Se dice Evanjélion no Evanyélion

Siempre me ha molestado mucho la forma en que la mayoría de personas pronuncian Evangelion. En inglés se pronuncia más o menos Evanguelion y en japonés Evanguerion pero en su forma castellanizada debe pronunciarse Evanjélion. Nunca, en ningún idioma se pronuncia Evanyélion. En español no pronunciamos “el Evanyelio según San Juan”, decimos “el Evanjélio según San Juan”. Así que les dejo el regreso de las Frikicharlas (mini podcast) donde hablo más al respecto.

Anuncios

Tres (cuatro) blogs nacidos en 2017

Hace un momento (10 de enero de 2018, así de adelantadas tenemos las reseñas para que esto se esté publicando en Mayo) me puse a revisar los blogs que están suscritos a Café Anime Lair por mera curiosidad de saber quiénes son esas personas que últimamente le dan like a mis entradas. Tres de ellos llamaron mi atención, por una parte debido a que el contenido que manejan es afín al mío y por otra el hecho de que las entradas más antiguas que pude encontrar son del 2017. De ser el caso son blogs muy jóvenes pero que tienen calidad y espero sus administradoras puedan mantenerlos por mucho tiempo, porque casualmente todas son mujeres.

En fin, ya hacía mucho tiempo que no escribía algo más en confianza fuera del ya estipulado formato de las reseñas, así que hoy decidí darme la oportunidad para hacerlo de nuevo y comentarles un poco las impresiones que me dieron esos tres blogs.

Escribir Ciencia Ficción: https://mmarglezgomez.com

Obviamente un blog que hable de Ciencia Ficción va a interesarme, y no tanto por las estrategias de escritura particularmente enfocadas en este género, que son muy útiles si a ustedes les interesa escribir historias de Ciencia Ficción, sino por el pequeño énfasis que pone en la teoría de géneros y el desglose de las características de la Ciencia Ficción más allá del ámbito literario.

La entrada más antigua que encontré data de abril de 2017, su autora es profesora de biología, amante de la divulgación científica y se encuentra escribiendo su primera novela de Ciencia Ficción, por lo que usa su experiencia para escribir sus entradas y darnos los consejos que seguramente ella ha llevado a la práctica. Una interesante opción para quien le interese escribir este tipo de obras.

El blog de Nocturna Nival: https://rapacesnocturnas.wordpress.com/

Este es uno de los blogs que más me inquietaban, pues su autora ha dado like a prácticamente cada entrada que he publicado desde que se suscribió. No sé si realmente lea nuestro contenido pero se agradecen esos likes. Al parecer su incursión en el mundo de blogueo es nueva pero tiene un buen ritmo de publicación que espero pueda mantener a futuro.

El blog habla principalmente sobre literatura, y así como yo escribo sobre todo el material audiovisual que consumo, parece que su autora hace lo mismo con todo lo que lee, aunque también tiene entradas relacionadas con el anime. Su estilo es sencillo y agradable, sus reseñas se centran en su opinión personal y abordan una buena variedad de obras que va relacionando con la época del año. Su primera entrada data de agosto de 2017.

Kitsune Moony: https://kitsunemoony.wordpress.com

Por último, el blog que más me gusto de los tres es el más enfocado en el anime, con un estilo que me recuerda a esa forma de reseñar de muchos blogueros nuevos. Sus reseñas son largas y con muchas imágenes, pero no se enfoca sólo en reseñar el anime en cuestión, sino que lo analiza a profundidad y desglosa algunas de las características particulares, como los personajes, la historia o algún elemento particularmente importante.

Su autora es muy joven y eso se refleja en su estilo de redacción, pues es algo informal (en el buen sentido) y aborda los temas de una forma más familiar, lo cual me recordó mucho a esa vieja etapa de este blog en 2007. Su autora estudia letras clásicas y como muchos blogueros tiene esa espinita de la escritura en su interior. De momento tiene un buen ritmo de publicación que espero no decaiga y cabe destacar que atinadamente de cuando en cuando incluye entradas sobre cosas que no son de anime.

MENCIÓN ESPECIAL
Arcoíris de opiniones: https://arcoirisdeopiniones.wordpress.com

La autora de este blog no está suscrita al mío, pero Kitsune Moony la menciona en una de sus reseñas y me dio curiosidad, así que entré a su blog y descubrí que al igual que las anteriores, esta chica empezó hace muy poco tiempo; noviembre de 2017 es su entrada más antigua.

Kiiro habla en su blog sobre anime y manga, tal cual, como el resto de frikis que hacemos los mismo. Y bueno, no puedo decir más porque de momento (al día que escribo esto, recuerden que fue hace cuatro meses) sólo tiene seis entradas publicadas. Pero espero se mantenga constante y no se desinfle al paso de un año o dos como pasa con la mayoría de blogs sobre anime.

Ver estos blogs tan nuevos me trajo algo de nostalgia, cuando yo empecé en 2007 éramos una generación de blogueros novatos que nos comentábamos entre nosotros, salvo CAL, el resto desaparecieron cuando Windows Live Space cerró. Al pasarme a WordPress en 2010 conocí a otra generación de blogueros, había una buena cantidad de ellos que abordaban cuestiones de anime y manga, la mayoría, sin darme cuenta, abandonó sus blogs. Pero ver a esta nueva generación, además de la nostalgia, me provocó alegría.

Por cierto, aprovechando que casualmente todas las autoras fueron mujeres y que sus blogs son muy recientes, les recomiendo la otra cara de la moneda, el blog Otakus Treintañeras, que encontré por casualidad mientras revisaba algunos de los blogs que están suscritos al mío. Y aunque ya es una veterana en esto de bloguear, Wanda, del blog Entre sábanas y almohadas es otra chica a quien también les recomiendo leer.

 

2017

Normalmente tengo todas las entradas del blog que han sido escritas por mí guardadas en documentos de Word por año, llevan el nombre del blog más el año en curso, además de una numeración que delimita las etapas por las que ha transitado este pequeño espacio virtual. Las etapas 1.0, 2.0 y 3.0 pertenecen a los primeros años en Windows Live Space, la 4.0 marca el paso a WordPress, la 5.0 es cuando empecé a publicar contenido que ya no solo era animación japonesa, la 6.0 es por la llegada del Podcast y actualmente la 7.0 se refiere al manejo temático del blog, con el Podcast, las Pláticas de Ciencia Ficción y el contenido que programamos por anticipado en una aplicación que propuso Vossk y que desde Abril nos ha permitido marcar temas especiales para cada mes, además de llevar un control de las entradas que tenemos y sus posibles fechas de publicación. Esta nueva forma de organización ha funcionado tan bien que para principios de septiembre ya teníamos entradas suficientes para cubrir hasta el próximo mes de marzo.

El Podcast no ha logrado salir cada mes pero seguimos en ello y al menos cada dos meses trataremos de traer un nuevo episodio. Las Pláticas de Ciencia Ficción que disfrutaron este año fueron grabadas antes de agosto, así que seguirá en emisión mensual por el momento. Las entradas sobre reseñas o ensayos serán cada cinco días y el resto de aspectos del blog seguirá más o menos igual.

Este 2017 sin duda fue un buen año y, a diferencia de otros años, pudimos mantener una constancia a pesar del trabajo y las distintas obligaciones de la vida “adulta”, que como buenos frikis que somos nos negamos a aceptar en su totalidad, aunque no por ello descuidamos nuestras obligaciones (el dominio y el host del podcast no se pagan solos). En fin, como cada diciembre, agradezco a todos los fieles seguidores que desde hace años nos leen, a los nuevos que recién nos conocer y a todos aquellos amigos que colaboraron con este espacio, especialmente a Vossk quien lleva años aquí a mi querida amiga Fanny por integrarse a los Podcast. Nos vemos el próximo año con más animación, ciencia ficción o todas esas cosas frikis de la cultura pop que tanto nos encantan.

Pláticas de Ciencia Ficción 05: Exoarqueología

En 2015 asistí a una conferencia titulada “Los Arqueólogos en la Cinematografía” impartida en la Cineteca Nacional por el Arqueólogo Luis Alberto López Wario. En ella el colega hacía una repaso por todas las cintas en las que hubiese participado algún arqueólogo como personaje principal, algunas era muy populares como Indiana Jones, mientras que otra era más desconocidas. Lo interesante para mí fue que algunas pertenecían al género de la Ciencia Ficción.

Luego de esa conferencia empezó a surgir en mí el interés por ahondar en la arqueología hecha en el espacio. Contacté al arqueólogo para grabar un podcast para hablar más al respecto pero por diversos motivos laborales de parte de ambos nunca pudimos llevarlo a cabo. Sin embargo, seguí cuestionándome sobre si la Exoarqueología es la arqueología hecha en el espacio sólo a sociedades extraterrestres o también a sociedades humanas, así que en el programa de hoy desgloso los diferentes términos de estas arqueologías ficticias que quizás en algún futuro dejen de serlo.

NOTA ACLARATORIA: Si bien el término que yo uso en el video es Exoarqueología (por hacerse fuera del planeta) otro término muy popular en videojuegos es Xenoarqueología (como en Dead Space 3), que hace referencia únicamente a la arqueología hecha hacia sociedades extraterrestres. Si la arqueología de sociedades extraterrestre se hace en la tierra puede denominarse arqueología de lo extraterrestre, como lo menciono en el video, o bien Xenoarqueología.

NOTA 2: Si bien durante el video llamo a la Exoarqueología como una ciencia ficticia, en realidad es una variante arqueológica hipotética susceptible de llevarse a cabo. Sin embargo, para ello primero tenemos que encontrar vida extraterrestre que haya desarrollado una cultura material o desarrollar la tecnología para viajar a otros planetas y colonizarlos.

Mad Max 2: The Road Warrior

Título Original: The Road Warrior.
Género(s): Dieselpunk, Carsploitation.
Director: George Miller.
Emisión: 1981.
Duración: 96 minutos.
Extras: Mad Max, Mad Max 3, Mad Max 4.

En la historia del cine, muchas han sido las producciones que se han convertido en obras de culto, pero sólo un puñado lo han hecho a partir de elementos innovadores que desde ese momento se convertirían en referentes obligados para todo aquel que quisiera hacer una obra del mismo género. En 1981,  Mad Max: El Guerrero de la Carretera llegó a imponer una estética visual nunca ante vista y que desde ese momento sería bautizada como estética madmaxiana.

Violentos hombres ataviados con ropa de cuero, cadenas, mohicanos y máscaras estrafalarias, montados en autos y motocicletas modificados sedientos de sangre y gasolina es al aporte que Mad Max 2 le hizo al cine. Ver a una horda de salvajes motorizados recorrer las postapocalípticas carreteras de Australia en busca de combustible es algo que no se había visto hasta ese momento en obras que abordaran un futuro desolador. El regreso al salvajismo con una estética motorizada fue puesto por primera vez en pantalla grande con este filme.

La historia es muy sencilla. Max, el antiguo patrullero que perdiera a su familia a manos de una banda de motociclistas en la primera película, han logrado sobrevivir en un mundo cada vez más salvaje. Durante su viaje se topa con un extraño sujeto que tiene un ultraligero, él le cuenta de un lugar donde todavía hay petróleo y refinan gasolina. Intrigado por las palabras de aquel hombre decide ir a investigar. Al llegar a la refinería observa como las personas que trabajan extrayendo el valioso combustible son acosadas por una banda de guerreros comandados por el imponente Humungus.

El grupo de refinadores trata de buscar una forma de escapar y llevarse su preciado combustible, pera ello hacen un trato con Max; él conseguirá un transporte adecuado si  a cambio lo abastecen con todo el combustible que pueda cargar. El grupo acepta y Max se pone manos a la obra, pero Humungus y sus hombres no permitirán que escapen con el preciado botín, por lo que da inicio una espectacular persecución llena de choques, muertes y explosiones.

El argumento es sumamente sencillo y el desarrollo de la historia lo es igualmente. De hecho la cantidad de diálogos es mínima y cuando un personaje habla se limita a hacerlo con un par de frases. El trasfondo apocalíptico tampoco es sobresaliente, se plantea la inevitable caída de la civilización cuando las fuentes de energía se terminaron y ello obligo a los sobrevivientes a vivir en el camino moviéndose constantemente en busca de más combustibles y despojos que rapiñar.

La historia conecta con la primera película ya que se trata del mismo protagonista, pero está muy alejada de lo que vimos el Mad Max. En ese primer filme la historia toma lugar antes de la debacle social, pero aquí parece que ya ha pasado mucho tiempo desde que la sociedad como la conocemos desapareció. La transición entre ambas películas luce algo forzada debido a que la diferencia entre ambas es abismal, la primera es una Road Movie violenta y la segunda prácticamente definió la estética de un género.

Lo destacable de The Road Warrior es precisamente su estética, entendida como la parafernalia (herramientas, gadgets y demás artilugios), el vestuario, los escenarios (que incluyen los medios de trasporte) y la arquitectura. Todos esos elementos los impuso está película y los convirtió en un referente obligado para todos los posteriores filmes donde se abordara un futuro postapocalíptico. Está estética punk se convirtió prácticamente en la pauta visual de las películas Dieselpunk e incluso terminó por influenciar a la estética del Cyberpunk.

Pero no sólo fue el aspecto visual el gran aporte de esta obra, también el hecho de mostrar una involución social que había retrocedido hasta la organización en hordas salvajes relacionadas con los grupos tribales. Aunque las escenas de acción son algo igualmente asombroso que competirán para siempre con cualquier CGI, porque aquí sí tenemos autor reales explotando. Esas escenas de acción dentro de los autos en movimientos acompañadas de una bien pensada banda sonora son otro de los logros que le debemos aplaudir a esta película, la cual se ha convertido en un referente obligado que nunca pasará de moda.

Niños del Hombre

Título Original: Children of Men.
Género(s): Ficción Especulativa.
Director: Alfonso Cuarón.
Emisión: 2006.
Duración: 104 minutos.
Extras:

Considerada por algunos como unas de las mejores películas de todos los tiempos y premiada como mejor filme de Ciencia Ficción por The Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films (a pesar de que técnicamente no es Ciencia Ficción), Children of Men es sin duda una película que no deja indiferente a ningún espectador. Es cruda, profunda, emotiva y podemos hacer un sin fin de lecturas sobre ella, sin olvidar la belleza de su fotografía y calidad visual, que en conjunto con la banda sonora y la historia logran un resultado poético.

Cuando iba en preparatoria, un tipo bastante raro que quería estudiar para director de cine me recomendó esta película. Él me había preguntado cuáles eran mis películas favoritas en ese tiempo y luego de mi respuesta me recomendó esta, haciendo énfasis en que de seguro me gustaría mucho. Pasaron muchos años antes de que decidiera comprarla y verla, y a pesar de haber pasado tanto tiempo aquel sujeto tenía razón. La película es sin duda una de las mejores obras de temática postapocalíptica que he visto, ya que tiene todo lo que me gusta, escenarios hacinados llenos de pobreza y marginación, una historia profunda y compleja, actuaciones maravillosas y escenas largas que nunca aburren.

La historia toma lugar en Londres de 2027, luego de 18 años de completa infertilidad. El humano más joven ha sido asesinado y el caos reina en el mundo, mientras Londres trata de mantener el control ante la desbordante oleada de inmigrantes que diariamente llega a su territorio. Theo Faron, un hombre común y ex activista se ve involucrado con los Peces, un grupo armado pro derechos de los migrantes, allí se reencuentra con su ex esposa Julian, quien le pide ayuda para conseguir papeles de tránsito para una jovencita llamada Kee.

Theo consigue los papeles pero están a su nombre, por lo que se ve obligado a escoltar a la chica. Mientras los Peces los llevan al punto de encuentro, un grupo de pandilleros los atacan y Julian resulta herida muriendo casi en el acto. Theo y Kee son ocultados en una granja de seguridad de los Peces, allí Theo descubre que la chica está embarazada y que los Peces planean usarla como arma política contra el gobierno británico. Theo, Kee y Miriam, una partera que cuida de la chica, escapan de la granja y buscan llegar a la costa para aborda un barco hospital propiedad del “Proyecto Humano”, un grupo de científicos que buscan curar la infertilidad.

La historia tiene dos lecturas principales. La primera de ellas es obviamente el escenario postapocalíptico en que se desarrolla la historia. Es interesante e irónico observar cómo algo tan sencillo como la infertilidad humana lleva a nuestra sociedad al borde de la extinción. En un mundo donde la sobrepoblación es un problema brutal, la ausencia de nacimientos no parece ser una solución, por el contrario, el filme nos permite reflexionar sobre lo mucho que la estabilidad de nuestra sociedad depende de que siga naciendo gente. Tan sólo con enumerar la cantidad de trabajos y productos que dependen de la existencia de niños es suficiente para darse cuenta de que si nadie nace la sociedad se desmoronaría. Con ese hecho ya ni siquiera haría falta mencionar la inminente extinción por falta de población, la sociedad perecería antes de que el último humano muriera.

La segunda lectura es obviamente el facto político y la crisis humanitaria que viven los migrantes. Inglaterra se volvió un estado militar que trata a los refugiados peor que escoria, los golpea, los pone en jaulas y coarta sus derechos de manera reprobable. Aunque por otro lado, ante una crisis mundial tu única alternativa es garantizar la seguridad y el bienestar de los tuyos antes que el resto. El fenómeno de la migración es obviamente algo muy familiar para un mexicano como Alfonso Cuarón, pero aquí se retrata más la problemática entre África y Europa.

La chica embarazada es un obvio símbolo del origen humano y de la diferencia social, pues es negra, refugiada y posiblemente menor de edad. Tres problemas cotidianos producto de la marginación, pero también el hecho de que la humanidad renazca en una mujer negra es sumamente significativo. La cuna de nuestra especia es África, la madre de la humanidad es una Eva negra y esta película lo retrata de forma magistral, pues si bien hay un leve trasfondo religioso, la religión en muchas ocasiones no deja de ser una forma de política. La lucha de los Peces por recuperar a la chica es porque el gobierno nunca aceptaría que la esperanza viniera de un inmigrante.

La película es simplemente grandiosa. Los temas que pueden desglosarse más allá del apocalíptico y el político son numerosos. La calidad visual y el manejo de cámaras son asombrosos, y aunque no ganó el Oscar a mejor fotografía, creo que este es uno de los mejores trabajos de Lubezki. La marginación de los migrantes y el freno tecnológico se unen para generar escenarios exquisitos, de esos que reflejan problemáticas sociales que me encanta ver en pantalla y que no están lejos de la realidad que enfrentan muchas personas incluso en sus propios países.

Décimo Aniversario de Café Anime Lair

Hace diez años publiqué mi primera entrada en un blog. Bueno, a decir verdad fue mi primera entrada en un blog llamado “Piedra, Papel o Tijeras” y que tenía la intención de convertir en un blog de anime; antes ya había escrito algunas tonterías sobre cosas de la preparatoria que nada tenían que ver con la animación oriental. Esas entradas fueron borradas y sustituidas por la reseña de dos párrafos de la serie AIR, la serie de animación japonesa que había visto más recientemente.

El nombre de “Piedra, Papel o Tijeras” los copié de un blog español con el mismo nombre (sin la o) que actualmente ya no existe. Ese blog reseñaba de todo, anime, series, películas y lo hacía con un lenguaje simple y muy breve, a los más tres párrafos. Allí me enteré de OVAs que en su tiempo eran un tanto de culto, como Hoshizora Kiseki, Hoshi no Koe y Pale Cocoon. Chuz, autor del blog, fue quien me dio a conocer a Yasuhiro Yoshiura y Makoto Shinkai, actualmente dos de mis directores favoritos. Y mis reseñas empezaron con ese estilo ligero, simple e informal.

Este fue la primera imagen de cabecera que tuve al mudarme a WordPress

Pasado un tiempo (algunos meses, quizás un año) cambié el nombre a “Cafer’s Anime Lair”, en honor a una extinta página dedicada a Evangelion que de hecho nunca tuve la oportunidad de visitar (para saber más de este tema y de mi inmersión en el anime te recomiendo el Podcast Piloto). El tiempo pasó y poco antes de abandonar el servidor de Windows Live Space cambié el nombre al actual Café Anime Lair. En esos últimos meses en el viejo blog publiqué una reseña de Dragon Ball, la cual fue comentada magistralmente por Vossk al grado de que su comentario fue mejor que mi propia reseña, tanto que eso me animó a pedirle que escribiera una reseña de toda la saga para mí, y ahí fue donde uno de mis mejores amigos de la preparatoria se convirtió en un colaborador del blog. Con el paso del tiempo lo fui animando para que reseñara más cosas y eventualmente participara tanto en el Podcast como en los esporádicos videos que subimos a YouTube.

Pasaron algunos meses y el servició de Live Space desapareció, muchos blogueros nos mudamos a WordPress, algunos transfirieron todo su contenido de forma automática y otros más decidimos comenzar de cero. En agosto de 2010 se publicó una reseña más extensa, estructurada y profunda que las que solía publicar en la desaparecida plataforma, esa reseña fue la de La Princesa Mononoke. Con el salto a WordPress inició una nueva etapa de blogueo en la que ya no sólo se comentaba anime, sino todo tipo de animación, ciencia ficción o, como dice el slogan del podcast, cosas frikis de la cultura pop.

En diez años hemos visto pasar a varios seguidores, uno de los primeros fue un tal Dark Duelist quien nos siguió fielmente durante nuestra primera etapa. DD o Doble D como le apodábamos en secreto, una tal Gatomón y otros más que aún hoy Hotmail me recuerda sus cumpleaños fueron las primeras personas en comentar y las que me permitieron ver el tipo de comunidades que podían crearse en el ciberespacio. Al llegar a WordPress aparecieron otras personalidades como Ragnarok de Desde el Palacio Valhala, Mike de Habitación Otaku y Ernesto de Cerdo Venusiano, con quienes he tenido el gusto de colaborar, aunque el mayor reconocimiento sin duda es para Kino, uno de los más fieles seguidores. Desde aquí un enorme agradecimiento a todos.

Una década creando contenido para internet se dice fácil, pero no lo es. Al menos en tres ocasiones he querido abandonar el blog, pero me alegra mucho no haberlo hecho. Aunque por diversos motivos han habido temporadas en las que se ha quedado un poco abandonado. Y no sé si sea casualidad pero muchos otros blogueros, youtuberos y podcasters han estado cumpliendo la misma edad en sus redes.

Este fue la primera portada que hice del podcast

Pero si bien nosotros nos mantenemos, muchos otros que no lo han lograron. Recuerdo que unos de los primeros blogs que seguí fue el de un tal Kurtis Duende, un tipo antisocial que le tiraba mierda a medio mundo, sobre todo al gobierno y a Televisa, en aquellos días mi yo de dieciséis años quedó bastante impresionado por su forma de escribir tan inteligente, según yo. Kurtis Duende fue hackeado y desapareció.

Cuando ya me empecé a meter al mundo del anime encontré dos blogs más, uno de ellos, a quien considero mi máximo gurú, y quien quizás sea el blog sobre Japón más visitado en español es Héctor García de Kira, un Geek en Japón. Su forma de bloguear y de darnos a conocer el país del sol naciente en una época en que los japantubers no existían, me fascino e inspiró a seguir y mejorar cada vez más mi blog. El otro blog nació un par de años antes también el Live Space y después dio el salto a bloguer, lamentablemente en 2012, luego de siete años, cesó sus actividades, me refiero a la que quizás fue la página de noticia sobre anime en español más importante de su tiempo La Ventana de Saori.

Muchos otros blogs han desaparecido o han sido descontinuados. Anicast “la primera radio de anime en México” y otros creadores de contenido friki de la vieja guardia han pasado a mejor vida; incluso blogs más jóvenes que este ya ha sido abandonado. Eso resulta irremediable, pero si de algo puedo sentirme orgulloso no es de la cantidad de visitas que tenemos, ni de la calidad del contenido, es por el hecho de haber sobrevivido una década en un mundo donde el promedio de vida de un blog es de tres años, luego de los cuales los administradores pierden el interés o el tiempo para continuarlos.

Nosotros al menos no nos vamos a ninguna parte. Mi interés y emoción por escribir contenido para mi blog nunca habían sido mayores, tanto que ya tenemos cubiertas las reseñas para los próximos seis meses. En estos diez años se han publicado 406 entradas, se han suscrito 94 personas, hemos tenido 136 mil visitantes y acumulado más de 416 mil visitas. Y tan vez no seamos el blog más popular del mundo, pero al menos sí somos uno de los más constantes. Gracias por darse el tiempo de leer esta entrada tan especial para mí y espero que puedan acompañarnos durante diez años más.