ReLIFE OVAS

Título Original: リライフ (Riraifu).
Género(s): Comedia, Drama.
Director: Tomo Kosaka.
Estudio: TMS Entertainment.
Emisión: 2018.
Duración: 4 episodios.
Extras:

Re-LIFE tiene una duración original de trece episodios en los que se le da un final que no es del todo concluyente. Dos años después de su estreno, la serie fue lanzada a DVD con un agregado de cuatro episodios (episodios 14 al 17) en los que se muestra el final del experimento y el regreso a la vida adulta de nuestro protagonista, dando un final concluyente basado en el manga.

Luego de que las cosas parecieran mejorar tanto para los chicos de la preparatoria Aoba como para los sujetos del experimento de Re-LIFE, la serie tiene un final adecuado pero nada contundente. Los posibles sentimiento entre Arata y Chizuru se quedan en el aire y no sabemos cómo concluyó aquel experimento que prometía cambiar la vida de esos ninis. Las ovas retoman la historia justo donde se queda la serie y nos muestra el final verdadero, el cierre del año escolar y la conclusión del experimento.

En estos cuatro episodios vemos a Arata y Chizuru enamorarse y sufrir debido a que una vez terminado el experimento ambos se olvidarán el uno del otro. A pesar de la difícil situación logran disfrutar el poco tiempo que les queda juntos. El resto de personajes tienen un desenvolvimiento agradable y el crecimiento final de los adultos es bueno, pues por fin logran encontrar un sentido a su vida y la motivación para seguir adelante.

El aparente amor imposible entre dos adolescentes que en realidad son adultos se plantea de origen como un cliché, pero tiene un buen término, pues no raya en lo meloso y de hecho hace un adecuado uso del drama sin sobreexplotarlo, logrando con ello un resultado nostálgico muy ameno de ver.

La experiencia de volver a vivir entre jóvenes es lo que les cambió la perspectiva de la vida a Arata y Chizuru, les permitió recuperar su confianza y posibilitó que aprendieran a valorar y disfrutar su presente. Al final, la despedida en muy nostálgica y aunque se le da un final feliz creo que bien podrían haber concluido con una realidad más triste y apegada a los golpes que realmente nos da la vida. Sin embargo, el mensaje de aprovechar el momento que vivimos en sin duda el más importante.

La calidad de las ovas se mantiene igual que el resto de la serie y nos regala un final adecuado y merecidamente feliz a pesar que lo que a mí me hubiese gusta ver. La serie es una gran recomendación para aquellos veinteañeros cercanos a los treinta que aún tienen dudas sobre su futuro, pues nos ayuda a poner en perspectiva lo que queremos, obligándonos a recordar nuestros años de juventud en los que el futuro aún parecía distante y las preocupaciones de la vida adulta no eran algo de lo que debiéramos preocuparnos todavía.

Anuncios

Asobi Asobase

Título Original: あそびあそばせ (Asobi Asobase).
Género(s): Comedia, Slice of Life.
Director: Seiji Kishi.
Estudio: Lerche.
Emisión: 2018.
Duración: 12 episodios.
Extras: OVA.

Hacía mucho tiempo que no veía un anime que me hiciera reír tanto y sobre todo que manejara un sentido del humor tan particular, en aquellos ya lejanos primeros años del presente siglo tuvimos a Suzumiya Haruhi no Yûutsu, posteriormente ocupó su lugar Lucky Star, este año un nuevo anime basado en el manga 4-Koma de Rin Suzukawa se ha ganado los elogios de los fans por su retorcido e inesperado sentido del humor, Asobi Asobase es ahora uno de los candidatos a convertirse en una serie clásica de la comedia ligera.

Como muchas de las adaptaciones de los mangas a cuatro viñetas de comedia ligera, la calidad técnica es bastante decente pero con ciertos aspectos que la hacen lucir más simple de lo que es, como los tradicionales fondos deslavados y los diseños de personajes simples y genéricos. La música es peculiar puesto que tiene momentos muy buenos que te dejan sorprendido pero también hay escenas en las que la comedia es tan buena que uno deja de poner atención a la banda sonora.

El diseño de los personajes no resalta mucho, son el estereotipo de las personalidades, aunque los cambios drásticos de personalidad al momento de hacer algo gracioso es lo que les da ese toque distintivo. Algo que vale la pena destacar es el trabajo de las Seiyûs, quienes hacen una labor inigualable al cambiar de un tono de voz soso y monótono a uno serio, dramático o aterrador según se requiera. Aunado a la personalidad y a la voz, tenemos el cambio en el estilo de dibujo que acentúa esas partes cómicas, las hace hilarantes, irreverentes y hasta transgresoras, quizás no del gusto de todos pero sin duda se convierten en el toque característico de esta serie.

La historia gira en torno a tres amigas. Hanako Honda, la inteligente hija de una familiar rica, apasionada de los juegos, obsesionada por conseguir novio e inconforme con su cuerpo por tener los pechos muy pequeños; Olivia, una chica de padres extranjeros que nació y se crio toda su vida en Japón, le gusta fingir que es extranjera y a pesar de su aspecto rubio y ojos azules no sabe hablar nada de inglés; Kasumi Nomura, una chica tímida que le teme a los hombres pero ama escribir historias yaoi. Juntas conforman el Grupo de Estudio de Jugadores, que en realidad es un grupo de juegos no reconocido oficialmente por la escuela para pasar el rato después de clases.

El resto de la historia es bastante simple, se narran el día a día de las chicas en la escuela y sus mentiras con el club, juegan distintos juegos tradicionales japoneses y compiten contra otros clubes deportivos mientras tratan de sobrevivir a su propia amistad. El componente gracioso es la facilidad que tiene la historia para convertir una simple guerra de pulgares o el típico castigo a un perdedor en algo totalmente épico, completamente fuera de los estándares de la cordura y profundamente hilarante.

Esa exageración y las emociones llevadas al extremo es lo que resulta siempre tan gracioso, pues lleva situaciones sumamente comunes y que podrían resultar hasta aburridas al absurdo de una manera tan cómica que sin duda alguna te harán reír. Y además del buen manejo de la comedia hay una gran cantidad de referencias a la cultura pop, sobre todo en lo que respecta al ámbito de los videojuegos y el manganime. Asobi Asobase no es una obra profunda ni complicada, tampoco la mejor en su ramo, es simplemente una serie de comedia simple que saber hacer un excelente manejo de su peculiar y retorcido humor, recomendable para pasar un ameno rato de diversión.

Paprika

Título Original: パプリカ (Papurika).
Género(s): Ciencia Ficción, Metaficción.
Director: Satoshi Kon.
Estudio: Madhouse.
Emisión: 2006.
Duración: 90 minutos.
Extras:

Satoshi Kon es reconocido a nivel mundial como uno de los directores de anime más emblemáticos de las últimas décadas. La mayoría de sus trabajos se convirtieron en obras de culto entre los consumidores de anime, pues su particular estilo para contar historias oníricas con personajes complejos y trasfondos que reflejan un lado oscuro de la sociedad japonesa ha sido difícilmente igualado. Paprika es una de sus obras más populares y no es para menos, pues además del estilo personal impuesto por el fallecido director, está basada en la novela homónima del más reconocido escritor de metaficción japonesa, Yasutaka Tsutsui.

La calidad técnica es magistral, como en todas las obras de Kon. Los escenarios son crudos y realistas como acostumbra, aunque esta vez aderezados con un psicodélico toque de color propio de la naturaleza onírica de los sueños y una gran cantidad de detalles. El diseño de personajes es fabuloso, pues no sólo nos regala protagonistas complejos y profundos, sino que son al mismo tiempo encantadores y agradables, después de Tokyo Godfather es el filme con los personajes más carismáticos de entre sus obras. Donde reluce completamente es en el soundtrack ya que Susumu Hirasawa logra sumergirnos en un mundo de fantasía con melodías completamente surreales llenas de magia, alucinación y locura. Yo, antes de ver el filme, muchos años antes, ya había escuchado la banda sonora completa y me había enamorado de la película sin verla.

La historia comienza cuando Atsuko Chiba y el Dr. Osanai investigan el robo de tres dispositivos experimentales llamados CD mini, instrumentos mediantes los cuales pueden observar y entrar en los sueños de las personas. Su finalidad es usarlos en el tratamiento de pacientes psiquiátricos, entre ellos el Capitán Konakawa, ex compañero de la universidad del Dr. Shima, el jefe del departamento que desarrolló el dispositivo. Chiba, Osanai y el Dr. Tokita, inventor del aparato, buscan pistas del robo en la casa de uno de su asistente, principal sospechoso. Mientras registran el departamento, Chiba es presa de un sueño mientras está despierta.

Al parecer los ladrones planean controlar a las personas entrando en sus sueños. Tokita explica que como los dispositivos están incompletos su sistema de seguridad es deficiente, por lo que podrían entrar en los sueños de las personas aun cuando éstas estén despiertas. Poco a poco más persona son víctimas de los controladores de sueños generando un enorme caos.

El poder de los aparatos se magnifica y no sólo afectan los sueños de las personas, sino que estos sueños empiezan a unirse con el mundo real. Los suelos y la realidad se vuelven uno y será deber de Paprika, una simpática chica pelirroja que usa los DC mini me manera clandestina para tratar a los pacientes psiquiátricos, encontrar a los ladrones y detener toda esa locura. Paprika inicia así una búsqueda con muchos tintes policiacos para encontrar a los malhechores, apoyada por el jefe Shima y el Capitán Konakawa, cuyo sueño se unió casualmente con el de Paprika.

Con forme avanza la historia pasamos de la realidad a los sueños de forma inadvertida y al principio es un poco difícil notar si lo que vemos es parte de la realidad o una ensoñación, pero tampoco es confuso al grado de no poder comprender la historia. Nuestro ego yace en la realidad mientras nuestro alter ego es quien tiene la capacidad de recorrer el mundo de los sueños y Chiba y Paprika son exactamente eso, la misma persona pero en dos mundo diferentes.

Como es de esperar hay una gran cantidad de elementos simbólicos clásicos de los sueños, como las mariposas, los pasillos que se extienden sin fin o los rostros que se repiten. La forma en que se aborda la mente y la manera en que ésta es representada como un caótico y multicolorido desfile es exquisita. Representar el concepto abstracto del pensamiento en una metáfora festiva e incomprensible me pareció la mejor elección, pues al final el laberinto de la mente no es más que una locura coherente que en cualquier momento puede dejar de serlo.

Hablar de sueños implica abordar el concepto de realidad y el filme lo hace de una manera maravillosa, sin una compleja filosofía ni una amplia explicación psicológica, no obstante no deja de haber un poco de ambas en cada escena. Por ejemplo, un diálogo que me gustó mucho es cuando comparan el internet y los sueños, Paprika dice: “los sueños y el internet son parecidos, ambas son áreas donde la mente consciente reprimida se descarga” y eso es verdad en muchos sentidos. Si bien el trasfondo puede parecer complejo no es difícil de entender y en eso radica parte de la grandeza de la película, tampoco hay grandes giros argumentales en el sentido de la historia, pero sí en la personalidad de los personajes y eso termina por ser más interesante e inesperado.

Entre los elementos recurrentes en los trabajos de Kon destacan los diálogos metafóricos que parecen no tener sentido. Aquí siguen estando presente pero no son tan complejos, en el sentido de que la historia se resuelve sin la necesidad de que el espectador los descifre, como sí pasa en Paranoia Agent, así que pueden relajarse y no se estrese si no comprenden a qué se refieren los personajes. El otro elemento es la constante de la damisela en peligro, aunque aquí la principal damisela, Paprika (Atsuko Chiba), es más la heroína que la víctima, pero aun así termina enfrentando situaciones de violencia con una fuerte carga sexual en su contra.

La crítica a la parte oscura de la sociedad japonesa, esa parte degenerada y voraz, no es tan directa como en otras de sus obras, de hecho se sustituye por una crítica a la ética en el uso de la tecnología. El propio conflicto que da paso a la historia es una diferencia de opiniones entre lo que está bien desarrollar desde el ámbito científico y lo que ya rebasó las fronteras de lo que el humano debería poder controlar. ¿Si controlamos los sueños, nuestra mente habrá perdido el último santuario en donde puede ser libre?

Como es costumbre en las obras de Satoshi, sus personajes no son idealizados ni estereotípicos, todo lo contrario, son reales, humanos, imperfectos y psicológicamente muy complejos. No son nada parecidos a los protagonistas que rellenan el anime genérico de la actualidad, ni en lo físico, ni en lo psicológico, y los personajes de Paprika son sin duda grandiosos e irrepetibles.

El anime de Satoshi, en general, es siempre un anime adulto y para adultos, complejo, por momentos indescifrable pero envolvente, que te atrapa, te obliga a pensar al tiempo que te entretiene, un tipo de contenido que considero hace mucha falta en la producción actual. Sin duda Paprika es una recomendación obligada para cualquiera que se diga fan de la animación japonesa y para cualquier fan del cine en general.

The Ricochet Splendid

Título Original: The Ricochet Splendid.
Género(s): Ciencia Ficción / Space opera, Comedia.
Director: 2veinte.
Estudio: 2veinte.
Emisión: 2018
Duración: 3:19 minutos.
Extras:

Esto no es una serie, ni siquiera un cortometraje, es un falso opening creado por el estudio argentino 2veinte que se volvió viral en Facebook hace unos meses. La idea era crear una parodia de las series de Ciencia Ficción ochenteras, con una música con toques roqueros y electrónicos, un diseño colorido que raya en lo psicodélico y una trama espacial donde soldados pelean contra las fuerzas del mal de aviones robot gigantes.

Si bien la trama podría parecer un cliché el resultado fue sencillamente espectacular, pues la calidad final del corto es impresionante. Es una de las mejores obras animadas que he visto en los últimos años y que bien merecería tener una serie o una película, pues la forma en que se muestra el argumento central de la historia no sólo nos permite imaginar un sin número de posibilidades, sino que resulta sumamente atractivo de ver en pantalla y por eso tendría la capacidad de desarrollar una serie muy larga o al menos una muy buena película.

En el opening vemos la presentación de los personajes, los superiores (la sargento Ohara, el teniente general Lamar y el capitán Tuco), el escuadrón (El “Chacal”, líder del grupo, Will, Chongo y Kimberly) y las fuerzas del mal (Mikal). La personalidad que puede inferirse de los personajes y sus aparatos robóticos de pelea es muy atractiva e inmediatamente dispara tu imaginación para tratar de figurar cómo es la relación entre los miembros del grupo y qué tipo de aventuras habrán vivido juntos.

Los elementos futuristas, el aspecto psicodélico, la diversidad sexual y las peleas espaciales se mezclan perfectamente en este opening que es tan majestuoso que merece convertirse en una serie animada. Además, el ending le da mayor solides y credibilidad y te permite soñar con la posibilidad de que una serie así pudiera existir. Esa canción inicial llena de potencia y energía que describe el argumento de la historia aunada a ese final calmado y romántico me recuerda a muchas series que he visto, y me hace desear aún más una serie de esto. De lo mejor que he visto en muchos años, pues sintetiza, en poco más de tres minutos, todo lo que un fan de la Ciencia Ficción quisiera ver en pantalla.

Mystery Skulls Animated

Mystery_Skulls_Logo

Título Original: Mystery Skulls
Género(s): Misterio, Aventura
Creador: Mystery Ben.
Emisión: 2014 – 2018.
Duración: 3 episodios.
Extras: Blog oficial

Cuando sugerí a mi editor publicar cierta entrada en el pasado, no pude escapar de sus suspicaces observaciones; después de todo en ese entonces aún importaba bastante limitar el contenido del blog a un puñado de ámbitos específicos. La popularidad del tema que abordó dicha entrada terminó poco después, pero en sus últimos momentos sirvió como caldo de cultivo para una verdadera explosión creativa.

Artistas que empezaron creando tributos a la serie, o que vieron esta moda como un incentivo para incrementar sus habilidades pronto se cansaron de los mismos temas; ansiosos de más, salieron a perseguir nuevos intereses y muchos optaron por crear contenidos originales que les permitieran trabajar con más libertad, la mayoría con un nutrido séquito de fans dispuestos a aceptar el cambio.

542

“Ben Mangum” fue uno de ellos, creador de varios vídeos y animaciones independientes en YouTube. En sus inicios, una de sus obras más populares fue un vídeo musical donde los personajes bailan al ritmo de una de la canciones de la banda indie Mystery Skulls. Luis Dubuc, líder de la banda, adoró el vídeo a tal grado que autorizó a Ben el uso de sus canciones en cualquier futura animación que creara.

Cambiando su seudónimo a “MysteryBen”, Mangum reunió a un grupo de artistas y animadores a quienes denominó la “Ghost Crew” y lanzó el 26 de octubre de 2014 el vídeo musical Ghost, usando la canción homónima de la banda. Para dotar al vídeo de un estilo visual atractivo, creó una serie de personajes basados en al arcaica caricatura Scooby-Doo, de Hanna-Barbera, cuyas aventuras coinciden con la letra de las canciones.

ccc

En el la primer parte conocemos a un equipo de investigadores paranormales llamados “Mystery Skulls”. Cuando su camioneta se avería a mitad del camino, Vivi, Arthur y su perro mascota Mystery son forzados a entra a un mansión embrujada donde son perseguidos por apariciones fantasmales. Lewis, antiguo líder del grupo ha vuelto del más allá convertido en un espíritu que busca vengarse de la traición de Arthur y reunirse con Vivi.

Ghost se volvió tan popular que superó al vídeo oficial de la canción por varios millones de visitas; de inmediato, gran cantidad de fans demandaron una secuela. Esta abrumadora respuesta positiva animó a la Ghost Crew a planear el lanzamiento de al menos otros cinco episodios que continuaran la historia de sus personajes. El 15 de abril de 2016 se reveló la secuela, Freakin Out.

457

Freaking Out fue un rotundo éxito en YouTube; no sólo se convirtió en una digna secuela a la historia original, si no que expandió este universo a niveles insospechados al añadir toda clase de pequeñas pistas que nos permiten conocer más sobre el pasado de los personajes y formular todo tipo de teorías descabelladas que involucran espectros, seres mitológicos y posesiones demoníacas. La tercera parte se estrenó el 13 de octubre de 2018 y lleva por título Hellbent.

Aún si la música de la banda titular no es de tu agrado, Mystery Skulls Animated es un obra de calidad excelente, con una animación muy bien cuidada, fluida y llena de detalle que se complementa de forma magnífica con la música de fondo. El resultado final justifica en gran medida el largo tiempo de espera entre episodios, que se han convertido en todo un referente de la animación independiente.

Blame!

Título Original: ブラム! (Buramu!).
Género(s): Ciencia Ficción / Cyberpunk.
Director: Hiroyuki Seshita.
Estudio: Polygon Pictures.
Emisión: 2017.
Duración: 106 minutos.
Extras:

Basada en el manga homónimo de Tsutomu Nihei, Blame! es una película Cyberpunk que tuvo su estreno mundial por el portal de streaming Netflix. A diferencia de lo que ha pasado con muchas de las películas de imagen real que se han estrenado en dicha plataforma, parece que los animes han tenido un mejor recibimiento y en general han logrado la aprobación del público. Blame! recibió buenas críticas por parte de la audiencia y aunque es muy entretenida tampoco es la gran revelación.

La calidad técnica es buena, pero a mí no me gustó ese estilo demasiado computarizado y artificial. En lo personal prefiero un diseño más tradicional como el viejo Cyberpunk ochentero, donde las ciudades se ven más viscerales y la arquitectura se convierte en un elemento opresor para los personajes, aquí todo es muy digital y limpio a pesar de que sí tiene tubos y una mega ciudad de concreto y metal. Estéticamente se parece mucho a Knights of Sidonia, pues el autor del manga es el mismo y también me recuerda un poco a Patema Inverted, aunque la animación de la obra de Yasuhiro es mucho muy superior.

La música no está mal y el diseño de personajes es genérico, tanto en su aspecto como en sus respetivas personalidades. Tenemos al líder viejo, al líder joven y algo rebelde, a la chica valiente y la chica débil y torpe y al vengador de tierras lejanas que casualmente es el único con el poder de salvar a la ciudad. Tanto los personajes como el propio argumento no son algo nuevo, de hecho es un tópico bastante reciclado, pero no por ello deja de ser entretenido. De hecho la premisa de una sociedad en donde los humanos se podían conectar virtualmente con la ciudad entera es interesante, pero a grandes rasgos es una mezcla entre The Matrix y Terminator.

La historia toma lugar en un futuro lejano, luego de que la humanidad fue diezmada por los salvaguardas, máquinas letales con aspecto humanoide (que me recuerdan a Ghost in the Shell) encargadas de exterminar a todos los habitantes ilegales. Los habitantes ilegales eran aquello que no tenía el Gen de Terminal de Red, lo que les permitía conectarse a la red central que controlaba toda la ciudad. Los humanos perdieron ese gen a raíz de una infección. Luego de muchos años los humanos parece que han desaparecido, en su lugar los Electropescadores, descendientes lejanos de los humanos, tratan de sobrevivir en las laberínticas ruinas de la ciudad sin fin.

Un grupo de jóvenes electropescadores buscan lugares donde obtener fango, su única fuente de alimento, cuando son atacados por los salvaguardas, al borde de la muerte un extraño sujeto llega a salvarlos. Killy, aquel forastero, parece ser un humano que está en busca de personas con el Gen de Terminal de Red para tratar de conectarse a la terminal y recuperar el control de la ciudad.

El pueblo de los pescadores recibe a Killy y deciden ayudarlo. Aquel hombre baja a las profundidades de la aldea donde encuentra los resto de una científica, una ciborg que puede conectarse a la red. Killy y los pescadores deciden ayudarla a cambio de algo de alimento, pues su aldea está a punto de perecer. Cibo, la científica, accede a darles raciones de alimento, pero para ello deberán llegar a una fábrica automatizada, donde podrá fabricar la comida y además una terminal para acceder a la red. Cibo, Killy y los pescadores se enfrascan en una peligrosa misión.

Como es de esperarse, la travesía implica muchos peligros y nuestros protagonistas sufren numerosas pérdidas, pero al final Cibo logra su cometido y además se fabrica un cuerpo nuevo. De regreso en la aldea son infiltrados por Sanaka, una salvaguarda de última generación que empieza a atacarlos para tratar de evitar que Cibo entre a la red y recupere el control de la ciudad. El resto es una entretenida pelea entre los pescadores y Killy contra Sanaka y las máquinas, muy al estilo de la batalla por la defensa de Sion en The Matrix Reloaded.

La película es buena y muy entretenida, pero no aporta nada nuevo que no hayamos visto ya en la saga de las Wachowski. Aquí los humanos eran ya prácticamente ciborgs y los pescadores son los que en realidad tienen las habilidades normales de un humano actual. De cualquier forma, pese a no ser la gran revelación sí resulta muy entretenida, con un nivel adecuado de complejidad y bastante recomendable para pasar la tarde y empezar a adentrarse al mundo del Cyberpunk de una forma muy ligera.

La Tortuga Roja

Título Original: La Tortue Rouge.
Género(s): Fantasía, Drama.
Director: Michaël Dudok de Wit.
Estudio: Wild Bunch, Studio Ghibli.
Emisión: 2016.
Duración: 80 minutos.
Extras:

Luego del retiro de Hayao Miyzaki y el aparente cierre de Studio Ghibli, muchos de sus fan quedaron con ganas de ver más de sus producciones. Cuando se anunció que el estudio estaba participando en la coproducción de una película animada francesa muchos se emocionaron y la fama de esta casa productora generó una expectativa muy alta en dicho filme, expectativa que La Tortuga Roja cumplió con creces.

La premisa es muy sencilla, un hombre naufraga hasta una isla desierta. Luego de algún tiempo construye una balsa e intenta escapar de aquel pedazo de tierra, pero una extraña tortuga roja frustra todos sus intentos. Harto de fracasar y cansado de la soledad mata a la tortuga en un arranque de ira. La muerte del animal le genera remordimientos, hasta que una mujer pelirroja aparece en la playa. La pareja se enamora y sobreviven juntos en aquella isla, tienen un hijo y pasan el resto de sus vidas en aquel desamparado lugar, lejos de la civilización pero felices.

Obviamente la historia no es nada original, pero el mensaje de fondo es sumamente hermoso. La tortuga es como una metáfora de la vida y aquella isla representa para el náufrago y su familia el desamparo, la tristeza, la felicidad, la alegría, todo. Siendo honesto no alcancé a comprender realmente el alcance del trasfondo, esa mezcla de fantasía y realidad que bien podríamos definir como realismo mágico fue algo confusa, pero, a pesar de que no puedo aclarar completamente los simbolismos de la obra, sí puedo decir que es una historia bellísima.

La calidad de animación es excelente, y si bien se nota el estilo de Ghibli el canon es en realidad el estilo francés, pues por momentos algunas escenas me recordaban a películas como Kiriku y la Hechicera o el clásico de René Laloux, Le Planete Savage. Los paisajes, el diseño simple pero adecuado de los personajes y la presencia de ciertos animales logran mantener tu atención y otorgan cierta emotividad aún ante la ausencia de diálogos, aunque la mejor parte de todo el filme es su apartado sonoro.

Tanto la música como los efectos de sonido son lo mejor que he escuchado en mucho tiempo. Las melodías son bellísimas y transmiten no sólo la emotividad que requiere cada escena, sino que disparan en el espectador una serie de recuerdos y emociones que terminan por otorgarle una carga aún más dramática. A pesar de su falta de diálogos, La Tortuga Roja es una película para escuchar más que para ver. En ocasiones ni siquiera es necesario ver a la pantalla para sentir las emociones que la película pretende transmitirte, la música por sí sola se encarga de ello.

La parte del realismo mágico sería muy difícil de explicar sin hacer un tremendo spoiler que arruinaría el filme a quien no la ha visto, así que omitiremos esa parte. La falta de diálogos, como ocurre siempre en este tipo de obras, ayuda a que cada espectador genere sus propias respuestas, explicaciones y conclusiones, pero por momentos, el mantener la historia sin que los personajes hablen, resulta algo forzado.

Además de la difícil-de-explicar metáfora sobre la vida que toda la película representa en su conjunto, también te invita a reflexionar sobre cómo en un lugar tan lejano de la civilización es posible encontrar todo un ecosistema que sobrevive aún ante tal aislamiento y que además tiene todo lo necesario para mantener vivo a un hombre y permitirle encontrar su felicidad. Es una película melancólica y emotiva, pero no triste, de hecho es bastante feliz, pero no de una felicidad que se grita, sino de esa felicidad que sienten en el corazón al ver un atardecer con una leve sonrisa en el rostro.

Visual y sonoramente la película es bellísima, aunque la historia se queda un poco corta pues con el pretexto de esa fantasía, que por momento no sabemos sí en realidad lo es, hace uso de escenas oníricas en las que nunca queda del todo claro qué fue lo que en realidad pasó, qué fue lo que el náufrago vivió durante su estadía en la isla. Al final todo se reduce a un desenlace que puede ser sumamente hermoso, melancólico o triste, todo dependerá de la lectura que cada quien haya hecho. No obstante, es una película que bien merece la pena verse, y sobre todo escucharse, más de una vez.