Zdzisław Beksínski

Zdzisław Beksínski es un artista plástico de origen polaco nacido en 1929 y fallecido en 2005. Sus obras muestran imágenes surreales y distorsionadas de pesadilla, y aunque él las denominaba barrocas o góticas, pertenecen al Realismo Fantástico. En la década de los 60 su trabajo empezó a ganar prestigio y a exhibirse en Varsobia. Para los años 70 y 80 Beksínski ya era un ícono del arte contemporáneo en su país y empezó a ganar una popularidad significativa en el resto de Europa, Estados Unidos e incluso Japón.

Sus obras son desesperanzadoras y aterradoras, dan miedo pero al mismo tiempo seducen. Son como esas cosas que te perturban pero que al mismo tiempo no puedes dejar de ver. El terror de su obra te hechiza como a aquella víctima que ante el peligro su única reacción es quedarse paralizada admirando la belleza de algo que es aterrador, letal, mortífero pero hermoso.

Las pinturas de Beksínski son tan evocadoras que de inmediato te transportan a una parte oscura de tu mente, donde vive lo malo y monstruoso, pero que no por ello deja de ser hermoso y hasta irresistible. Su obra es la belleza enclavada en el corazón mismo de tus pesadillas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Studio Ghibli (Podcast)

Ghibli es sin duda el estudio de animación japonesa más famoso del mundo, su peculiar estilo, sus personajes, el papel de la mujer en cada una de sus obras, sus bandas sonoras, sus mensajes antibélicos y ecológicos, el reflejo del folclor y la mitología japonesa y la forma tan única de contar sus historias lo han hecho merecedor de múltiples reconocimientos a nivel mundial.

Hayao Miyasaki, Isao Tahakata y Joe Hisaishi son los tres estandartes que le han dado a Ghibli su fama y su calidad. Los universos e historia que los iniciadores del estudio nos han regalado son inigualables, pues nos invitan a la reflexión y nos sumergen en un peculiar mundo de fantasía, donde las cosas no siempre son perfectas ni hermosas y las mujeres no son princesas en apuros, donde los antagonistas no son precisamente malos y donde la lectura de lo correcto y lo incorrecto tiene que ver más con los valores del propio espectador que con el mensaje intrínseco de la obra.

Ghibli es por mucho un referente del arte animado, sus películas se volvieron sinónimo de calidad en todos los ámbitos y referente mundial del cine japonés. Su impacto en la cultura popular de oriente y occidente se hace evidente en las referencias a sus obras que otras casas productoras han hecho, así como en el merchandising que es fácil de encontrar en los tianguis y la piratería. Es difícil que directa o indirectamente no haya alguien en algún núcleo familiar que no conozca alguna de sus obras.

Para hablar de Ghibli a profundidad bien podríamos dedicar una vida entera (hay quienes lo están haciendo), pero hoy sólo hablaremos sobre los inicios del estudio, la vida de sus tres integrantes principales y nuestras experiencias personales como fans del estudio.

Descarga de iVoox

Descarga de iTunes

Mis directores de anime favoritos

3-directores-favoritos

En los últimos meses el nombre de Makoto Shinkai ha resonado mucho en las páginas de noticias sobre animanga, la razón es su más reciente película, titulada Kimi no na wa, la cual ha roto varios records de ventas en Japón, superando a clásico como El Viaje de Chihiro del afamado estudio Ghibli, además de que recientemente se ha dado a conocer la noticia de que será una de las candidatas a estar nominada en los premios Oscar.

Cuando recién me iniciaba en el mundo del anime y el blogueo, por ahí de 2007, leía en los blogs y páginas de noticias de aquel entonces reseñas de algunas ovas no muy conocidas pero que se estaban convirtiendo en obras de culto dentro del underground de la animación japonesa, entre ellas Hoshizora Kiseki, Karas, Mizu no Kotoba, Pale Cocoon, Hoshi no Koe y Kanojo to Kanojo no Neko. Estas últimas fueron las óperas primas del entonces joven y poco conocido Makoto, quien para ese momento ya contaba con una película, su primer largometraje titulado Kumo no Mukô Yakusoku no Basho, que dividió a la crítica, a muchos no les gustó y a otros tantos sí. Sin embargo, lo que empezaba a destacar fue ese estilo de dibujo y animación presente en todas sus obras, los elementos simbólicos ocultos en los escenarios y el drama. El manejo de un drama profundo pero disfrutable fue lo que caracterizó al buen Makoto.

94801
Makoto Shinkai

Su salto a la fama no llegaría sino hasta 2007 con el estreno de su filme más representativo 5 Centímetros por Segundo. Esa peculiar y fabulosa historia de amor aderezada con sutiles toques de ficción especulativa que jugueteaba con la idea de que todas sus obras se sitúan en el mismo universo, alcanzó una gran popularidad entre los amantes de la animación japonesa. La fama de Makoto como el maestro del drama romántico fue ganada a pulso, incluso hay quienes lo catalogan como en nuevo Miyazaki, aunque en mi opinión sus estilos son muy distintos y no hay por qué compararlos. Desde que vi 5 Centímetros por Segundo Makoto se convirtió en mi director favorito, pues fue el primero que me gustó por su estilo y por su trabajo en conjunto, a diferencia de otros directores a quienes admiro pero de quienes sólo me gustan una o dos de sus obras (como me pasa con Hideaki Anno). De Makoto me gusta su estilo en general y eso estará presente en cada una de sus obras, evolucionando y adaptándose con forme él envejezca, pero manteniendo eso que siempre me hará interesarme por sus producciones.

Así como es irrefutable que mi anime favorito es y siempre será Evangelion, por muchos años fue irrefutable que Makoto Shinkai sería mi director favorito, cosa que no ha cambiado y dudo que lo haga por mucho tiempo más, pero poco a poco un nuevo director se fue abriendo paso en mi lista de predilectos hasta que logró un lugar innegable al lado del buen Makoto, me refiero a Mamoru Hosoda.

mamoru-hosoda_blog
Mamoru Hosoda

La primera vez que vi un filme de Mamoru fue sin saberlo, pues en ese tiempo no me importaba saber sobre directores ni estudios, lo único que quería era ver la tan esperada película de Digimon. Digimon Adventure Our War Games fue el primer largometraje que dirigió Hosoda y nunca caí en cuenta del sujeto que estaba detrás de dicha película hasta que vi Toki wo Kakeru Shôjo, cuyo estilo era muy similar al de aquella película de Digimon.

Estaba consiente ya de quién era el director pero no le preste mayor atención, para mí no era más que otro joven director que había dirigido un muy buen anime pero del que no se sabía más, pues no tenía más filmografía en su haber. Pasaron tres años y en 2009 se estrenó Sumer Wars, cuando vi el tráiler no pude más que pensar: “es el mismo director de Tokikake”, y en efecto lo era. Sumer Wars fue la revelación para mí, el director tenía un estilo muy marcado, con obras de Ciencia Ficción que no precisamente lucen como las típicas aventuras hipertecnológicas, pero que hacen más crítica que muchos de esos sobrecargados filmes.

1_large
Yasuhiro Yoshiura

Ambos directores tienen ese estilo sólido que me fascina y obras de Ciencia Ficción que no se enfocan en la tecnología ni la ciencia, sino en la condición humana, sus historias no son sobre inventos, descubrimientos o viajes interplanetarios, son sobre la vida de sus personajes, sus decisiones, anhelos y sufrimientos. Y no son los únicos, a la lista se une el aún más joven Yasuhiro Yoshiura, a quien descubrí a la par que Makoto y cuyo estilo y temática de sus obras es, aunque en menor medida, igual de bueno que el de sus colegas antes mencionados.

Mamoru nació a finales de los 60, Makoto a principios de los 70 y Yasuhiro justo en 1980, aún son jóvenes y lo que han logrado hacer seguro es una pequeña parte de lo que aún les espera. Así como los grandes y ya retirados o fallecidos directos de antaño lograron, estos tres directores darán mucho de qué hablar en las próximas décadas, y quién sabe, seguramente en 30 años miremos sus filmografías y estas sean tan ricas y laureadas como las del buen Miyazaki.

Studio Colorido

Aoshigure

Desde la debacle de Ghibli, muchos fans han empezado a dar el título de “sucesor de Ghibli” a diferentes estudios de animación. Sin embargo, no creo que pueda existir nada que iguale lo que Ghibli logró en todos sus años en el medio. No obstante, recientemente conocí un estudio que quizás sí pueda acercarse a ese estilo y calidad, pero no para portar el título de sucesor (Ghibli no necesita uno) sino para tomar el estandarte como uno de los mejores estudios de animación. Me refiero a Studio Colorido, de quien ya había reseñado uno de sus cortometrajes, Control Bear.

Studio Colorido nació en 2011 y actualmente cuenta con cuatro producciones principales: Shashinkan (2013), un pequeño cortometraje de 17 minutos dirigido por Takashi Nakamura, quien ha participado en Akira, Palme no Ki y Nausicaä, entre otras;  Aoshigure (2013), dirigido por Ishida Hiroyasu, el director del famoso cortometraje La Confesión de Fumiko (Fumiko no Kakuhaku); Control Bear (2013), del que ya hablamos, y Taifu no Noruda (2015), su primer largometraje.

Shashinkan

Colorido es lo que resultaría si Ghibli, Makoto Shinkai y Mamoru Hosoda  tuvieran un hijo. Tiene un diseño de personajes que nos remite al estudio creador de Totoro, unos escenarios que me recuerdan a los de Shinkai y ciertas reminiscencias presentes en Tokikake y Summer Wars de Hosoda. Pero al mismo tiempo tiene algo único e innovador que le hace destacarse del resto y le permitirán competir al tú por tú con lo que sea  que vaya a producir Deho Gallery, estudio formado por ex integrantes de Ghibli y Kahara (que surgió a partir de Gainax), como el famoso Hideaki Anno.

La industria de la animación y los estudios están destinados a pasar por diferentes etapas en las cuales crecerán, tendrán éxito y eventualmente desaparecerán, pero sus obras siempre estarán allí. Tomemos como ejemplo a Hideaki Anno, cuya principal obra, Neon Genesis Evangelion, tiene un fuerza tal que ya no importa si es Gainax o Kahara quien la produce, incluso si no es Hideaki quien la dirige, pues la obra ahora pertenece a los fans y mientras tenga seguidores estará tan viva como siempre.

Taifu no Noruda

La desaparición de un estudio o la muerte de un director indudablemente dejarán un hueco irreparable en la industria de la animación, pero siempre habrá nuevos estudios y directores que podrán ocupar su lugar con decoro, e incluso, por qué no, superar a sus antecesores, y creo de Studio Colorido tiene todo para lograrlo, a pesar de que recién inicia su camino por el mundo de la animación.

Les dejo los trailers de Shashinkan, Aoshigure y Taifu para que chequen el estilo y la calidad que tiene el estudio y puedan compararlos con las obras de Shinkai y Hosoda.

Los tres pilares de la Fantasía

No digo que estos tres escritores sean los mejores ni los primeros ni los más grandes, pero muchos lectores y amantes de la fantasía por todo el mundo los han puesto en un pedestal muy alto, por encima del resto de autores. Tolkien, Le Guin y Martin pueden ser considerados como los autores clásicos de la Fantasía literaria o al menos como los indispensables que todos los amantes del género deberían leer, así como para cualquiera que desee iniciarse en este mundo de la magia, los caballeros y los dragones. Tres autores por leer, tres mundos por descubrir y cientos de aventuras por experimentar es lo que espera a todo aquel que decida darse un tiempo para conocer las que yo considero son las tres sagas clásicas dentro de la Alta Fantasía.

Tolkien

El primero de ellos incluso ha recibido el mote de “el padre de la Alta Fantasía”, me refiero a John Ronald Reuel Tolkien, mejor conocido como J. R. R. Tolkien. Tolkien nació el 3 de enero de 1892 en Bournemouth, hoy Sudáfrica, estudió Lingüística Inglesa y participó en la Primera Guerra Mundial luego de la cual empezó a escribir sus primeros relatos que más tarde derivaría en El Hobbit y El Señor de los Anillos. La grandeza de Tolkien y su Tierra Media radican en la minuciosa creación de un mundo fantástico lleno de novedosas criaturas, un complejo y solido trasfondo que daba coherencia y solides tanto a los personajes como a los eventos, y los lenguajes inventados que hacían más creíble la existencia de ese mundo. Con la llegada de Tolkien la brecha que separaría a la Fantasía de la Alta Fantasía inició su construcción.

Tokien

Le Guin

Si Tolkien es el padre de la Alta Fantasía, nuestro segundo personaje bien podría ser la madre de esta. Nacida un 21 de octubre de 1929 en Berkeley, California, hija de un antropólogo y una escritora, Úrsula Kroeber Le Guin, o simplemente Úrsula K. Le Guin, lo tenía todo para convertirse en uno de los máximos referentes dentro de la literatura fantástica y de la Ciencia Ficción. Úrsula tiene dos sagas importantes, la saga de Ekumen, de Ciencia Ficción, y Terramar, de Fantasía. Sus textos se caracterizan por ahondar en el aspecto social de las civilizaciones ficticias que protagonizan sus historias lo que conlleva críticas y reflexiones muy dura sobre nuestra propia sociedad.

Le Guin

Martin

El último de estos tres personajes es el escritor de moda, tanto en el ámbito literario como en el televisivo. Nacido el 20 de septiembre de 1948 en Bayonne, Nueva Jersey, George Raymon Richard Martin o G. R. R. Martin es hoy por hoy el más reconocido escritor de Fantasía Épica. Su saga Canción de Hielo y Fuego no sólo ha refrescado el género, sino que ha denotado la formidable capacidad que tiene este autor para crear una obra por demás titánica, tanto en su calidad literaria como en la cantidad de elementos que contienen sus novelas, que si bien no son tan fantasiosas como las de Tolkien, reflejan la cruda y violenta realidad de la condición humana cuando está en juego el poder.

Martin

Pio Films

524170_494484050578013_708537446_n

Facebook

Hace unos tres años tuve la intención de hacer una serie de entradas sobre el proceso de animación a partir de la experiencia de un estudio dedicado a ello. En mi búsqueda descubrí que una chica de mi escuela estaba haciendo un cortometraje en Stop Motion. Gracias a ella conocí indirectamente la ardua, larga y laboriosa tarea que implica hacer un trabajo de este tipo. Lamentablemente (o quizás afortunadamente) deseche la idea de hacer esos reportajes para centrarme en algo que me apasionaba aún más, la teoría de género y la Ciencia Ficción, pero seguí de cerca el proceso de animación a través de la página de Facebook del estudio.

Hace pocas semanas, y luego de varios años desde que el estudio iniciara con su primer cortometraje, estrenaron su primer corto, Iluminado. Su proyecto original sigue sin terminarse por diversas complicaciones, pero me da gusto que Pio Films se empiece a dar a conocer el en medio con trabajos, que si bien son más sencillos que el proyecto principal, no dejan de significar una ardua tarea para las integrantes del estudio.

El hecho de poder ver cómo nace un estudio de animación con personas realmente apasionadas por ese arte que pese a todo lo que les ha costado siguen firmes en su propósito de dedicarse a ello es algo que debemos admirar, pero también debemos estar conscientes de las pocas oportunidades que existen para que una persona pueda no sólo dedicarse a hacer animación, sino vivir de ello.

Esta primera estrega tiene algunas fallas menores en cuanto al mensaje que intenta dar, pues está sobre exhibido en la parte final, pero dado que es la opera prima me aparece que cumple muy bien. Esperemos que pronto podamos ver más proyectos de este estudio mexicano independiente, al menos aquí les seguiremos la pista en los próximos trabajos que hagan. Si quieren observar de cerca todo lo que implica el proceso de animación, no olviden visitar la página de Facebook y el perfil, donde podrán encontrar fotografías sobre sus trabajos en proceso, elaboración de sets, información y demás cosas curiosas. Sin más que agregar, les dejo una jocosa (por decir lo menos) entrevista que hace tiempo les hicieron a las chicas de Pio Films y posteriormente su cortometraje.

Martin Wittfooth

Martin Wittfooth 1

Página oficial

Nacido el 13 de enero de 1981 en Toronto, Canadá, y egresado del Sheridan College de esa misma ciudad, con una Maestría en Artes Visuales por parte de la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, Martin Wittfooth es un reconocido ilustrador y artista plástico cuyas obra hacer fuertes críticas a la vorágine humana y su impacto en la naturaleza.

A través de metáforas animales donde el entorno se fusiona con las creaciones humanas, este artista nos expone cómo la naturaleza más salvaje es al mismo tiempo tan violenta como la cotidianeidad humanas más común. El medio ambiente y la crítica política se hacen uno en sus obras y nos invitan a reflexionar sobre qué tan ajeno y al mismo tiempo tan cercano es el mundo salvaje de allá afuera. Refugiados en nuestras propias creaciones olvidamos que no somos más que animales que muchas veces reniegan de ese origen terrenal. Sin más que agregar, les dejo una pequeña muestra de su impresionante trabajo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.