Dorohedoro Ovas

Dorohedoro ovas 0

Título Original: ドロヘドロ 魔のおまけ (Dorohedoro: Ma no Omake):
Género(s): Fantasía, Seinen.
Director: Yuichiro Hayashi.
Estudio: MAPPA.
Emisión: 2020.
Duración: 6 episodios.
Extras: Dorohedoro.

Luego de la primera temporada de Dorohedoro, se publicaron seis episodios de corta duración que componen las ovas conocidas como Ma no Omake, en ellas se cuenta de forma un poco más cómica algunos elementos de la vida cotidiana entre los hechiceros y funcionan para conocer un poco más el folclore y costumbres de ese mundo mágico así como para explicar algunos aspectos que no se mencionan en la serie.

La disparidad de las máscaras

En esta ova se explica cómo es que los hechiceros obtienen sus máscaras dependiendo el estatus que tengan y el trabajo de los artesanos como los confeccionistas.

Dorohedoro ovas 2

Una tienda para ti

En este corto conocemos cómo Nikaidô obtuvo su tienda de comida El Insecto Hambriento así como sus primeros años de vida en Hole.

Dorohedoro ovas 3

La primavera de los subordinados

Este corto es una especie de Slice of Life en el que vemos la vida de los subordinados de En al interior de la mansión cuando tienen tiempo libre. La historia se enfoca en Ebisu tratando de conseguir una fotografía.

Dorohedoro ovas 7

El cuento del invisible hombre hada de las gyozas

En este corto el protagónico lo toma un invisible hombre hada de las gyozas, el platillo estrella en el restaurante de Nikaidô y favorito de Caiman. El hombre gyoza ayuda a Nikaidô a mantener todo en orden al interior de restaurante. A este personaje lo podemos ver brevemente en el opening de la serie.

Dorohedoro ovas 4

La fiesta de los demonios

En invita a sus subordinados a una fiesta para complacer a los demonios, en la cual deben invitar a bailar a una chica o los demonios les pincharán el trasero. Conocemos un poco del pasado de Shin y Noi.

Dorohedoro ovas 6

Recuerdos de la Ohba en la brisa nocturna

El corto es un recuerdo de los años en que Caiman conoció a Nikaidô y ella le enseña a preparar las gyozas estilo ohba que tanto le gustan.

Dorohedoro ovas 1

Dorohedoro

Dorohedoro 1

Título Original: ドロヘドロ (Dorohedoro).
Género(s): Fantasía, Seinen.
Director: Yuichiro Hayashi.
Estudio: MAPPA.
Emisión: 2020.
Duración: 12 episodios.
Extras: 6 ovas.

Tenía un buen rato que no veía una serie de anime actual que fuese tan buena y me gustara tanto. Cuando supe de su estreno me llamó mucho la atención ese curioso protagonista con cabeza de lagarto, pues pensaba que la serie era como de comedia y acción irreverente, pero nada que ver, lo que encontré fue mucho mejor de lo que esperaba y superó mis expectativas con creces.

La sería es formidable a nivel técnico. En primer lugar el apartado sonoro es fabuloso, ese opening tan extraño con tintes de locura y psicodelia me fascinó, siendo sincero no recuerdo cuándo fue la última vez que disfruté tanto un opening. El diseño de personajes es igualmente excelso, con humanos trasformados en criaturas raras, hechiceros con parafernalia estrafalaria y máscaras halloweenescas que le dieron un toque muy bueno y diferente. Pero lo mejor de todo fueron sin duda los escenarios.

Dorohedoro 2

Desde el primer episodio me enamoré de Hole, la ciudad donde trascurre gran parte de la historia y hogar del protagonista. Dicha ciudad tiene una perfecta y deliciosa estética cyberpunk, con edificios abandonados y derruidos, tubos y cables por doquier, contaminación, suciedad, crimen, hacinamiento y mucha violencia. Sin duda una urbe perfecta para desplantar cualquier película del mentado género. Sin embargo, Dorohedoro no es Cyberpunk, no siquiera es Ciencia Ficción, sino Fantasía y una Fantasía Seinen muy buena, ruda y visceral que juguetea con lo Gore, y para la que curiosamente el escenario cyberpunkesco funciona mejor de lo que me habría imaginado.

La historia gira en torno a Caiman, un hombre con cabeza de lagarto que perdió la memoria, así que no sabe nada de él ni cómo es que terminó con esa cabeza. De lo único que está seguro es de que algún hechicero lo hizo, pues Hole, la ciudad donde vive, es un campo de práctica para los hechiceros que viene de otro mundo a través de una serie de puertas maginas para practicar usando a los humanos como conejillo de indias. En Hole muchas personas han sufrido mutilaciones y horrendas transformaciones debido a las prácticas de los hechiceros, lo cual mantiene a la ciudad como un lugar peligroso, pues además la magia ha dejado múltiples efectos colaterales.

Dorohedoro 6

Caiman se dedica a cazar hechiceros para hacer justicia a las víctimas y encontrar a aquel que lo convirtió en lagarto, ya que cuando un hechicero muere todos los hechizos que haya hecho desaparecen y las personas regresan a la normalidad. Para eso primero debe capturar a uno y meter la cabeza del hechicero en su hocico de lagarto, ya que en el interior al parecer hay un sujeto que le dice si es o no la persona que lo dejó así.

Junto a Caiman tenemos a Nikaidô una chica muy fuerte que trabaja en un restaurante. Nikaido y Caiman son muy amigos y ella lo ayuda a cazar hechiceros. Sin embargo, hay algo oculto en el pasado de Nikaidô que puede ayudar a resolver el secreto de la cabeza de Caiman y el hombre al interior de su boca. Para encontrar respuestas viajan al mundo de los hechiceros donde deberán enfrentar demonios y a En, un mafioso con mucho poder en aquel mundo que se dedica a eliminar a los hombres con cruces en los ojos, una organización criminal que al parecer es la respuesta que Caiman busca, pues su cara de lagarto tiene las mismas marcas que distinguen a los miembros de esa organización. Apoyado por sus subordinados Ebisu, Fujita, Shin y Noi, En se convierte en el nuevo enemigo de Caiman.

Dorohedoro 10

La serie tiene un desarrollo grandioso pues la forma en que va evolucionando las cosas, agregando dificultades a los protagonista y rebelando más secretos que complejizan la trama es genial y logra mantenerte enganchado e interesado. Además, las batallas y poderes que vemos entre los hechiceros y demonios también son atractivas, sobre todo por ese toque tan japonés de dar poderes raros, exagerados e inverosímiles a sus personajes, como En, quien puede convertir lo que sea en hongos.

La forma en que relaciona los eventos entre Caiman, En, los tipos con cruces en los ojos y Nikaidô tiene tinte de serie de detectives, pues En funge como un líder criminal, por el hecho de ser tan rico, poderoso y respetado en el mundo mágico. Y si a eso le agregamos que poseen magia, las cosas se vuelven más interesantes. Sobre todo porque con forme avanza la historia podemos ir conociendo más sobre el mundo de los hechiceros, la forma en que funciona su magia y algunas de sus tradiciones, como el trabajar en parejas, la necesidad de una máscara, el papel que juegan lo demonios en ese mundo como seres superiores a los hechiceros, entre muchas otras tradiciones que hace de ese lugar un mundo rico en folclore que, aunque no se tan obvio, eleva mucho la calidad de la historia.

Dorohedoro 13

La serie tiene toques de comedia pero también de Gore, lo que le da un gusto muy particular, sin olvidar que el diseño de sus personajes me recuerda al que se hacía a principios de siglo con personajes un poco más robustos y mucho menos estilizados. La estética, por su parte, sobre todo la urbana que como ya mencioné fue mi preferida, en específico la ciudad de Hole, me remite a obras cyberpunk como el video musical de Extra de Ken Ishii o al trabajo de Tatsuyuki Tanaka en Cannabis Works.

Sin duda una serie grandiosa cuya primera temporada te deja picado y con ganas de saber más y resolver los misterios entre Caiman y su cabeza de lagarto, las habilidades de Nikaidô y los planes de En para hace frente a los ojos cruzados. Si son fans del anime con estética más ruda y punk esta serie les va a encantar, también si les gusta de esa fantasía cruda y violenta para adultos donde el mundo mágico no es un lugar bonito, sino lleno de conspiraciones y gente cruel que sólo busca lograr sus objetivos. Una estupenda serie que nos regala un vistazo menos amable de lo que puede ser la Fantasía.

Dorohedoro 13

Panty & Stocking with Garterbelt

Título Original: パンティ&ストッキングwithガーターベルト (Panti and Sutokkingu with Gâtâberuto).
Género(s): Comedia, Ecchi, Fantasía.
Director: Hiroyuki Imaishi.
Estudio: Gainax.
Emisión: Octubre – diciembre de 2010.
Duración: 13 episodios.
Extras:

Estudio Gainax se ha caracterizado por ser una de las más emblemáticas y afamadas casas productoras de anime y entre su catálogo tiene algunas de las más icónicas obras de la animación japonesa, como Evangelion o FLCL entre muchas otras. No obstante, en la última década ha perdido la popularidad ganada desde los 90 y muchos de sus animadores y escritores han migrado a otros estudios (como en el caso de Trigger). Antes de esa debacle el estudio produjo la que yo considero es su última gran obra maestra, aquella que aún tiene toda la vieja esencia del Gainax de principios de siglo y que es, por así decirlo, la abuela (junto con Gurren Lagann) del actual estilo Trigger.

La serie podría parecer infantil por su peculiar estilo de dibujo, pero está completamente pensada y dirigida para un público adulto pues los temas que aborda sin duda no son recomendables para niños. Su mezcla de humor negro, soez y con fuerte carga sexual lo hacen hilarante sólo para el público adecuado, además de la sátira y las múltiples referencias que hace a películas de la cultura pop.

La historia toma lugar en la ciudad Daten, una metrópoli ubicada entre el cielo y el infierno, razón por la cual se ve afectada por la constante presencia de demonios y fantasmas. Para hacerles frente, Dios ha enviado a dos ángeles para que luchen, Panty y su hermana Stocking, quienes son guiadas por Garterbelt, un sacerdote afroamericano amante del sadomasoquismo y con una obvia atracción sexual por los jovencitos. Al peculiar grupo se une Chuck, una especie de perro inmortal que actúa como secuaz de las chicas para ayudarlas en sus misiones.

Con cada demonio que derrotan, las chicas reciben un pago, una vez que hayan juntado suficiente dinero podrán entrar al cielo. Pero la tarea no es fácil, en primera porque la ángeles son unas irresponsables, Panty en una ninfómana que se la pasa teniendo sexo con tanto hombre se cruza en su camino, mientras que Stocking es una gótica adicta a los dulces cuyo único interés es estar comiendo postres, así que a pesar de los esfuerzos del pervertido padre afro que las lidera, la mayor parte del tiempo de la pasan holgazaneando. Y a eso debemos aumentar los planes que Scanty y Kneesocks, unas hermanas demonios, hacen para acabar con las ángeles y darle el control de la ciudad al inframundo.

La serie es tremendamente divertida, hacía mucho que no me reía tanto con un anime y es que es justamente el estilo tan irreverente de comedia que tiene lo que la hace genial. Hacer que ángeles enviados del cielo sean unas haraganas pervertidas e irresponsables rompe con ese ideal de divinidad religioso. La comedia negra, los chistes verdes, la tremenda carga sexual y políticamente incorrecta son otra delicia. Sin olvidar la violencia y los momentos escatológicos que nos presenta. Y por eso digo que no es para todo público, ya que ver a unas ángeles participar en orgias o a un padre ver lascivamente las entrepiernas de chicos adolescentes podía incomodar a muchos, sobre todo cuando en la pelea final hay muchísimas alusiones al sexo e incluso vemos una gran batalla final de sadomasoquismo.

Si están acostumbrados a este tipo de tramas y humor, la serie les va a fascinar, más si no son unos puritanos de la religión y no se asustan cuando una serie usa el humor negro, sucio y sumamente sexual como elemento cómico. Ahora bien, además del humor tenemos el estilo de dibujo, el cual se parece mucho a ese estilo noventero de Cartoon Network, pues las ciudad y los personajes se parecen mucho a lo que veríamos en caricaturas como Las Chicas Súperpoderosas o El Laboratorio de Dexter, de hecho se parece tanto que de no ser porque hablan japonés uno podría pensar que es una animación estadounidense.

Ese estilo está usado a la perfección y lo combina con animación de alta calidad estilo japonesa y algunas escenas Stop Motion con maquetas que le dan un toque único. Aunque el estilo no es lo único que rompe y transgrede los cánones del anime comercial, también el propio tratamiento de su género, pues si bien podríamos considerarlo un Mahô Shojô y tiene una fabulosa e incitante escena de transformación, sólo la vemos completa una vez y es tan buena que nos hacen desear verla más, lo que es opuesto a una serie tradicional donde vemos las escenas de transformación completa muchas veces por capítulo al grado de hartarnos.

La música también es increíblemente buena y aunque el estilo de dibujo es sencillo, la fluidez y calidad de las escenas no lo es, la animación es igualmente excelente. En lo que respecta al diseño de personajes podemos ver otra reminiscencia del género que son las armas. Panty transforma sus pantaletas en una pistola mientras que Stocking hace lo mismo con sus calcetas al transformarlas en espadas. Esa influencia sería heredada a Trigger y evidenciada en Kill la Kill.

El formato de la serie también me pareció adecuado, pues en cada episodio nos presentan dos capítulos de 10 minutos aproximadamente, totalmente inconexos (salvo los del final) pero con una coherencia cronológica. La mayoría son autoconclusivos y tiene el desarrollo tradicional de derrotar a un fantasma por vez, pero algunos no tienen un final real y en otros la historia se centra en personajes secundarios como Chuck. Además de que hay una gran cantidad de referencias a series y películas de la cultura pop, algunas de las que pude identificar fueron: Death Race, Sex and the City, Fight Club, High School Musical, Transformers, Ren y Stimpy, The Thing, Night of the Living Dead, Volver al Futuro, Mad Max, Heidi y una formidable referencia a los viejos videos musicales de MTV donde se parodian bandas como The Beatles y Gorillaz.

Algunos capítulos son bastante retorcidos, otros rayan en lo grotesco pero sin duda todos son sumamente divertidos, además de que esa esencia de cómic al mostrar las onomatopeyas en los golpes también la hacen diferente al anime tradicional (herencia que también vemos en la serie Inferno Cop del ya menciona Studio Trigger). Creo que la serie innova en muchos aspectos como lo hizo FLCL en los noventa al grado de ganarse el género de Anime Progresivo y que prácticamente dejó de hacerse en este siglo. Sin duda Panty and Stockig fue una serie que vino a refrescar la industria del anime en donde actualmente dominan estilos genéricos y súper estilizados, sin la ya olvidada rudeza de los 90 ni los extraños y raros diseños de series como esta. La última gran serie de Gainax que es una recomendación obligada para todos los fans del estudio.

Sucker Puch

Título Original: Sucker Punch.
Género(s): Fantasía…
Director: Zack Snyder.
Emisión: 2011.
Duración: 110 minutos.
Extras:

Tal vez no me lo crean pero desde 2010 aproximadamente empecé a comprar películas en DVD de manera frecuente, actualmente ya casi no lo hago dado que algunas de las películas que compré hace casi diez años aún siguen sin abrir en al librero casi lleno que le tengo destinadas a las películas y esta era una esas películas que tenía, al menos, unos siete años en mi estante sin abrir. Así que, aprovechando el tiempo libre por fin me decidí a verla.

Cuando se estrenó me pareció interesante visualmente por los trailers, pero desde las primeras reseñas escuché que la película era mala y al parecer es la opinión que la mayoría tiene con respecto al filme y puedo decir que es verdad. Visualmente en cuanto a efectos y banda sonora es buena, pero fuera del apartado técnico, la historia, los personajes y el desarrollo general de la trama sí son muy malos.

La historia gira en torno a una chica apodada Babydoll cuya madre muere dejándolas a ella y a su hermana menor huérfanas y con toda su herencia. Su padrastro al codiciar aquella fortuna intenta deshacerse de ambas. Babydoll trata de impedirlo pero por accidente mata a su hermana. El padrastro la interna en una institución para enfermos mentales donde es abusada por uno de los enfermeros a quien su padrastro contrató para terminar de desquiciar a la chica.

Como mecanismo de supervivencia, Babydoll inventa una fantasía en su mente sobre aquel lugar y se convierte a ella y a otras internas en heroínas que luchan contra toda clase de enemigos, desde soldados nazis, hasta ogros, dragones y robots. A partir de ese momento ya no sabemos qué es real y qué no lo es, pues la historia juega a confundirnos para que no sepamos cuál de todas las historias es real, aunque siempre nos va dando pistas. Y tampoco es muy difícil de entender.

La historia parte de la premisa de que en una situación que rebase nuestro control lo único que realmente podemos controlar es el mundo que nosotros mismos creamos en nuestra mente. Así Babydoll elabora una fantasía en la que debe escapar de un club nocturno consiguiendo cuatro objetos. No obstante, al final hay un drástico cambio de personaje principal que no deja un buen sabor de boca.

Lo que sí debo admitir es que la música es muy interesante y en verdad le queda, pero es sobre todo su apartado visual lo más destacado. El filme tiene un estilo visual tipo Neo Noir similar a lo que vemos en Sin City y un poco similar también en la narrativa a 300 y Watchmen, aunque muy lejos de ambas en lo que respecta a la historia. Además de eso también debo decir que hay buenas escenas de acción y una estética que juguetea con el Steampunk que resulta agradable a la vista. Pero fuera de ello el resto de elementos no termina por encajar.

La historia es un revoltijo de cosas totalmente inconexas que son forzadas a relacionarse de una manera poco natural y que no funciona. Tenemos la parte de la institución mental que es sustituida por la parte en el club y en donde en cada acción para obtener un objeto para poder escapar Babydoll genera una fantasía distinta en donde ella y sus compañeras deben llevar a cabo una misión muy al estilo de Los Ángeles de Charly y tales misiones son completamente surreales como el título en español indica, pero que en lugar de mostrarnos una historia coherente todo parece simplemente un montón de cosas que no concuerda puestos allí a la fuerza.

La película nos presenta una historia que parece muy cara de producir con buena música e interesante efectos pero donde los elementos de la historia están muy revueltos. Entiendo que quizás era la intención de Snyder para ejemplificar el colapso mental de la protagonista (específicamente la esquizofrenia paranoide y el estado de fuga) y el refugiarse en su imaginación como medio de supervivencia pero no está hecho de una forma adecuada. Una película para pasar el rato o poner como fondo cuando no queremos ver realmente nada, dos o tres escenas interesante, chicas atractivas, calidad en la parte audiovisual pero un mal desarrollo de la historia. Sin duda la peor película del director.

Coco

Título Original: Coco.
Género(s): Sobrenatural, Drama, Fantasía.
Director: Adrián Molina y Lee Unkrich.
Estudio: Pixar Animation Studios.
Emisión: 2017.
Duración: 105 minutos.
Extras:

Desde su estreno, Coco fue una película sumamente galardonada por la crítica y los espectadores, aunque debido al elemento cultural que aborda no escapó a los escándalos, sobre todo cuando  se difundió que Disney quería registrar la frase “Día de Muertos” como una marca comercial, entre otras controversias. Pero más allá de los escándalos y la cuestión sobre apropiación cultural, que debo admitir fue lo que me hizo no querer ver la película hasta que de manera fortuita la vi por televisión hace poco más de un mes, es importante destacar la forma en que refleja una de las más importantes tradiciones mexicanas (para mí la más importante y una de las únicas dos tradiciones que realmente me gustan celebrar, junto con el carnaval de mi pueblo).

De la parte técnica no diré mucho. La obra en bellísima visualmente hablando, las recreaciones de los lugares es muy buena y en verdad nos remiten a ese calor de hogar y esencia de pueblo mexicano. Los panteones y las ofrendas están excelentemente detalladas y aunque estas varíen de región en región dentro de México considero que los elementos mostrados por el filme son lo suficientemente universales para que emanen esa esencia mexicana del Día de Muertos. La alusión tanto a los elementos prehispánicos como coloniales es maravillosa y el colorido característico de la celebración está muy bien logrado, sin olvidar la parte mística y mágica propia del folclore y la música que es igualmente buena.

La obra retoma la celebración del Día de Muertos en el pueblo ficticio de Santa Cecilia, inspirado en lugares reales de la región occidente de México, principalmente en el estado de Michoacán. Nuestro personaje principal es Miguel Rivera, un niño amante de la música cuyo mayor sueño es dedicarse a ese arte, sin embargo, la vida de músico es algo terminantemente prohibido en su familia, la cual se ha dedicado por varias generaciones a la confección de zapatos. Viendo la posibilidad de que sus sueños se frustren por la falta de apoyo familiar, Miguel decide desafiar a su familiar y escapa de su casa con rumbo al panteón, donde entra a la tumba de Ernesto de la Cruz, es más grande músico de todos los tiempos.

Creyendo que tiene algún parentesco con De la Cruz, Miguel decide robar la guitarra del mausoleo para poder participar en un concurso de talentos en el pueblo y demostrar que tiene las habilidades musicales para dedicarse a eso. Pero al tocar la guitarra comete una falta de respeto al difunto y es transportado al mundo de los muertos, del que no podrá volver hasta que reciba la bendición de uno de sus familiares. Sin embargo, su tatarabuela y el resto de sus parientes muertos también tratan de evitar que se dedique a la música, sin entender por qué, Miguel va en busca del De la Cruz para recibir la bendición de su parte y consejos para poder seguir su carrera musical. En el transcurso descubrirá cosas sobre su familia y aprenderá que los lazos que nos unen son más importantes que en deseo que querer hacer algo aún a costa de quienes más queremos.

Una de las cosas que más tuvieron en cuenta los productores al momento de realizar la obra fue el buscar la forma de ser lo suficientemente respetuosos de una tradición tan importante para los mexicanos y en mi opinión me parece que lo lograron, pues se muestra un poco de todos los elementos que componen la celebración del Día de Muertos, aunque estos obviamente son distintos en cada región y entre familias. Teniendo en cuenta que siendo la comunidad latina (y principalmente la mexicana) tan numerosa en los Estados Unidos, las muestras de disgusto y los ataques por hacer una película que muestra de mala manera esta tradición tan querida en nuestro país (sobre todo por el significado familiar que conlleva) hubiese sido muy contraproducente para los productores.

Las ofrendas con la comida que más les gustaba a los difuntos, las veladoras, las fotos para recordarlos (en mi casa no acostumbramos poner fotos), las flores de cempasúchil como guía de las almas, el perro xoloitzcuintle como guía en el Mictlán (herencia de la cosmovisión prehispánica), la alusión a los alebrijes (artesanía mexicana), el ir a enflorar al panteón (este año se prohibió hacerlo por la pandemia de Covid-19) entre otras tradiciones particulares de cada pueblo, están perfectamente representada en Coco y no de una forma irrespetuosa, exagerada o irreal, sino bastante acordes a lo que es la celebración real con los esperados y perdonables cambios que una obra de ficción requiere para su guion.

Y puede que a muchos no les agrade que una empresa como Disney o Pixar hagan algo con este tema, pero debemos aceptar que lo hicieron bien. Y lo digo yo, que soy uno de los mayores detractores de cualquier cosa que menosprecie al Día de Muertos, tanto que durante estos años no quise ver la película, pero luego de hacerlo puedo decir que lo hace bien, que es lo suficientemente respetuosa de la tradición y que es lo suficientemente fiel a la cosmovisión que tenemos para celebrar a nuestros muertos con música, fiesta, comida y colores, a diferencia de los modos lúgubres y sombríos que tienen en otros países, y es que si algo nos caracteriza a los mexicanos es, además del picante y los tacos, nuestra forma de actuar ante las desgracias y la forma de afrontar y convivir con la muerte. Un funeral en México implica música y comida, algo que en otras partes del mundo podría ser impensable.

Y si bien la película toma sus licencias en cuanto a la parte fantástica, sí logra representar esa verbena que es el Día de Muertos, con esa mezcla de olores, colores y sabores que caracteriza a dichas fechas donde muerte y fiesta de vuelven sinónimos, donde el cráneo es otro objeto más al que no hay que temer y las calaveras de dulce son degustadas por los niños, mientras los adultos toman chocolate o café de olla para acompañar al delicioso pan de muerto. La muerte pues, es para el mexicano una excusa más para comer y festejar, para convivir con los nuestros, ya sean antepasados o contemporáneos, reunirnos a comer y celebrar es algo tan típicamente mexicano que no importa si ya estamos muertos, lo vamos a poder seguir haciendo mientras haya alguien que año con año nos haga un lugar en su ofenda.

Para el mexicano estar muerto no es un pretexto para volver a festejar y eso lo refleja muy bien la historia, pues quienes ya no tienen a nadie en el mundo de los vivos que los recuerden y les pongan una ofrenda, desaparecen para siempre, mueren de verdad. La muerte verdadera es el olvido y por eso muchos difuntos trataban con desesperación de regresar al mundo terrenal para comer y ver a sus familiares por última vez, antes de que los olvidaran y desaparecieran para siempre. Sólo estarás realmente muerto cuando nadie se acuerde de ti. Y eso pega muy fuerte en la idiosincrasia nacional donde la unión familiar es muy fuerte, donde (más por motivos económicos que otra cosa) las familiar extensas son una constante y los nietos conviven con tíos y primos en la casa de los abuelos, algo que no es tan común en otras culturas, como en Estados Unidos donde los jóvenes se independizas y viven vidas lejos de sus padres y hermanos a quienes sólo ven en navidad.

Este aspecto familiar, además de la ya menciona peculiar visión que tenemos de la muerte, es el elemento más exótico que México aporta al mundo y que ha maravillado a muchos países a raíz de esta película. Razón por la cual era importante que fuese fiel a la tradición y respetuosa de la misma, o de lo contrario habrían generado una idea errónea de lo que es el Día de Muertos en México y lo que significa para nosotros. Y si bien sólo un mexicano puede apreciar y entender por completo todos los simbolismos del filme, no deja de ser algo que pueden resultar atractivo para otras culturas del mundo. Sin duda una bella película sobre una de las tradiciones más importantes para los mexicanos.

Kimi no Na wa

Título Original: 君の名は (Kimi no Na wa).
Género(s): Drama, Romance, Fantasía.
Director: Makoto Shinkai.
Estudio: CoMix Wave Films.
Emisión: 2016.
Duración: 106 minutos.
Extras:

Por fin, luego de tantos años pude ver una de las películas que más anhelaba. Y siendo un gran fan de Makoto Shinkai desde 2008 ustedes se preguntarán por qué no la había visto antes si además de convertirse en una de las películas japonesas más taquilleras de la historia también ha sido una de las más laureadas, la respuesta es simple: después de Dareka no Manazashi noté que todas sus obras transcurrían en el mismo universo, por lo que decidí que vería sus películas en orden de estreno para poder apreciar su crecimiento y confirmar mi hipótesis, y como antes de Your Name todavía me faltaban El Viaje a Agartha y El Jardín de las Palabras, tenía que esperar para poder ver la que se ha convertido en la obra más famosa del director. En sus últimas tres películas Makoto ha revelado las conexión entre ellas, conexión que ha hecho a propósito, pero es posible encontrar elementos que conecten todas (como en la Teoría Pixar), algo de lo que ya hablaré a detalle en otra entrada.

Como primer aspecto debemos mencionar que las obras de Makoto se puede dividir en tres etapas: sus inicios (cuando sólo hacía cortometrajes), su salto a la fama (con la llegada de sus primeras películas) y su consolidación internacional, donde adoptó un estilo algo distinto pero sin dejar de lado todos los elementos que venía usando en sus obras anteriores (a futuro hablaré más sobre cómo divido sus etapas). Esta película corresponde obviamente a la última etapa y su principal característica es la brutalmente impresionantes calidad de animación, sobre todo en cuanto al diseño de escenarios, si en El Jardín de las Palabras ya me había maravillo su calidad técnica en este aspecto, esta película llegó a superarla y consolidarse como la película de animación japonesa con el mejor diseño de escenarios y calidad de animación que he visto.

Sin duda me sorprendió lo hermosos, realista y bien logrados que estaban todos los escenarios, tanto que la película podría carecer completamente de trama y ser sólo música y paisajes y seguir siendo bellísima. Y además los escenarios tienen otro plus, pues si bien están basado en lugares reales y el nivel de recreación es fiel y muy detallado, tanto que por momentos parecen que no es anime, algo tienen que mantienen esa esencia mágica sólo perceptible en una animación y ese resultado me dejó maravillado.

Siguiendo con los aspectos técnicos, la música también es muy buena, toda la banda sonora es espectacular, pero yo personalmente sigo extrañado las insuperables composiciones que Tenmon solía aportar en las viejas producciones. En cuando al diseño de personajes este siempre han sido maravilloso en toda obra de Makoto, aquí vemos su estilo más reciente, que es muy bueno y me gusta, pero como un viejo seguidor del director, la nostalgia me hace preferir el diseño que tenían los personajes en las películas que realizó en la primera década de este siglo.

La historia gira en torno a dos personajes, Mitsuha Miyamizu, una simpática niña de secundaria que vive en un pueblito junto a un lago, cosa que detesta pues ella anhela vivir en la gran ciudad, y Taki Tachibana, un joven de preparatoria que vive en Tokio y trabaja como mesero. Sin saber cómo ni por qué, empiezan a intercambiar cuerpos cuando duermen, Taki despierta en casa de Mitsuha y en su cuerpo y ella despierta en Tokio dentro del cuerpo de él. Al principio creen que todo es un sueño, pero al despertar descubre que no recuerdan qué hicieron el día anterior y todos a su alrededor les cuentan lo extraño que se comportaron. Eventualmente los chichos descubren lo que pasa y deciden usar sus celulares así como notas que escriben en los cuerpos de su anfitrión para establecer un canal de comunicación.

Para no afectar la vida del otro deciden escribir todo lo que hicieron en el día cuando eran la otra persona, así como establecer reglas para tratar de llevar un comportamiento lo más normal posible, aunque sin muchos resultados. Eventualmente parecen acostumbrarse, Mitsuha se hace amiga de la chica que le gusta a Taki e incluso le consigue una cita, mientras que Taki empieza a aprender sobre las tradiciones del templo del que la abuela de Mitsuha está a cargo.

Un día, sin previo aviso, dejan de intercambiar cuerpos y no pueden volver a comunicarse. Los años pasan y Taki empieza a olvidarse de Mitsuha, ya no recuerda su nombre pero sabe que hay alguien a quien quiere encontrar, así que sale a recorrer Japón buscando aquel pueblito junto al lago hasta que logra encontrarlo y descubre lo que había pasado años antes. Al parecer, un cometa que pasó junto a la tierra hacía varios años pudo ser el causante de la conexión entre ambos personajes.

La historia resulta muy hermosa, los giros argumentales son bueno aunque algo predecibles y en general el manejo de toda la trama es excelente. Las explicaciones que da sobre el fenómeno que experimentan los protagonistas juegan con lo científico y lo fantástico al mismo tiempo, sin dar una explicación tajante y dejando la conclusión final al espectador, lo que considero un gran acierto. Los toques de comedia, drama, romance y nostalgia están en su punto con momentos donde el drama se impone y ralla en la tristeza, pero sin dejar nunca, al menos, un breve atisbo de esperanza y felicidad. Además, los elementos simbólicos que suele usar Shinkai se combinan a la perfección con el argumento y logran un resultado excelente.

Entre los elementos simbólicos que vemos en el filme, está la contante pugna entre la tradición y la modernidad, cosa muy características de Japón. Aunque aquí podemos ver un poco el desapego que los jóvenes empiezan a tener por su pasado y el peso que la modernidad tiene en la vida diaria, pero también la importancia de seguir manteniendo las tradiciones. Makoto aquí se consolida como alguien que puede desarrollar una historia de drama perfectamente tanto en un ámbito urbano como en uno rural y tanto en un ámbito tradicional como en uno moderno. Otros elementos son los típicos que siempre usa: los trenes, las nubes, la lluvia y los atardeceres, faltando algunos como las hojas de cerezo o los gatos.

Además de los elementos visuales, el manejo de una trama donde se cuentan dos historias paralelas es algo que Makoto ha hecho desde sus inicios y de hecho en ésta película retoma muchos elementos que ya había abordado en otras obras aunque de una mejor manera, denotando el crecimiento y la madures que ha adquirido como un creador de historias. [Advertencia de Spoiler] Por ejemplo, el manejo del tiempo que separa a una pareja ya lo había usado en Hoshi no Koe, donde la historia de los personajes transcurre en tiempos distintos y en ambos casos él está en el futuro y ella en el pasado. La búsqueda del amor y el papel que los trenes juegan en él la vimos en 5 Centímetros por Segundo, y el manejo de dos dimensiones o universos paralelos conectados por los sueños ya había sido esbozado en Kumo no Mokô, Yakusoku no Basho.

Finalmente, la separación de dos amantes ya sea por la distancia o el tiempo ha sido el tema central en las obras dramáticas de Makoto desde su primer cortometraje (Other Worlds). Aunque aquí me encanta como juega con la temática metafísica y la teoría de cuerdas para explicar tanto la conexión como la separación de ambos, lo que le da un tinte de Ciencia Ficción a la obra cuya tendencia es más hacia la Fantasía. Que por cierto, este aspecto también separa las etapas de Makoto pues antes combinaba el Drama con Ciencia Ficción, luego con el Slice of Life y últimamente lo hace con la Fantasía, aunque nunca ha dejado de usar ninguno de los tres.

No voy a mentir, ansiaba ver este filme y el hype generado después de tantos años me jugó un poco en contra, tanto que si bien la película me gustó mucho, la considero impresionante y muy recomendable, no me apasionó tanto como esperaba, de hecho luego de todos los comentario que leí sobre ella esperaba que se convirtiera en mi nueva favorita, pero ese puesto sigue siendo de 5 Centímetros por Segundo desde hace más de diez años, o tal vez eso sea por la nostalgia y el aprecio que tengo de las obras de la dupla Shinkai-Tenmon.

No obstante la película es maravillosa, con perfectos toque de drama y nostalgia así como de alegría, lo que me lleva, por cierto, a comentar un poco el final. Hubo un momento en que la película habría podido terminar de una forma triste pero muy buena, algo que me hubiese gustado ver, pero luego sigue y se enfila al típico final feliz complaciente, aunque revira poco antes del final y nos otorga un final digno, que no es el típico “y vivieron felices para siempre” pero tampoco algo tan triste que deje cabizbajos a los espectadores (por mucho que a mí sí me gusten esos finales).

En conclusión, la obra es maravillosa, la historia es muy buena y concretiza las temáticas que Makoto ya había abordado en sus obras anteriores desde Hoshi no Koe hasta El Viaje a Agartha (el lugar donde está el santuario me recuerda a Agartha), sin olvidar el deleite visual que es ver esta película, tan sólo por ese aspecto vale muchísimo la pena. No cabe duda de que la reputación y fama que Shinkai ha ganado en estos años es bien merecida. Una recomendación obligada para todo el amante del cine.

Angel Beats

Título Original: ソウナンですか? (Sounan desu ka).
Género(s): Drama, Comedia, Fantasía.
Director: Seiji Kishi.
Estudio: P.A. Works.
Emisión: Abril – Junio de 2010.
Duración: 13 episodios.
Extras: Final alternativo, Ova 1 (Stairway to Heaven), Ova 2 (Hell’s Kitchen).

Basado en las novelas ligeras del mismo nombre creadas por Jun Maeda (Clannada, Air, Kanon), Angel Beats es una serie de anime de tintes dramáticos que nos narra la lucha de un grupo de jóvenes que han fallecido y terminaron en una especie de limbo, donde deberán cumplir sus sueños frustrados en vida para poder trascender.

La serie tiene una buena calidad técnica, la música es muy buena y logra una excelente ambientación, además de que hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto del opening y el ending de una serie por igual. El diseño de personaje responde a ciertos estereotipos, sobre todo físicamente, pero las personalidades tienen suficiente originalidad y presencia para resultar agradables, además de que la variedad de personajes facilita encontrar alguno con el cual identificarnos.

La historia sigue a Yuzuru Otonashi, un joven que perdió la memoria y despertó en una escuela internado. A su llegada lo primero que encuentra es a una chica disparando un arma contra otra jovencita. La chica de nombre Yuri Nakamura (mejor conocida como Yurippe) le explica que él ha muerto y ha llegado a ese lugar, una especie de limbo, y que debe unirse a ella para enfrentar a su enemigo, una chica a la que llaman Ángel y que se encarga de hacer desaparecer a los demás.

Sin entender nada, Otonashi se dirige hacia la chica Ángel y le pregunta quién es ella, si en verdad es un ángel y si está muerto. Ángel le responde que sólo es la presidenta del Consejo Estudiantil pero que en efecto está muerto y para comprobarlo lo apuñala en el pecho. Otoashi despierta en la enfermería, al parecer todo es cierto, él está muerto y aquella extraña escuela donde se encuentra es un lugar donde no se puede morir. De acuerdo con Yurippe nadie puede morir allí, y su lucha es por revelarse ante los designios de Dios pues no aceptan su muerte ni las vidas injustas que les había tocado vivir. Sin estar del todo seguro, Otonashi se une a su grupo.

Las misiones de aquel frente de lucha se limitaban a pelear contra el Ángel y a hacer actividades para obtener comida y otros suministros. En aquella escuela había otros alumnos, pero al parecer no estaba consientes y sólo fungían como personajes de relleno, viviendo una vida estudiantil cotidiano una y otra vez. El resto del frente se integraba por estudiantes muy diversos, todos con distintas habilidades y funciones dentro de la organización y que además tenían en común el estar inconformes con su muerte por considerar injusta la vida que les había tocado.

Con el paso de los días y las misiones, Otonashi va conociendo las vida de sus compañero y descubre que todos ellos tuvieron vidas trágicas y duras, ese sufrimiento en vida les impidió lograr sus sueños y murieron dejando cosas pendientes, sin embargo, aquel lugar en el que estaban no era un purgatorio ni un limbo ni un lugar de castigo, era simplemente una parada en la que su alma tenía la oportunidad de disfrutar de esa juventud que les fue arrebatada hasta haber cumplido sus sueños frustrados y poder, al fin, partir en paz.

Debo reconocer que la serie me gustó mucho más de lo que yo esperaba, pues desde un inicio su enigma sobre la muerte y sus escenas de acción me atraparon. Creo que fueron una excelente mezcla de emoción y acción. Por otra parte, el aspecto nostálgico y dramático me recordaron mucho a serie como Air, y después al saber que su creado era el mismo entendí por qué. Ese estilo general de la serie mantiene aún el estilo del anime con el que yo crecí, un anime de finales de los 90 y principios de siglo, algo que ya es difícil ver actualmente y que contribuyó a que la serie me gustara tanto.

La organización de los alumnos, el pasado trágico de cada personaje, los lugares secretos como El Gremio, donde se hacían las armas, y todas las leyes y reglas de ese mundo me parecieron interesantes y me engancharon a la historia. Que el Ángel los castigara cuando hacían algo incorrecto para quedarse más tiempo en ese mundo o los dejara en paz cuando se comportaban como alumnos normales me pareció misterioso e incrementó mi interés por la historia. Pero sin duda fue la parte melancólica lo que más me gustó.

Esa parte nostálgica me gustó mucho porque no llega a ser realmente triste, pues a pesar del crudo pasado de cada personaje, la historia se aferra a un pequeño atisbo de felicidad para no caer en la melancolía eterna. Además de que la evolución que tiene la historia es otro plus, pues le da ciertos giros argumentales que la hacen crecer de una serie con adolescente peleando con armas a un limbo donde lo importante es lograr cumplir tus sueños y ser feliz. Cuando por fin conocemos la razón del por qué están allí los personajes notamos el enorme drama que tenía de trasfondo y, al mismo tiempo, caemos en cuenta de lo mucho que evolucionó la serie a partir de lo que en un inicio hubiéramos podido creer.

La serie es muy buena, o al menos a mí me ha gustado mucho. Me encantó su nivel de drama y nostalgia y que su estilo me hiciera recordar esos animes de mi adolescencia lo volvió más melancólico aún para mí. Tampoco es la gran serie y tiene varios huecos y errores en la trama que no se explican del todo, pero el final es nostálgico y digno, por lo que en general considero que vale mucho la pena. Una gran recomendación para quienes gusten de historias con un poco de drama encubierto con toques de comedia.

Héroes Modestos

Título Original: ちいさな英雄-カニとタマゴと透明人間 (Chîsana Eiyu: Kani to Tamago to Tomei Ningen).
Género(s): Drama, Fantasía, Slice of Life.
Director: Hiromasa Yonebayashi, Yoshiyuki Momose y Akihiko Yamashita.
Estudio: Studio Ponoc.
Emisión: 2018.
Duración: 54 minutos.
Extras:

Héroes Modestos es una de esas películas que Netflix está emitiendo y que apelan a un estilo visual que nos remite a las obras de Studio Ghibli, aunque es este caso los directores de los tres cortometrajes que integran la película trabajaron en la afamada casa productora, incluso un cuarto segmento estaba planeado para integrarse e iba a ser dirigido por Isao Tahakata, quien lamentablemente falleció antes de realizar la animación.

La película se integra por tres segmentos de historias independientes que muestra personajes en situaciones algo complicadas las cuales sólo podrán resolver realizando un acto heroico y no en el sentido tradicional que la ficción nos ha enseñado, pues luchar contra un enemigo no es la única forma de ser héroe, ayudar a quien lo necesita o enfrentar una enfermedad potencialmente mortal también pueden ser actos heroicos. Una grandiosa recomendación para los fans del anime que buscan historia cortas pero emotivas.

Kanini y Kanino

Es el primer cortometraje y en él vemos a dos niños diminutos que viven en un riachuelo salir a pescar junto a su padre. Los tres viven juntos mientras la madre regresa de dar a luz. Mientras los hermanos duermen, una tormenta hace que la fuerza del agua suba, arrastrando a la pequeña hermana, su hermano mayor y su padre van en su búsqueda, pero la tormenta arrastra al padre y los niños se quedan sólo, teniendo que ser valientes para sobrevivir en un mundo lleno de peligros.

La historia es muy bonita y visualmente es impresionante, nos remite mucho el estilo tradicional de Ghibli con escenarios fabulosamente detallados, tanto que por momentos se ven muy reales. La música es igualmente buena, agradable y le va perfecto al estilo visual. La historia es de Fantasía, pues los niños parecen ser diminutos y pueden vivir tanto dentro como fuera del agua. Otro aspecto interesante es que si bien los personajes hablan se limitan a decir los nombres de los otros, haciendo que el corto sea prácticamente sin diálogos y eso le da un buen toque.

Life Ain’t Gonna Lose (Samurai Eggu)

El Segundo cortometraje es el más dramático de todos, en él vemos a Shun, un niño de primaria que es sumamente alérgico al huevo, tanto que tan sólo una gota de algo que contenga este común alimento le provoca una reacción anafiláctica que podría ser mortal. En el corto vemos parte del pasado del chico desde que nación hasta la actualidad y los cuidados y previsiones que él y toda su familia deben tener para evitar que muera. Siendo el huevo un alimento tan común en nuestra sociedad en varias ocasiones en chiquillo ha terminado en el hospital.

Las historia es muy buena y algo dramática, pues vemos al niño y su mamá enfrentar diversas situaciones en las que él termina con una severa anafilaxis que lo pone en peligro, también vemos los sacrificios que la madre hace para cuidarlo y lo difícil que es para Shun vivir así, a pesar de ello no se da por vencido y decide que hará lo que sea necesario para mejorarse. La música es muy buena y ambienta perfectamente, la cantidad de drama es adecuada pero el diseño de personajes, a pesar de ser muy bonito y colorido, tiene cierta parte digital algo artificial que no me terminó de convencer, fuera de eso es una historia maravillosa con un lindo mensaje sobre no darse por vencido a pesar de enfrentar una difícil condición médica.

Invisible (Tomei Ningen)

La última historia nos muestra la difícil vida que enfrenta un hombre invisible, quien no sólo es invisible en un sentido visual, sino que además está empezando a desaparecer en todos sentidos, se está volviendo etéreo, incapaz de mantenerse en el suelo si no lleva algo pesado que le evite ser arrastrado por el aire y pasando desapercibido para todos y todo, desde sus compañeros de trabajo hasta las máquinas, sólo algunos animales y personas son capaces aún de notar su presencia.

La serie es algo triste pues vemos cómo una persona empieza a desaparecer en todos aspectos y además nos plantea una interesante interrogante sobre los problemas que una persona con la habilidad de ser perpetuamente invisible podría enfrentar. El diseño es el más sobrio de todos, con una ciudad algo decrépita y gris que acentúan el sentido melancólico de la historia, sin olvidar el formidable trabajo de ambientación que logra el apartado sonoro.

Monsters University

Título Original: Monsters University.
Género(s): Fantasía, Comedia.
Director: Dan Scanlon.
Estudio: Pixar.
Emisión: 2013.
Duración: 104 minutos.
Extras: Monsters Inc.

Dicen que las segundas partes nunca han sido buenas, pero hay una lista de películas cuyas segundas partes han incluso superado a la primera, Aliens, Terminator 2 o Mad Max 2 son ejemplos de ello, y para mí Monsters University supera por mucho a la primera parte, aunque por razones muy personales, en primera porque a mi edad ya no soy el público al que está dirigida la primera entrega, pero sí la segunda con toda la cuestión universitaria, y en segunda porque no sale la niñita que en la primera película me pareció tan fastidiosa.

La primera vez que vi Monster Inc. fue el año de su estreno es un decadente cine en el pueblo donde vivía en ese entonces, y me gustó a secas, pues era un niño de 11 años y pertenecía al público para el que estaba destinada. Doce años más tarde, los niños de ese entonces ya estábamos en edad universitaria, yo por lo menos recién había terminado la carrera, por lo que una película cuya historia se desarrollaba en un ambiente universitario me era más familiar, pero no la fui a ver porque la primera entrega nunca fue de mis favoritas. Sin embargo, por casualidad recientemente vi algunos minutos en televisión y me parecieron divertidos, por lo que me decidí a ver.

Para mi fortuna la película resultó buena, muy entretenida y si bien era un gigantesco cliché de las típicas películas de comedia adolescente gringas se podía disfrutar muy bien. Creo que hacer una precuela en la época universitaria de los protagonistas respondía a la edad de quienes vimos la película cuando niños. Yo personalmente disfruté mucho esa temática escolar. Aunque estaba plagada con los personajes y las situaciones recurrentes de éste tipo de obras, con los fracasados tratando de esforzarse por salir adelante y los populares haciéndoles la vida imposible.

El filme nos muestra el primer año de universidad de Michael Wasowski y James P. Sullivan, quienes ingresan al prestigioso programa para asustadores en Monsters University. Rápidamente la inteligencia de Mike lo hace destacar en clase, pero no puede competir con el apellido de Sulley ni con su talento natural para asustar. Decidido a demostrarles a todos que él también puede llegar a ser un gran asustador, Mike pasa la mayor parte de su tiempo estudiando, mientras que su entonces enemigo se dedica a holgazanear creyendo que su popularidad resolverá todos sus problemas. Lamentablemente ninguno logra aprobar el examen final y son echados del programa.

Mike idea una forma para que vuelvan a aceptarlos en el programa de asustadores y hace una apuesta con la decana, si su equipo gana las sustolipiadas podrán regresar a clases, pero su equipo está conformado por Sulley, con quien no se lleva nada bien, y por un grupo de rechazados sociales con nulas habilidades para los sustos que han formado su propia fraternidad, los Oozma Kappa. Los juegos inician sin que nadie crea que los Oozma podrán llegar a la final, pero a base de mucho esfuerzo y suerte, se abren paso en cada prueba.

Como es de esperarse el grupo de marginados y torpes demuestran que tienen la habilidad para competir con los populares y se ganan un lugar entre los mejores, demostrándole a todos que son igual de buenos que cualquiera. Siempre en este tipo de historias son los perdedores quienes deben hacer frente a los bravucones y también es común que uno de esos chicos populares termine ayudando a los perdedores para redimirse y terminar siendo amigo de alguien que al principio detestó.

Mike es el típico ñoño que se la pasa estudiando pero a pesar de ello no logra adquirir las habilidades que necesita, mientras que Sulley es el chico popular con talento natural a quien su apellido le abre todas las puertas. Uno tiene que esforzarse por sus sueños mientras que el otro lo tiene todo ganado. Al final ambos lograrán convertirse en mejores personas y, obviamente, en mejores amigos. Argumento que es totalmente cliché y vemos en todas las películas de adolescentes universitarios o preparatorianos.

Fuera del prefabricado mensaje sobre la amistad y el artificial y estereotipado contexto escolar, las competencias son buenas, divertidas y dan lugar para buena comedia e incluso un poco de emoción. Incluso podemos ver algo de profundidad en la cuestión universitaria al menciona brevemente algunas de las otras carreras que se imparten, como los diseñadores de puertas (que serían como los de ingeniería), filosofía, biología, computación, diseñadores de contenedores de sustos, arte, entre otras. Hubiese sido interesante ver más de ellas pero se comprende que no era la finalidad de la historia.

Honestamente esta saga de los monstruos no es de mis favoritas de Pixar, pero debo admitir que la segunda me gustó mucho más que la primera. La parte técnica es excelente, la música es muy buena y el apartado visual sobresaliente, sobre todo en el diseño de los monstruos y en la calidad del detalle, pues es posible ver incluso hasta la textura de algunos de ellos. Y no debemos olvidar, al menos para la versión de Latinoamérica, la excelente dupla que Andrés Bustamante y Víctor Trujillo hacen para darles la voz a Mike y Sulley respectivamente.

Una excelente opción sin son fans de Pixar e incluso si no lo son pues la película resulta entretenida, divertida, emocionante y lo suficientemente ligera para disfrutarla sin complicaciones pero, al mismo tiempo, con la suficiente profundidad y contenido argumental para verla más de una vez sin que resulte tediosa o aburrida. Un perfecto ejemplo de que sí puede haber segundas parte muy buenas a pesar de que haya pasado más de una década entre la primera y la segunda. Y el que sea una precuela creo que fue un gran acierto, pues nos permite conocer el pasado de los protagonistas y cómo se conocieron, además de expandir el universo del mundo de los monstruos, algo mucho más atractivo en mi opinión que lo que hubiera logrado una secuela.

Akashic Record of Bastard Magic Instructor

Título Original: ロクでなし魔術講師と禁忌教典 (Roku de Nashi Majutsu Kôshi to Akashic Records).
Género(s): Fantasía, Comedia.
Director: Minato Kazuto.
Estudio: Liden Films.
Emisión: 2017.
Duración: 12 episodios.
Extras:

Basada en las novelas ligeras de Tarô Hitsuji, Akashic Record (para abreviar el largo nombre que en español se ha traducido como Los expediente akáshicos del instructor mágico inútil), es un anime de fantasía que mezcla la ya recurrente temática de la escuela de magia con un trasfondo de misterio, todo en un universo donde el poder político y militar tienen sus sustento en el uso de la magia.

La calidad del anime es aceptable, la banda sonora está allí aunque en realidad uno nunca pone atención a ella. Los toques de fan-service son parte del gancho inicial para ver la serie pero tampoco van más allá. Y si bien la parte mágica tiene sus momentos, tampoco es que se explote a plenitud el origen de dicha magia, aunque sí se da una breve explicación de cómo el uso de dichos poderes tiene que ver con el lenguaje y de cómo la forma en que pensamos, imaginamos y recitamos los hechizos modificará el resultado de estos.

La historia gira en torno a Glenn Radars, un mago promedio que es obligado a fungir como profesor suplente en la Academia de Mágica Imperial, la escuela de magia más renombrada y orgullo del Imperio Alzano, nación ficticia donde transcurre la obra. Glenn no tiene la menor motivación por ser profesor, de hecho parece detestar la magia, pero en realidad tiene una habilidad muy superior a la del rango en el cual está clasificado.

Entre las alumnas de Glenn se encuentra Rumia Tingel, una chica muy positiva quien esconde un importante secreto, pues posee una habilidad mágica especial que puede potenciar el poder de otros. Debido a que esa habilidad puede ser peligrosa la intentaron asesinar de niña, pues a pesar de ser la hija de la reina, su poder podía poner en peligro a todo el imperio. Para su fortuna fue salvada por un mago y adoptada por la familia Fibel, cuya hija, Sistine, acude a la misma clase que ella. Sistine desprecia a Glenn por incompetente, pero Rumia le tiene cierto aprecio pues le recuerda a alguien del pasado.

Cuando una organización de magos malvados trata de capturar a Rumia para usar su habilidad, Glenn va en su rescate, demostrando con ello que en realidad tiene habilidades mágicas muy superiores a las que aparenta. Al parecer Glenn era parte de las fuerzas especiales y su trabajo era matar a los magos malvados. Tener que mancharse las manos con tanta sangre hizo que Glenn despreciara la magia. Sin embargo, el aprecio que empezó a tener por sus alumnos hizo que regresara su interés por la magia y mostrara sus verdaderas habilidades, convirtiéndose en uno de los profesores más queridos de la academia.

A lo largo de la serie veremos a Glenn entrenar a sus alumnos y protegerlos de los villanos. No obstante, aunque tenemos ciertos arcos dentro de esta temporada, ninguno logra destacar mucho en realidad, de hecho se quedan todos muy cortos. Los investigadores de la Sabiduría Divina, que son los malos, de repente tienen sus apariciones pero no concretan nada y todos los planes secretos que se mencionan se desperdician por completo pues no se explican más a fondo, como el Proyecto Revive Life que genera vida artificial, los poderes especiales de Rumia o el villano final que aparece de la nada y se enfrenta a Glenn.

La serie es muy floja en todos los aspectos. Ni la parte escolar ni la mágica ni el trasfondo político ni militar logran concretar una trama sólida. Todo está hecho a base de retazos que dan juego a los personajes pero que está dichos al aire pues no aterrizan en algo interesante. El verdadero origen de Rumia como parte de la realeza se aborda en algunos capítulos y luego se olvida por completo, Re=L Rayford, antigua compañera de Glenn y relacionada con el Proyecto Revive Life tiene su capítulo protagónico y luego es hecha a un lado y Sistine quien es la coprotagonista y es mostrada como una líder fuerte y decidida se convierte en el premio de una batalla entre dos hombres que la hacen ver débil e inútil, acabando con ese sentido heroico que originalmente tenía el personaje. Y en general muchos personajes que tienen potencial están desperdiciados, como la profesora Celica Arfonia, mentora de Glenn y cuyo poder al parecer es inconmensurable.

Si bien la serie tiene muchos errores que podría parecer graves, en realidad no lo son, pues tampoco es que esperemos mucho de la serie desde un inicio. No obstante, considero que si hubiese optado por seguir un solo camino en lugar de mostrarnos migajas de muchas tramas hubiese funcionado mejor. O que siguiera la parte política y militar donde la realeza y sus intereses fuese la parte medular de la historia, o que se centrara en el Proyecto Revive Life y los experimentos malignos de los villanos de Sabiduría Divina, o que de plano se quedara con la parte escolar. Aunque para una serie de fantasía donde la temática de la escuela de magia sea lo principal no hay nada mejor que Little Witch Academia.

Dar una explicación profunda de cómo funciona la magia es una de las cosas que siempre me han gustado. Muchas obras de Fantasía no lo hacen y está bien, pues se enfocan en mostrarnos la historia como tal, pero aquellas que sí nos dice cómo es que podemos conjurar los fenómenos de la naturaleza para nuestro beneficio tienen un punto a su favor, lamentablemente esta serie se aleja de esa parte que bien podría haberle dado una historia más sólida. Las menciones de la Arqueología Mágica suenan interesantes pero sólo se quedan en eso, lo mismo pasa con las distintas especialidades de la magia, aspectos que considero pudieron ser muy interesantes de ver en pantalla.

La serie no es mala, es una comedia ligera y simple ambientada en un mundo mágico imperial —a diferencia del acostumbrado entorno medieval— pero cuyos elementos de su historia no logran un impacto que asombre al espectador. Está bien para pasar el rato sin prestar demasiada atención viendo algo de magia, pero tampoco es la gran serie. La comedia es buena por momentos y la parte del fan-service en ocasiones es la principal motivación para seguirla viendo. Recomendable para quienes quieran algo simple sobre el género pero nada más.