. Sin olvidar la presencia de una interesante diversidad sexual.

Entre los factores más atrayentes están las múltiples referencias al modelo económico capitalista, los impuestos, las políticas financieras y al mercado bursátil. La historia se desarrolla en un mundo controlado por un modelo económico carbonista, en el que el carbón y los impuestos a las emisiones de CO2 son la base de la economía mundial.

La serie tiene muchas referencias a la economía actual, como su lenguaje administrativo, y aborda temas como la deuda externa, el racismo, la inflación, la bolsa de valores, la especulación, la crisis económica y la guerra fría. Además, crítica al capitalismo voraz de países como Estados Unidos que se han negado a firmar el Protocolo de Kioto.

Las referencias no terminan ahí pues Shangri-La hace alusión a la mitología griega e incluye personajes transexuales que adquieren un papel sumamente significativo en la historia. Por si esto fuera poco, aspectos como la fantasía y lo sobrenatural también son un tema recurrentes, sin olvidar el aspecto del cambio climático y las múltiples parodias a los otakus y lugares como Akihabara.

La historia gira en torno a Kuniko, una chica que está destinada a ser la líder de una organización anti-gubernamental llamada Metal Age. Sus problemas comienzan cuando el gobierno de Atlas (ciudad construida con el fin de salvar al país de la destrucción) inicia una campaña militar contra los ciudadanos del exterior. Mientras Metal Age y Atlas se enfrentan, los habitantes de afuera intentan sobrevivir a los embates del cambio climático y los constantes peligros que el crecimiento descontrolado de la selva y la manipulación genética de las plantas provocan en sus ciudades.

No bastando con los conflictos en las afueras de Tokio, la economía se encuentra al borde de una crisis global que ocasionará un colapso en todos los sistemas financieros del mundo debido al programa Medusa, un sistema creado por Karin —una pequeña niña neo-carbonista— que es capaz de infiltrarse en los sistemas económicos de los países y dejarlos en banca rota. Además, en las profundidades de la ciudad, extraños y aberrantes sacrificio de infantes son llevados a cabo a fin de mantener vivo el espíritu de Hiruko, el lord de Atlas.

La trama central es muy simple, sin embargo, mezcla diversas historias que se van entrelazando a lo largo de los capítulos creando una historia final compleja y dramática. Aunado a los aspectos económicos, sociales y sobrenaturales de la serie, existen diversas críticas al modelo social actual, entre ellas los reclusorios femeniles. En una parte de la historia podemos ver la crudeza de la vida en la cárcel y cómo las chicas deben recurrir a favores sexuales a fin de ser beneficiadas por los custodios.

Este es uno de los aspectos que me parece más destacable de la serie, pues si bien aborda un tema controversial no lo muestra de forma excesivamente incómoda, por el contrario, hace una crítica velada y muy inteligente. Sin embargo, debo admitir que algunos aspectos, sobre todo del final, reducen un poco la calidad de la serie, pues empieza a abusarse del Deus ex machina.

Aunque a muchos espectadores Shangri-La les parece una serie excesivamente comercial que maneja términos económicos rebuscados y falsos, y que dista mucho de ser la serie vanguardista y original que aparenta, el hecho es que la cantidad de referencias, críticas y temas abordados permiten crear una obra agradable y entretenida.

The End of Evangelion

Título Original: エヴァンゲリオン劇場版 Air/まごころを、君に (Evangelion Gekijô-ban: Air/Magokoro wo Kimi ni,).
Género(s): Mecha, Ciencia Ficción/Biopunk, A. Progresivo, Drama, Psicológico.
Director: Hideaki Anno.
Estudio: Gainax.
Emisión: Julio 1997.
Duración: 120 Minutos.
Extras: Neon Genesis Evangelion, Evangelion: Death & Rebirth, Rebuild of Evangelion.

The End of Evangelion (EoE) es la segunda película de la saga y nos muestra un desenlace total y contundente, pues con el final que expone nos queda claro que no habrán segundas partes, ya que retomar la serie a partir de éste haría perder la esencia original del anime. Y estrictamente hablando no existen, hasta ahora, al menos de manera oficial, series, películas o mangas que retomen la historia después del capítulo 26.

EoE mantiene una calidad de audio similar a la serie de televisión, sin embargo, algunos aspectos visuales son bastante precarios comparados con ésta y presentan un diseño de personajes y escenarios ligeramente diferente. La película se compone de dos partes, el episodio 25 (“Air”) —que corresponde al “Rebirth” en la primera película— y el episodio 26 (“Magakoro wo, Kimi ni”).

Dentro del episodio 26 existe un pequeño subcapítulo más conocido como The End of Evangelion: Un final más: “te necesito”. Este pequeño apartado corresponde en realidad a la famosa escena en que Shinji y Asuka yacen junto al mar de LCL y él intenta estrangularla pero se detiene cuando ella acaricia su rostro.

Si bien la película no nos aclara todas las dudas de la historia, si le otorga un final muy digno, pues qué importa ya quién mató a Kaji si al final todos se convirtieron en LCL. Además, nos regala la mejor batalla de toda la saga: la pelea de Asuka contra los Evas en serie.

El final, como no podía ser de otra manera, retoma esas abstracciones filosóficas y metafísicas propias de la serie original, y las mezcla con extrañas escenas de acción real, cameos y uno que otro desnudo intercalado en el collage. A pesar de ello, The End of Eva —como verdadero final— cumple con todas las características necesarias para dar por concluida una serie de tal magnificencia.

Evangelion: Death and Rebirth

Título Original: エヴァンゲリオン 劇場版 & シト新生 (Evangelion Gekijô-ban: Shito Shinsei).
Género(s): Mecha, Ciencia Ficción/Biopunk, A. Progresivo, Drama, Psicológico.
Director: Hideaki Anno.
Estudio: Gainax.
Emisión: Marzo 1997.
Duración: 120 Minutos.
Extras: Neon Genesis Evangelion, The End of Evangelion, Rebuild of Evangelion.

Death & Rebirth (D&R) es la primera entrega de Eva para la pantalla grande. La película intenta crear un verdadero desenlace al inconcluso final que presentó la serie de televisión, el cual fue provocado debido a los bajos presupuestos y el poco tiempo con el que Gainax contaba para ese entonces. Debemos recordar que Evangelion fue emitida originalmente como una serie on-going, es decir, cuando empezó a transmitirse aún no se terminaba de filmar.

El largometraje se divide en dos partes:

DEATH. Es la primera parte de la película y tiene una duración de 70 minutos. El largometraje aglomera diversas escenas de la serie original, determinadas escenas de The Director’s Cut y otras imágenes nuevas para crear una especie de resumen.

“Death” ha sido fuertemente criticada debido a que no hace más que un extraño collage de imágenes y escenas entrecortadas que no tienen un sentido lineal ni ayudan a explicar los aspectos inconcusos de la serie. Sin embargo, “Death” está más allá de ser un simple resumen, pues la mezcla de escenas —que en apariencia no tienen relación— está hecha con el propósito de mostrar al espectador imágenes específicas que intentan explicar algunos aspectos que se mostraron de manera muy rebuscada en la serie y que no tiene un trasfondo real.

Muchas personas han considerado que no vale la pena ver Evangelion: Death, yo mismo creía que era un tedioso resumen innecesario y sin un aporte valioso para la historia. Sin embargo, Hideaki recurrió a su peculiar estilo para entremezclar los saltos de escenas que son prácticamente imperceptibles en la serie pero que son la clave para muchos de sus misterios, obteniendo como resultado un ingenioso pero poco entendido video experimental.

Lo que “Death” intenta es exponer algunas escenas que no tienen un aparente orden en la serie.  Muchos lectores tal vez no entiendan a lo que me refiero, pero los fanáticos más adentrados sabrán que existen numerosas escenas fugases a lo largo de la serie que no tienen mucha relación con el resto del episodio, pero que se relacionan con escenas fugases de otro capítulo y juntas explican algunos misterios de éste anime.

A pesar de que muy pocos espectadores sabrán apreciar el verdadero valor de “Death”, me pareció prudente hacer la aclaración del porqué es importante. Sin embargo, no debemos vanagloriar todos los trabajos de Anno, y éste largometraje maneja un discurso tan denso que en lugar de servir como una guía de aclaración termina siendo una extraña mezcla de imágenes que agradan a muy pocos televidentes.

Rebirth. Es la segunda parte del filme y su duración es de 27 minutos. La película corresponde a la primera parte de The End of Evangelion (EoE). “Rebirth” retoma la historia desde el capítulo 25, conocido como “Air”, y nos narra los eventos que tuvieron lugar después de la batalla entre Shinji y Kawaru durante el episodio 24. El largometraje nos muestra la invasión de Nerv por parte de Seele y los preparativos iniciales para el Proyecto de Instrumentalización Humana, así como la llegada de los Evas en serie.

Si D&R ya había sido fuertemente criticada debido a la rareza de “Death”, la redundante historia de “Rebirth” termina por enterrar a la película entera, pues a pesar de que nos plantea el inicio de un final verdaderamente concluyente para la saga, el hecho de que se repita en EoE no hace más que convertirlo en un preludio innecesario. Creo que D&R pudo haber funcionado mejor si EoE hubiese retomado la historia a partir de “Rebirth” en lugar de repetirlo. O quizás “Rebirth” simplemente debió omitirse de la primera entrega.

Neon Genesis Evangelion

evafinal25

Título Original: 新世紀エヴァンゲリオン (Shin Seiki Evangelion).
Género(s): Mecha, Ciencia Ficción/Biopunk, A. Progresivo, Drama, Psicológico.
Director: Hideaki Anno.
Estudio: Gainax.
Emisión: Octubre 1995 – Marzo 1996.
Duración: 26 Episodios.
Extras: Evangelion: Death & Rebirth, The End of Evangelion, Rebuild of Evangelion.

Qué podemos decir de la mayor serie de culto de la historia, aquella que revolucionara por completo el concepto del anime y creara un sin número de seguidores por todo el mundo. Sin duda, hablar de Evangelion nos tomaría un lago tiempo, pues la cantidad de referencias mitológicas, científicas, religiosas, psicológicas y sociológicas que maneja, son innumerables.

La calidad de la series es buena, tomando en cuenta que ya tiene sus años y desde el principio presentó algunos problemas técnicos de audio e imagen. Los escenarios están bien diseñados y el soundtrack, dirigido por Shirô Sagisu, es impresionante, pues fusiona música clásica e instrumental (generalmente de J. S. Bach) y la adereza con toques urbanos de guitarras y bajos eléctricos. El diseño de personajes, a cargo de Yoshiyuki Sadamoto, es insuperable, pues cada uno tiene una personalidad totalmente definida que exterioriza sus conflictos personales, emocionales o familiares.

Evangelion ha generado un gran impacto en todo el mundo por diversas razones, principalmente por su amplia gama de temáticas abordadas en su historia. Una de ellas, la temática mecha, ha sido considerada como innovadora y precursora de las características que un anime contemporáneo de éste género debe tener. Sin embargo, los rasgos mecha actuales pueden observarse desde Mazinger Z y el cine de Kaijus.

Eva se caracteriza por ahondar en el inconsciente y hurgar dentro de la personalidad de sus protagonistas, explotando sus miedos e inseguridades hasta llevarlos al borde del colapso mental. Éste aspecto de estrés y presión social en el manejo de sus personajes no es original de la serie, pero sí fue la primera que logró desarrollarlo con un enfoque totalmente psicosocial.

Otro de los factores que llaman la atención en es la inmensa gama de referencias que posee, detalle que muchas veces no está implícito de forma directa pero que sin duda es muy agradecido por los fans, pues las referencias militares, culturales, religiosas y mitológicas le otorgan una base sólida a partir de la cual desplantar su historia.

Finalmente, la fama que Neon Genesis ha cosechado se debe a su crítica social, política, militar, filosófica, moral, científica y —muy especialmente— religiosa. Los elementos judeocristianos que maneja contribuyeron indudablemente a catapultar de forma internacional, sobre todo en occidente, la popularidad de la serie. Además, el hecho de atreverse a criticar las bases religiosas del cristianismo la ha convertido en una de las más controversiales series de todos los tiempos.

La historia gira en torno a Shinji Ikari, Rei Ayanami y Asuka Langley, jóvenes que fueron designados como pilotos de unos gigantescos robots llamados Evas, con los que deberán enfrentarse a gigantescos monstruos conocidos como ángeles que amenazan con provocar el Tercer Impacto que destruirá al mundo.

Por si esto fuera poco, el padre de Shinji, Gendo Ikari, trata de reunirse con su esposa muerta, para lo cual aprovecha su puesto de comandante en Nerv, corporación encargada de la construcción de los Evas y la protección del mundo. Sin embargo, la organización Seele oculta los secretos detrás del Segundo Impacto y usa a Nerv como títere para sus perversos propósitos.

Al ser mi anime favorito, me es bastante laborioso escribir una pequeña sinopsis que en verdad exponga algo de su grandeza, pero puedo decir que la historia es muy entretenida por sí sola, pero si a esto le sumamos todas las referencias que contiene obtenemos un resultado más que sorprendente. Sin embargo, en la parte final, Evangelion converge en una extraña mezcla de simbolismos y abstracciones filosóficas tan difíciles de entender que el desenlace termina por ser forzado y nada concluyente.

Independientemente de la visión que tengamos, debemos admitir que es una serie totalmente innovadora y original que sin duda alguna ha representado un parte aguas dentro de la industria de la animación y ha logrado gran relevancia entre sus seguidores al grado de alcanzar el estatus de obra de culto y ser uno de los clásicos más conocidos de la animación japonesa a nivel internacional.

Kite: Liberator

Título Original: カイト リベレイタ (Kaito Ribereita).
Género(s): Meitantei, Ciencia Ficción/Biopunk, Seinen.
Director: Yasoumi Umetsu.
Estudios: ARMS, Happinet Pictures, Lantis.
Emisión: Marzo 2008.
Duración: 58 minutos.
Extras: A Kite.

Kite: Liberator es la secuela de los OVA conocidos como Kite (A Kite) aunque no guarda mucha relación con el anime original, salvo algunas referencias, y es mucho menos violenta que su precuela. Incluso puede verse sin necesidad de haber visto los OVA.

Aunque ambos trabajos abordan el controversial y delicado tema de la violencia sexual infantil, Kite: Liberator no ahonda tanto en este problema y se limita a contarnos la historia a través del personaje principal sin profundizar en ningún aspecto. Por el contrario, explica todo de manera muy general y deja al espectador la tarea de inferir el resto de la historia.

La calidad de animación es muy buena y por momentos pareciera que vemos una película en CGI en vez de un anime. Los escenarios están bien detallados y algunos son muy realistas. La música es muy agradable y ayuda perfectamente en los cambios de escenas violentas a escenas tranquilas y relajadas. Los personajes tienen potencial pero algunos se estancan en clichés y otros ni siquiera consiguen justificar su presencia. Además, nunca logramos conocer qué relación hay entre ellos ni cuál fue la motivación que los llevó a donde están.

La historia gira alrededor de Monaka Noguchi, hija de un astronauta que lleva una doble vida. Por un lado es la típica y torpe colegiala que trabaja como mesera y por el otro es la perfecta asesina serial que se dedica a matar criminales. Sus problemas comienzan cuando es contratada por la NASA para exterminar a un miembro de la Estación Espacial que mutó en una extraña criatura debido a comida experimental.

A partir de esa temática el espectador tendrá que inferir todo, algunas cosas son muy evidente pero otras quedan como verdaderas incógnitas, pues la serie termina abruptamente sin solucionar ni explicar el más mínimo detalle. Nunca sabemos cuál fue el motivo que llevó a Monoka a matar criminales ni para quién trabajaba ni qué pasó con la extraña criatura.

Éste manejo de la historia o bien puede enganchar al espectador haciéndolo pensar en un posible desenlace o bien puede decepcionarlo por completo. No es una película para todo público, pero merece una oportunidad pues podría resultar atractiva para quienes gustan de series en donde deban buscar las respuestas por ellos mismos.

Origins: Spirits of the past

Titulo Original: 銀色の髪のアギト (Gin-iro no Kami no Agito).
Género(s): Ciencia Ficción/Biopunk.
Director: Keîchi Sugiyama.
Estudio: Gonzo.
Emisión: 2006.
Duración: 94 minutos.
Extras:

Al igual que las raíces de los árboles, las tuberías de la humanidad han invadido el mundo. Con esa simple frase Origins nos plantea un argumento atractivo que se ve realzado gracias a la formidable calidad del filme. La música, los escenarios, el diseño de personajes y la calidad de animación son impactantes, pues el realismo con que están detallados resulta inigualable.

El soundtrack es muy bueno y emotivo, sobre todo la música ambiental. Es uno de esos trabajos en que la historia y la música se complementan perfectamente. La calidad de animación es excelsa, sobre todo en lo que respecta a los escenarios, y los personajes tienen un diseño más que aceptable.

Edificios en ruinas cubiertos por maleza y bellos estanques de agua que dan la apariencia de un mundo mágico rodeado por avanzadas tecnologías, son el ambiente perfecto para desarrollar la historia de un mundo postapocalíptico en donde los sobrevivientes de un gran desastre ecológico intentan resistir a los peligros de un bosque inteligente, que adquirió la habilidad de pensar por un fallido experimento que intentaba reforestar la tierra.

Sobre las ruinas de modernos edificios se levantan las modestas y medievales chozas de Ciudad Neutral, que en oposición a la ciudad militar de Laguna (Ragna) intenta convivir de manera pacífica con el bosque. Agito, un joven habitante de Ciudad Neutral, y Tula, una misteriosa chica del pasado, intentarán oponerse al poderío militar y evitar a toda costa una guerra entre personas y plantas, logrando únicamente una impresionante batalla entre los propios humanos.

La temática de la película es simple, una ciudad intenta coexistir con el bosque mientras la otra busca una poderosa tecnología del pasado que regresará al mundo a la normalidad, pero a un alto costo, pues destruirá todo para que la vida pueda empezar de nuevo.

Si bien la historia gira en torno a ésta cuestión, los que Origins trata de expresarnos va más allá de la mera ficción, pues nos muestra el panorama actual pero a la inversa, donde el hombre se ve sometido bajo la fuerza de la naturaleza y ahora es él quien deberá defenderse e intentar sobrevivir.

A pesar de que la historia es consistente y tiene un tema realista y muy controversial, la película se queda corta y no desarrolla todo su potencial, ya que ni las tecnologías, ni las criaturas del bosque, ni los personajes mismos logran desarrollarse del todo. Creo que el formato de serie hubiese funcionado mejor, pues el espectador habría tenido más información sobre los sucesos del pasado.

Además de las referencias a los problemas ambientales, podemos ver toques de fantasía, pero son las referencias tecnológicas y armamentista, junto con el dominio del ambiente natural, las que crean un contexto único y novedoso. Sin duda, resulta un excelente anime de tema ecológico, pues nos hace cuestionarnos sobre cómo deberíamos actuar si la naturaleza empezara a defenderse de nosotros.

Wolf’s Rain

Título Original: ウルフズ・レイン (Warafusu Rein).
Género(s): Kemono, Fantasía, Drama, Ciencia Ficción/Biopunk/Ciencia Ficción Social, Romance.
Director: Tensai Okamura.
Estudio: Bones.
Emisión: 2003.
Duración: 24 episodios.
Extras: 4 OVA.

Un desarrollo lento, una ambientación gris y una historia sólida, que desgraciadamente no explota todo el potencial que tiene, hacen de Wolf’s Rain más que el típico anime postapocalíptico de una sociedad decadente y al borde de la destrucción, pues la conjunción de sus argumentos y los elementos totémicos que incluye la convierten en una serie novedosa y amena.

La historia, aunque nunca se dice directamente, se desarrolla al sur de los Estados Unidos y retoma elementos simbólicos de las tribus indígenas que antiguamente habitaron aquella región, algo nunca antes visto en la animación japonesa. Podemos ver alusiones al Valle de la Muerte en California y una posible referencia a Ernest Thompson Seton, quien inicio el movimiento “woodcraft” para proteger la vida salvaje y cuyo interés se inició por el incidente con un lobo.

La calidad de animación es muy buena, pues la nitidez de los gráficos hace que los escenarios luzcan espectaculares y en ningún momento encontramos escenas lúgubres con falta de luz. Por su parte, la música es muy amena y le da a la serie una ambientación única y original, pues sus tonadas lentas y de estilo andaluz rompen con el ambiente apocalíptico y contrastan totalmente con los escenarios, creando un efecto por demás agradable.

El diseño de los personajes —sobre todo de los principales— sí deja mucho que desear, pues caen en los estereotipos del chico malo, el amable, el tierno y el líder. Además, su desarrollo y crecimiento en la historia es casi nulo pues, salvo algunos aspectos muy someros de su vida, no conocemos prácticamente nada de su pasado y su personalidad se mantiene constante durante toda la serie. Afortunadamente, los personajes secundarios toman las riendas de la historia y desarrollan perfectamente los elementos dramáticos.

La historia se desarrolla en un mundo postapocalíptico donde la mayoría de la población vive en la miseria y sólo los acaudalados nobles gozan de las comodidades tecnológicas en las fortificadas ciudades que los protegen del perpetuo invierno y de las cruentas guerras que se libran en el exterior.

Cuatro jóvenes lobos, Kiba, Hige, Toboe y Tsume, intenta encontrar a Cheza (la chica flor) para poder llegar al paraíso antes de que los nobles la capturen y usen para sus despiadados propósitos. Por su parte, la científica Cher Degre y el detective Hubb Lebowski, acompañados del Sheriff Quent Yaiden quien desea vengarse de los lobos que destruyeron su ciudad, intentan descubrir el secreto de Cheza.

La historia usa perfectamente las características lupinas de sus personajes principales, y el hecho de presentarlos con forma humana les da un toque más íntimo y personal para con el televidente. Además, la integración de una cosmovisión indígena que mezcla las creencias que los nativos americanos tienen sobre la naturaleza y la muerte resulta una idea más que acertada.

El único aspecto que podría resultar molesto es la lentitud con la que avanza la serie y la falta de escenas de acción que uno esperaría al tener lobos como personajes principales. Sin embargo, a pesar de lo plana que pueda resultar la historia, ésta no es repetitiva ni monótona en ningún momento, salvo en el enorme flash-black (episodios 15 al 18) que intenta desarrollar más los personajes. A pesar de ello, me parece que cumple con el propósito de entretener y cuenta con las características suficientes para ser un buen y agradable anime.

Genocyber

Título Original: ジェノサイバー (Jenosaiba).
Género(s): Gore, Ciencia Ficción/Cyberpunk/Biopunk, Psicológico, Seinen.
Director: Koichi Ohata.
Estudio: ARTMIC.
Emisión: 1993.
Duración: 5 OVA.
Extras:

Genocyber es una de las más raras, perturbadoras y sangrientas series que he visto. Sin embargo, no es sólo muerte y destrucción lo que la hacen atractiva, son sus extrañas gráficas, sus anticuados escenarios y su forma de mostrar el Gore lo que realmente cautivan a los amantes del género.

El extraño efecto que se produce al usar escenas de acción real con animaciones crudas llenas de cuerpos destrozados brutalmente, genera en el espectador una verdadera incomodidad, pues la obra no sólo se enfoca en la sangre, sino en crear un verdadero temor en el televidente.

La calidad de animación es pobre, lenta y con algunas fallas, aunque con forme avanzan los capítulos parece mejorar. El estilo en el diseño de personajes y escenarios es muy propio de finales de los 80, cuando algunas producciones japonesas tenían un estilo similar a la animación norteamericana. Sin embargo, en los episodios finales es posible observar algunas características más afines al típico estilo japonés actual.

La música no es del todo sobresaliente, por momentos es buena y por momentos mala. En ocasiones algunas escenas carecen de fondo musical y resultan algo tediosas, o por el contrario, el soundtrack no se adecúa totalmente con la temática. La excepción podrían ser los ending que, en lo personal, me parecen muy buenos.

La historia gira en torno a Elaine y su hermana Diana, ambas dotadas con asombrosos poderes psíquicos y gracia a los cuales pueden convertirse en Genocyber, una extraña arma producto de la ingeniería biológica. Después de fusionarse con su hermana, Elaine tiene que enfrentarse a distintas amenazas y luchar como Genocyber durante varios años hasta que se da cuenta de que el mundo no es lugar para ella ni su poder, por lo que decide entrar en estado vegetativo hasta el momento de regresar a luchar.

La historia puede resultar complicada pues cada OVA tiene una temática y un ritmo diferente. En las primeras Genocyber y Elain ocupan el papel principal, mientras que en las últimas el género cambia de un Gore-Biopunk a una temática más psicológica y enfocada en la Ciencia Ficción Social.

A pesar del inquietante desarrollo de la serie, de las fuertes escenas y de la peculiar mezcla de géneros, Genocyber es una gran recomendación para quien gusta de trabajos un tanto surrealistas, llenos de sangre y temáticas extrañas.

Es un trabajo que resultará atractivo para los amantes de la Serie B y para quien guste del género Ero-guro, pero definitivamente no es una obra para todo público, pues quienes no estén acostumbrados a éste tipo de contenidos podrían encontrarla muy perturbadora.