Black Sails

Título Original: Black Sails.
Género(s): Piratas, Drama, Romance.
Creadores: Jonathan E. Steinberg y Robert Levine.
Director: Neill Marshal, Sam Miller.
Emisión: 2014-2017.
Duración: 38 episodios (4 temporadas)
Extras:

Los piratas son quizás uno de los temas favoritos del cine y la literatura. Muchos hemos crecido desde niños con historia de los famosos piratas que asolaban las costas del nuevo mundo entre los siglos XVII y XVIII. Aguerridos, salvajes y valientes, con una espada en la mano y un arcabuz en la otra hacía la vida imposible a los habitantes de los puertos y ponían en peligro la estabilidad económica de Inglaterra y España al robar los tesoros que obtenían de sus colonias americanas.

Aunque la serie no tiene un brutal apego con la parte histórica (nunca se mencionan bucaneros ni corsarios), es sin duda una refrescante versión sobre la piratería, ajena a la parte fantástica y mitológica de aquellos hombres que hacen referencia a sujetos con parche en el ojo, patas de palo y pericos al hombro. Black Sails nos muestra una versión más humana de los piratas, donde si bien algunos son unas bestias sedientas de sangre, la mayoría son hombres que sólo buscan sobrevivir y ganarse la vida navegando en contra de las leyes de los imperios europeos.

La historia toma como protagonista inicial a John Silver, un marinero cuyo barco fue asaltado por los piratas. Buscando sobrevivir, se hace pasar por el cocinero del navío y suplica unirse a la flota del Capitán Flint. Los piratas los aceptan y lo hacen uno de los suyos, pero Silver descubre un secreto y se convierte en un personaje preciado para los piratas, pues las intenciones de Flint no son sólo robar tesoros, sino conseguir todo el oro que España transporta en el Arca de Lima, con ese dinero podrá construir una flota para enfrentar al imperio Inglés, defender la Isla de Nueva Providencia y proclamar su independencia.

En la ciudad de Nassau, capital de la isla pirata, la joven Eleanor Guthrie usa la influencia de su padre y el apellido de su familia para comerciar con los productos robados por los piratas, logrando con ello cierta prosperidad en la isla. Sin embargo, la llegada del Capitán Charles Vane, antigua pareja de Eleanor y enemigo de Flint propone complicar las cosas. Mientras los piratas enfrentan disputas entre ellos, la gente de la isla busca sacar la mayor ventaja, al tiempo que el imperio británico trata de acabar con la piratería en las Antillas de una vez por todas. Ante la amenaza inglesa, los piratas no tendrán otra opción que unir fuerzas y luchar contra una amenaza mayor que promete acabar con su estilo de vida.

La serie tiene sus altibajos como todas. Al no estar enfocada en una versión fantástica de los piratas tenemos muchas escenas políticas que llegan a ser algo aburridas, pero que sin duda permiten que se generen trasfondos interesantes, traiciones, planes secretos y constantes luchas entre los personajes por tratar de hacer prevalecer sus ideas, ideales e intereses. Esto les da un juego muy rico a los personajes pues estos evolucionan siempre, tanto para bien como para mal; quienes alguna vez fueron tus amigos podrían traicionarte más pronto de lo que esperas o por el contrario, tu mayor enemigo podría terminar salvado tu vida.

El hecho de que distintos personajes vayan tomando roles cada vez más importantes en la trama me gustó mucho, aunque eso provocó que terminara detestando a algunos de ellos. Otro factor que me agradó fue el hacer ver a los piratas, sobre todo a los distintos capitanes, como hombre de honor pese a sus crímenes, y a las tripulaciones como una hermandad, pese a las traiciones. Ver a los capitales como seres inteligentes urdir complejos planes para lograr sus objetivos fue sin duda valioso.

Esa característica de humanidad e inteligencia en seres que la cultura popular ha tachado de criminales sanguinarios va de la mano con el realismo en torno a la guerra y a la navegación. Personalmente me encantó ver cuestiones sobre el manejo de un barco pirata que nunca antes había visto e incluso aprender cómo se navega un barco, cómo se mide la velocidad, cómo ocultarse en el horizonte, los métodos de navegación, las partes de los navíos, los distintos rangos de mando y los diferentes oficios de quienes integran la tripulación, desde carpinteros y artilleros, hasta el contador que administra las ganancias. Sin olvidar el importante papel que jugaron los esclavos negros.

Lo anterior sólo pudo ser logrado gracias al realismo en la parte técnica de la serie. En las cuatro temporadas que la integran hay muy pocas escenas en las que se note que está hecho por computadora y eso se debe a que en gran parte se trabajó en escenarios reales, y la utilería, vestuarios y caracterización tuvieron un nivel extraordinario que logran situarte en los primeros años del 1700. La música, aunque no es mala, en mi opinión se queda por debajo del nivel visual. Y las actuaciones son bastante buenas.

Uno de los principales defectos es que los capítulos son sumamente largo, muchos alcanzar la hora de duración y es como ver una película entera cada que ves un nuevo episodio, a pesar de ello creo que nunca llega a hartarte, sobre todo porque sólo dura cuatro temporadas, aunque en mi opinión podría haber terminado en la tercera, pese a que hubiese sido un final más genérico. El final, por cierto, es decepcionante, hasta mediocre, se nota que tenían que terminar la serie y muchos personajes que habían sobrevivido a innumerables batallas terminan muriendo de forma muy poco decorosa. Además de que el giro argumental que se da para cerrar el ciclo del Capitán Flint es poco creíble, pese a eso el resto de la serie les va a entretener.

El final es malo, pero el manejo de la venganza, la pasión, el amor, el deseo, la codicia y el honor son alicientes suficientes para que los personajes justifiquen sus acciones y el espectador quede enganchado por esa lucha constante que todos tienen que pelear cada día para sobrevivir y mantener su libertad, eso además de una interesante postura sobre el amor bisexual. Sin duda una fabulosa recomendación para quienes quieran ver algo de piratas desde una perspectiva más realista y con un excelente apartado visual que a mí en lo personal fue lo que más me gustó.

Anuncios

Little Witch Academia (TV)

Título Original:リトルウィッチアカデミア (Ritoru Witchi Akademia).
Género(s): Fantasía, Comedia, Sobrenatural.
Director: Yoh Yoshinari.
Estudio: Trigger.
Emisión: Enero 8 – Junio 25 2017.
Duración: 25 episodios.
Extras: OVA, The Enchanted Parade.

El trabajo original es una verdadera joya oculta de la animación y la campaña de crowdfunding para la secuela alcanzó su meta ese mismo día. De inmediato, los creadores expresaron sus agradecimientos al recién formado grupo de seguidores y prometieron dar su mejor esfuerzo para entregar un trabajo de la más alta calidad, objetivo que cumplieron en todo sentido. Con renovada esperanza, se indicó que el proyecto continuaría, buscando realizar un largometraje o una serie de televisión.

Al año siguiente, tras la emisión del último episodio de Space Patrol Luluco, Trigger anunció la llegada de Little Witch Academia  en formato serie para enero de 2017 a través de Netflix, primero en Japón, y con un estreno a nivel mundial meses después. La serie cuenta con 25 episodios y está dividida en dos “temporadas”. La primera de ellas está más enfocada a la vida escolar de los personajes, mientras que la segunda parte posee un tono más serio para formar un único arco argumental.

Atsuko Kagari es una chica ordinaria quien creció maravillada por el show mágico de la bruja Shiny Chariot. Aún después de su súbita desaparición de los escenarios hace años, “Akko” busca hacer realidad su sueño de convertirse en bruja, por lo que asiste a su primer año en la academia mágica Luna Nova. El prestigio de la escuela se ha hundido con el paso de las generaciones y ahora no queda opción más que aceptar estudiantes procedentes de familias no mágicas.

Akko llega a Luna Nova luego de un agitado primer día donde conoce a sus futuras compañeras Sucy Manbavaran y Lotte Yanson; además, por coincidencia logra apoderarse del Shiny Rod, la varita mágica que Chariot usaba en su espectáculo. Convencida de que este hallazgo es una señal del destino, nuestra protagonista está más que lista para iniciar su nueva vida en el mundo mágico; sin embargo, surgen las primeras complicaciones: le sobra entusiasmo, pero su talento es inexistente.

Gracias a su inquebrantable voluntad y al apoyo de sus amigos, la joven bruja vivirá toda clase de aventuras mientras busca hacer realidad su sueño y de pasó cambiará el modo de ver el mundo a un par de personajes. La serie tiene lugar en su propia línea temporal y reinicia los acontecimientos de sus predecesores, por lo que no es necesario ver las OVAs para entender el argumento; el nuevo elenco de personajes, a quienes se suman viejos conocidos, es más que bienvenido.

La historia es sencilla y extremadamente divertida, los capítulos tienen gran variedad de situaciones que mantienen a la serie fresca y conservan nuestro interés en lo que sucederá a continuación, con todo tipo de reacciones y secuencias inesperadas. La animación es de primer nivel, aunque en comparación con los trabajos originales, existen súbitos descensos en calidad y son notorios algunos de los atajos empleados por el staff. El apartado sonoro, música y voces, siguen siendo magníficos.

Esta versión de Little Witch Academia amplía de forma excelente el material original; los nuevos personajes, situaciones y escenarios contribuyen a la creación de un mundo en verdad mágico que nos invita a explorarlo de la mano de las protagonistas. Aunque el anime se centra en Akko, quien puede resultar molesta en un principio, los personajes secundarios también tienen sus momentos y junto a la protagonista experimentan un verdadero crecimiento personal durante la serie.

Existen algunos detalles como el ritmo o la transición entre ciertos capítulos; además algunos episodios pueden resultar considerablemente inferiores. Sin embargo, es de reconocer que Little Witch Academia continúa el legado de sus antecesoras con ese estilo tan particular, casi mágico, que nos atrapó desde el principio y que le permite ser reconocida como una obra animada de primer nivel. Sin duda merece tener una secuela que nos permita seguir explorando este mundo tan interesante.

Avatar: La Leyenda de Aang

avi1

Título Original: Avatar: The Last Airbender.
Género(s): Acción, Fantasía, Drama, Aventura, Comedia.
Creado por: Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko.
Estudio: Nickelodeon Animation Studios, DR Movie, JM Animation, MOI Animation y Titmouse.
Emisión: 21 Febrero 2003 – 19 Julio 2008.
Duración: 61 episodios.
Extras: La Leyenda de Korra.

La primer década del nuevo milenio significó el surgimiento de nuevas series y adaptaciones. A la par con sagas cinematográficas de renombre como Harry Potter y el Señor de los Anillos apareció una peculiar serie de animación en televisión abierta, una serie que trascendió hasta convertirse en un fenómeno de culto: Avatar. Su peculiar estilo visual es resultado de una exquisita mezcla de influencias que al día de hoy continúa avivando debates.

Dejando a un lado la añeja discusión respecto de que si la obra es anime o no, lo cierto es que fue una de las series más significativas en su momento. La premisa nos ubica en un mundo fantástico habitado por varias tribus y reinos. Algunas personas tienen la sorprendente habilidad de “controlar” uno de los cuatro elementos clásicos de la naturaleza. Pero la armonía mundial desaparece cuando la Nación de Fuego opta por iniciar una guerra en contra de los otros tres pueblos.

avatar_world_map

Como constantemente se nos recuerda al inicio de cada episodio, sólo el Avatar es capaz de detener a la Nación del Fuego. Se trata de una entidad única capaz de dominar los cuatro elementos para mantener el balance en el mundo y, más importante aún, entre planos. Pero cuando estalló la guerra, simplemente desapareció. El conflicto global ha durado cien años y el Avatar se convirtió en materia de leyendas; pero en el lejano polo sur eso está a punto de cambiar.

Durante las tres temporadas de la serie seguimos el viaje de Aang, un joven monje de la Nación del Aire, quien a su vez es el Avatar en turno, además del último Nómada Aire luego del ataque de la Nación del Fuego. Él debe dominar los cuatro elementos para enfrentar en una batalla final al Señor del Fuego antes de la fecha profetizada y terminar la guerra. En su camino conoce poderosos aliados y enemigos que siguen su propia agenda en este mundo dinámico.

googlyeyesaangatla

Además de la difícil tarea de encontrar un maestro para cada elemento, dominarlo y enfrentar la responsabilidad de ser el Avatar, Aang también debe cargar con una enorme presión por parte de todas las personas que conoce en su viaje, pues lo ven con renovada esperanza y depositan toda su confianza en él para terminar la guerra. El chico prefiere tomar la ruta pacífica, hacer amigos y conocer el mundo; pero de forma paralela, la vida y personas que conoció ya no existen.

A lo largo de 61 impresionantes episodios, el viaje del Avatar solo puede calificarse como magnífico. La serie posee un estilo visual muy llamativo, a todas luces basado en el anime japonés, acompañado por un apartado sonoro impecable, tanto en efectos, banda sonora y voces. Las escenas de acción son dinámicas y maravillosas a la vista; en la mayoría de ellas ni siquiera existe contacto físico entre adversarios, pues tiene más peso su técnica en el control de los elementos.

ca39949694bb6bd44464127d6c0e8d91

A pesar de que el público al que estaba dirigida eran niños y jóvenes, la serie puede ser disfrutada por cualquiera; los primeros episodios pueden parecer un tanto infantiles y predecibles, pero conforme avanza la historia, el argumento se vuelve más oscuro. Los personajes tienen un tremendo desarrollo individual, su crecimiento a lo largo de la aventura es muy palpable; todos ellos tienen distintas facetas, hasta los rivales son verdaderamente interesantes.

Por supuesto, también existen cientos puntos débiles, como algunos episodios con un ritmo más lento o el fatídico episodio que resume toda la temporada y que es puro relleno. En contraste, algunos de los episodios más memorables dejan a un lado la acción para centrarse en la historia de algún personaje en particular. Esta variedad entre tonos respecto de cada capítulo, sin salir jamás de la trama principal, mantiene la frescura en la serie; resulta emocionante adivinar qué ocurre a continuación.

Team_Avatar.png

El mundo de Avatar puede parecer vacío en un principio, pero luego de un par de episodios es fácil dejarse llevar por las situaciones que nos presenta, para convertirse en un lugar creíble repleto de vida, leyendas y espíritus. Existe un interesante sentimiento de realidad en todo lo que ocurre en pantalla y sobre todo continuidad; cada tribu tiene su propia mitología con un significado más profundo, basada en leyendas de nuestro propio mundo, que consiguen transmitirnos un poderoso mensaje positivo constantemente.

Sus creadores han hecho de Avatar una bella mezcla de géneros y estilos, con suficiente acción, dilemas morales y una buena dosis de humor que hacen de la serie una combinación ganadora. El trabajo realizado en cada cuadro resalta a primera vista; es evidente que existió gran esmero, investigación y atención por el detalle en cada episodio. Avatar es ahora un clásico, entretenimiento de primera para todas las edades y una obra obligada para cualquier fan de la animación.

Motel Bates

Motel Bates 10

Título Original: Bates Motel.
Género(s): Suspence, Drama.
Creador: Carlton Cuse, Kerry Ehrin y Anthony Cipriano.
Producción: Universal Television.
Emisión: 2013.
Duración: 2 temporada [on-going].
Extras:

Los asesinos en serie siempre han tenido un encanto muy particular para los espectadores y un lugar especial en el cine de Terror, más cuando estos son perturbados sujetos que en apariencia no harían daño a nadie. Motel Bates nos trae de regreso a Norman Bates, aquel emblemático personaje que saltará a la fama en 1960 con la película Psicosis de Alfred Hitchcock.

A manera de precuela, Motel Bates nos narra la historia de Norman antes de convertirse en el desquiciado criminal que conocemos. No obstante, si bien vemos la adolescencia de Normal la serie no es del todo una precuela del filme, pues está completamente ambientada en la actualidad.

Motel Bates 9

La calidad de la serie es sobresaliente, la ambientación, la caracterización, las locaciones y la música responden perfectamente a las necesidades del suspence, género del que hacía un tiempo no veíamos algo tan bueno. Esa tención que genera en el espectador, el suspenso constante y los misterios sin resolver son los que atrapan al espectador desde los primeros capítulos, pues siempre hay algo extraño ocurriendo que nos tendrá al filo del asiento.

Algo que sin duda es la parte fundamental de la serie son la estupendas actuaciones de todos los personajes, pues logran mostrar una doble cara y demostrarnos que incluso las personas más confiables suelen ser los peores monstruos. Quienes sin duda se llevan las palmas son Fera Farmiga (Norma Bates) y Freddie Highmore (Norman Bates). Fera es una excelente actriz, pero el trabajo de Freddie es impresionante, pues luego de interpretar al tierno niño de Charly y la Fábrica de Chocolate, verlo como uno de los asesinos más icónicos del cine dejan en claro su capacidad histriónica.

Motel Bates 4

La historia gira en torno a Norman Bates, un chico de 17 años que se muda junto a su madre a White Pine Bay, un tranquilo pueblecito de Oregón para empezar una nueva vida luego de que el padre de Norman falleciera en un accidente. La madre del chico compra un motel en liquidación bancaria y ambos empiezan a arreglar lo que será su futuro negocio. Sin embargo, no todo es lo que parece en esa nueva localidad y nuestros protagonistas pronto se verán enfrascados en toda clase de problemas.

A lo largo de los capítulos veremos cómo la dominante y excesiva influencia que tiene Norma hacia su hijo empieza a causar en él un desequilibrio emocional muy grave, lo que hace que le sea difícil controlar sus emociones y que empiece a tener alucinaciones y perder el sentido de realidad. Esa fragilidad emocional, aunada a los violentos crímenes en los que su familia se ve involucrada, lleva a Norman al borde de la psicosis.

Motel Bates 5

La historia es muy ingeniosa pues muy pocas cosas son realmente predecibles, lo que acentúa el tono de misterio que requiere el suspence. El tranquilo pueblecito resulta ser un lugar maldito donde todos sus habitantes tienen cosas que ocultar y donde el cultivo y venta de marihuana son el principal motor de la economía loca, sin olvidar negocios más sucios como la esclavitud sexual.

Algunas escenas pueden ser un poco confusas ya que en ocasiones cuesta trabajo reconocer si lo que estamos viendo es real o una alucinación de Norman. Y la forma en que se perturba la mente del asesino y la influencia que ejerce la madre para convertir a su hijo en un monstruo es una crítica muy dura hacia la sobre protección y el apego.

Motel Bates 8

Una crítica muy dura y que pese a las diferencias culturales es una realidad muy común en México es la ilegalidad. En el pueblo al que se mudan Norman y su madre todos los habitantes tienen algo que ver con cosas ilegales, y todos en el pueblo lo saben. Eso mismo pasa en muchos estados de nuestro país, donde es común saber que el vecino de al lado vende droga o que el sobrino de un conocido se dedica al secuestro o que frente a la casa de los primos hay una casa de seguridad. Todos esos problemas que tanto afectan a nuestra sociedad son por lo general de conocimiento popular, pero lamentablemente parece haber un acuerdo intrínseco —en gran parte por miedo a represalias— de no decir nada de nadie.

La serie es fabulosa en todos los sentidos, en la tensión que te hace sentir, en la calidad actoral, en todo, pero además me parece una serie obligada tanto para quienes sufren “mamitis” como para aquellas madres posesivas que no dejan que sus hijos vivan experiencias por ellos mismos, comentan errores y aprendan de ellos. Sin duda una excelente reencarnación de Norman Bates que nos impide olvidar el daño que podemos hacer a nuestros hijos en nuestro afán de protegerlos.

Unbreakable Kimmy Schmidt

Unbreakable 1
Título Original: Unbreakable Kimmy Schmidt.
Género(s): Comedia, Sitcom, Chick Flick.
Creador: Tina Fey y Robert Carlock.
Producción: Little Stranger, Inc., Bevel Gears, 3 Arts Entertainment, Universal Television.
Emisión: 2015.
Duración: 1 temporada [on-going].
Extras:

Parece que el mercado del streaming va creciendo día con día, como prueba de ello tenemos el hecho de que cada vez más series se estrenan a través de esos medios virtuales de distribución, Unbreakable Kimmy Schmidt es otro ejemplo de una estupenda serie de comedia que tiene a bien emitirse por el portal de Netflix.

La serie es hilarante en todo sentido, la calidad y el estilo de su humor son impecables, aunque no tan populares para el público mexicano acostumbrado al humor alburero y de pastelazo. El tipo de comedia es muy ácido y sarcástico, con un humor muy negro e irónico que se burla tanto de los homosexuales, como de los ricos, de la gente de provincia o de la policía, e incluso de los cultos religiosos. Aprovecha el estereotipo de cada minoría racial, étnica y sexual y genera momentos tan cómicos que uno se parte de risa, incluso por momentos se llegan a burlar de temas políticamente incorrectos que son un deleite para quienes gustamos del Stand-up Comedy gringo.

Unbreakable 6

La serie tiene una producción impecable y su calidad es altísima en todo sentido. Las actuaciones son fabulosas y la comedia de los actores es sobresaliente, sobre todo Ellie Kemper, quien tiene el papel principal y a quien ya hemos tenido la oportunidad de ver en otras geniales producciones como The Office, que tampoco maneja un humor del todo digerible para el tropicalizado gusto de los latinos.

La serie aprovecha la diversidad sexual, racial y étnica que permea la cultura estadounidense, pues prácticamente cada personaje encarna un estereotipo o dos; tenemos al negro gay, a la judía de dudosa reputación, a la pelirroja, al inútil policía consumidor de heroína, al asiático inmigrante ilegal, a los fanáticos religiosos, a la nativa americana que se hace pasar por dama de sociedad y a un montón de mexicanos trabajando en la servidumbre. Todos esos clichés sociales que fácilmente se prestan para el racismo, la homofobia, la xenofobia y numerosos problemas más son tratados de tal manera que lo que terminamos por ver en pantalla es una comedia muy innovadora.

Unbreakable 2

La historia gira en torno a Kimmy Schmidt, una chica de 29 años que fue rescatada junto a otras tres mujeres —conocidas como las mujeres topo de Indiana— luego de ser secuestrada por el reverendo Richards, un fanático religioso que las engañó haciéndoles creer que se acercaba el apocalipsis, mentira gracias a la cual las mantuvo capturadas en un bunker por quince años.

Luego de pasar su adolescencia y juventud encerrada, Kimmy decide dejar sus malos recuerdos atrás y se muda a Nueva York para empezar una vida nueva, pero todos esos años bajo tierra le hacen difícil adaptarse al nuevo y vertiginoso mundo moderno, lo que la lleva a vivir graciosas desventuras en compañía de Titus, un afroamericano gay con quien comparte apartamento. A lo largo de los capítulos veremos los intentos de Kimmy por ser una mujer normal y tratar de dejar su tortuoso pasado en el olvido.

Unbreakable 4

Además de la comedia, la serie tiene muchísimas referencias a la cultura pop, como fenómenos de internet, videos virales, otras series de televisión e incluso el propio portal de Netflix. Muchas de ellas son algo difíciles de percibir pero resultan un toque muy adecuado para una serie que juguetea con los problemas de la vida moderna.

El punto final que me gustaría abordar es el papel de la mujer. En primera tenemos que la historia parte de un grupo de mujeres secuestradas, nuestra protagonista es mujer y sus coprotagonistas también lo son, básicamente el único hombre que tiene un papel relevante, al menos en esta primera temporada, es Titus, que es gay. Es genial ver una serie de este tipo de comedia movida prácticamente por mujeres pues, salvo por Ellen Degeneres, pocas son las féminas que dominan este estilo de comedia con tanta maestría como las que vemos aquí, aunque no puedo dejar de pensar que Tina Fey haya querido meter ciertos tintes feministas.

Z Nation

Z Natión 1

Título Original: Z Nation.
Género(s): Survival-Horror.
Creador: Karl Schaefer, Craig Engler.
Producción: SyFy [Sci-fi].
Emisión: 2014.
Duración: 1 temporada [on-going].
Extras:

En los últimos años, la fiebre por las películas y series de zombis no ha podido ser contenida y se ha esparcido tan rápido como el virus que hace despertar a los muertos. Muchos títulos han invadido la gran pantalla, pero la televisión tampoco se ha escapado de la mortal infección, tal es el caso de la serie más afamada del género, The Walking Dead. Sin embargo, una propuesta ha llegado para hacerle competencia y en mi opinión va a dar una batalla mucho más que diga, se trata de Z Nation.

Nación Z es una serie producida por la cadena de televisión SyFy (Sci-fi), dedicada a producir obras de terror, fantasía y ciencia ficción con una calidad que generalmente deja mucho que desear. Con ese antecedente uno no podría esperar algo bueno de Z Nation, pero al cabo de un par de capítulos uno puede percatarse de que la propuesta en realidad logra innovar en algo de lo que ya hemos visto todo.

Z Natión 5

Si bien ese estilo de “serie mal producida” que SyFy impregna en la mayoría de sus obras está presente en gran parte de la serie, también es cierto que la mentada cadena de televisión se redime al entregarnos una serie con más calidad que de costumbre, buenas caracterizaciones y una historia muy entretenida, que a pesar de ser exagerada e inverosímil por momentos (firma característica de SyFy), cumple perfectamente su propósito de entretener e incluso alcanza niveles que igualan a la mismísima The Walking Dead.

El vestuario, los zombis, los escenarios y demás cosas de utilería tienen buen nivel, pero los efectos y la calidad final ya en pantalla es un tanto inferior. La música en general es buena y toda la banda sonora logra una ambientación adecuada. El mayor problema es la falta de solides estructural en la historia, pues se recurre mucho al deus ex machina para salvar situaciones insuperables y además hay varios cortes de escena que simplemente hacen un cambio drástico a otro momento sin concluir del todo el evento anterior, fuera de eso, la historia es muy entretenida.

Z Natión 4

La serie toma lugar en Estados Unidos tres años después de que una epidemia zombi azolara con todo y gira en torno a un grupo de supervivientes de Nueva York que debe escoltar a la única persona conocida que es inmune al virus hasta California para que allí fabriquen una vacuna con sus anticuerpos.  Así es como Roberta, el sargento Charles, Mack y su novia Andy, “Doc”, Casandra, 10mil y Murphy, el paciente cero, deben atravesar un país plagado de zombis.

En su camino por encontrar una vacuna y salvar a la humanidad, nuestros héroes deberán enfrentarse a hordas de come-cerebros, marejadas enteras de estos muertos, tornados e incluso posibles desastres nucleares con zombis radioactivos, sin olvidar al más peligroso de todos los enemigos, el humano. Afortunadamente nuestros protagonistas no están solos, Simon, mejor conocido como Ciudadano Z, los guiará en su travesía gracias al poder militar de la NSA desde su remoto puesto de vigilancia en el polo norte. Con la ayuda de Simon y los inusitados poderes que Murphy ira adquiriendo gracias a la vacuna experimental que le hizo inmune al virus (muy a lo Milla Jovovich en Resident Evil) logran mantenerse con vida.

Z Natión 6

En los primeros capítulos la serie parece otra opción más en el cada vez más grande mundo de los muertos vivientes. Los personajes parecen responder a las necesidades de los estereotipos habituales, pero con forme avanzan los capítulos se van complejizando y uno termina por agarrarles cariño, de hecho terminan por ser más agradables que los pesados y por momentos desesperantes personajes de TWD.

Hay que admitir que muchos elementos son en extremo exagerados, pero al menos los extraños poderes de Morphy y la ayuda de Simon le dan un juego muy interesante a la trama y son usados, en lo que cabe y tomando en cuenta los disparatados que resultan, con cierta mesura e inteligencia. Otro elemento a destacar es lo que yo denomino la distopía zombi. En otras series hemos visto que los humanos son más peligrosos que los muertos vivientes, pues actúan con maldad para su propio beneficio, pues bien, esto también está reflejado en esta serie, pero además de los bandidos y asesinos tenemos grupos de personas que han logrado sobrevivir en aparente sociedad, el problema es que todas esas utopías esconden un trasfondo muy escabroso que les ha permitido sobrevivir.

Z Natión 7

Algo que sí es totalmente un aporte que yo nunca había visto en series o películas survival-horror son los capítulos metafóricos que juguetean con el sentido de realidad de sus personajes. En un par de capítulos la historia se aleja del típico formato de huir y esconderse y desvirtúa en abstracciones mentales y sueños repetitivos en los que ya no es posible distinguir la realidad. Esos capítulos o pueden gustar por su aparente (y sólo aparente) complejidad psicológica o pueden fastidiar por lo intrincados que resultan. Otra atinada idea es que esta serie sí explica el origen de la infección zombi desde su primera temporada.

Finalmente hagamos una última comparación con TWD pues es la obra referente en la actualidad. Dicha serie es muy melosa, cursi y desesperante en comparación con Z Nation, pues su fórmula de acción-nada-acción genera muchos espacios aburridos en los que bien podemos ir al baño sin la preocupación de perdernos algo interesante. Para nuestra fortuna Nación Z no tiene una formula tan puntual y sus momentos de acción y terror son más aleatorios y por lo mismo inesperados, reduciendo en mucho los momentos letárgicos que podría tener. Luego de ver la primera temporada de Z Nation vi algunos capítulos de The Walking Dead y me aburrí. Si eres fanboy de la producción de AMC entonces Z Nation no es para ti, pero si no lo eres entonces en una excelente opción para consumir más series de zombis.

Better Call Saul

Better Call Saul (1)

Título Original: Better Call Saul.
Género(s): Drama.
Creador: Vince Gilligan y Peter Gould.
Producción: Sony Pictures, Netflix.
Emisión: 2015.
Duración: on-going.
Extras: Breaking Bad.

Hay series tan monumentales que dentro de su infinito repertorio de historias, eventos, lugares y personajes, algunos sobresalen tanto que incluso llegan a opacar a los protagonistas o, al menos, seducen al espectador para querer conocer más al respecto, nacen así los spin-off, series derivadas de una serie original. Y sí, sé que la serie aún no termina de emitirse pero no podía esperar para hablar de ella.

Better Call Saul, nombre del más reciente lanzamiento de Netflix y frase del icónico abogado que defendiera los intereses de Walter White (Heisenberg) en Breaking Bad, retoma la historia del abogado antes de sumergirse en el mundo del crimen y la mafia, antes de ser el afamado defensor de los delincuentes y antes de ser Saul Goodman. A manera de precuela, Mejor llama a Saúl nos pone en contexto sobre todo lo que ocurría en Nuevo México con respecto al tráfico de drogas, antes de que Heisenberg y Jesse se apoderarán del mercado con su metanfetamina azul, cuando Tuco era el rey del estado y la mafia mexicana dominaba la frontera sur.

Better Call Saul (6)

La serie gira en torno a Jimmy McGill, un abogado que trabaja como defensor de oficio para la cortede Albuquerque, quien pese a ser el hermano menor del afamado Chuck McGill, miembro fundador de la firma de abogados más prestigiosa de la zona, no ha logrado tener el éxito que esperaba. La crisis financiera, la cada vez más delicada salud mental de su hermano y sus constantes conflictos laborales le llevan a buscar una salida que no significara otra cosa que su entrada en el mundo de la delincuencia.

Breaking Bad es sin lugar a dudas una de las mejores series en lo que va del siglo, y Better Call Saul no se queda atrás, pues apela al mismo formato y usa una fórmula similar para engancharte desde el primer episodio. La violencia de los narcos, la constante influencia hispana, las geniales actuaciones y la increíble producción han logrado consolidar a la serie en un puesto muy alto a tan sólo unas semanas de que iniciara su emisión, tanto en el mercado estadounidense como en el latinoamericano.

Better Call Saul (4)

Si bien la fama de Breaking Bad fue un impulso brutal para esta naciente serie, lo cierto es que eso no le resta méritos a la fabulosa calidad con que está hecha. Además, el hecho de que Netflix ya no sólo sea un medio para difundir contenido sino que también se consolide como una plataforma de lanzamiento es una prueba de que la forma de consumir televisión está cambiando muy drásticamente, y eso lo veremos de forma fehaciente cuando la generación de jóvenes que hoy consumen más internet que televisión se convierta en adultos.

Kings of Sidonia o la inigualable House of Cards son ejemplos de que la televisión inteligente, la que está hecha con mucha calidad y nos ofrece historias nuevas y apasionantes puede funcionar perfectamente aún si se estrena y distribuye por internet. Las recientes series estrenadas por Netflix no le piden nada a las titánicas producciones que sólo pueden verse por HBO, como Juego de Tronos. Las empresas de streaming ya han logrado demostrar que la buena televisión no tiene por qué ser tan cara.

Better Call Saul (8)