La voracidad del consumo virtual

Faith Hilling

Hace tiempo leí una frase que decía más o menos así: “Internet se escribe con tinta” y luego de meditarla por un rato concluí que es verdad. Todo el contenido que se sube a Internet, dígase imágenes, videos, audios o letras perdurará en la inmensidad de la red por siempre, incluso si borramos lo que hemos compartido eso se quedará almacenado en algún servidor alojado en un país con políticas sobre privacidad y derechos de autor un tanto endebles, oculto para la mayoría de internautas pero posiblemente accesible para quienes frecuentan la Deep Web. Y si bien internet tiene una memoria infinita y se ha convertido en el principal acervo de información en todo el mundo, la velocidad con que se mueven las modas virtuales es tan rápida que aquellos memes o videos que fueron los más populares en su momento quedan en el olvido cuando son desplazados por una nueva sensación.

¿Quién de ustedes no recuerda los videos de Edgar se cae y la Canaca, modas como el Harlem Shake o el Ice Bucket Challenge, los innumerables memes surgidos para ridiculizar la polémica del momento o, si nos vamos al ámbito del hastag, el #noerapenal y las decenas de versiones del #yamecanse? Creo que todos de una u otra forma, algunas veces de manera involuntaria, hemos sido víctimas de esa feroz viralización de determinados contenidos que pululan por la red. El ejemplo más obvio es el de las mentadas Selfies, que ha desplomado la venta de tripies para cámara y borrado de la memoria de los usuarios que existe una opción llamada “temporizador” que permite retrasar el tiempo del disparo. Todas esas modas logran captar a un público masivo, tan incuantificable que cierto video de un cantante coreano averió el contarlo de YouTube.

No era penal March

Ya en uno de sus capítulos, South Park nos ponía en alerta sobre la peligrosidad de seguir las modas de internet y sobre lo rápido que estas pasan. En el pasado la moda se determinaba por décadas, ahora debemos visitar diariamente Twitter para saber cuál es el trending topic de la semana o de esa tarde. Y eso mismo pasa con mucho contenido no viral de internet, los blogueros, los vlogueros, los streamer, los vinestars, los twitstar y los youtubers suben tanto contenido todos los días que en ocasiones algunas cosas que pueden ser muy buenas pasan completamente desapercibidas entre la enorme marejada de contenido al que tenemos acceso. Aunque puede pasar lo contrario como lo que me ocurrió a mi hacer algunas semanas.

En 2011 publiqué la entrada de Catolicadas como parte de una serie de entradas llamadas “La animación como distensor social”, que pretendía hablar sobre las animaciones que abordan temas tabú o que son difíciles de hablar por diversas razones. Descontinúe la serie porque preferí hablar de cada obra por separado y borré todas las entradas, incluida la de Catolicadas que casi nadie leyó. No obstante, como dicha entrada me parecía interesante volví a publicarla con el contenido exacto de aquella primera vez. Para mi sorpresa tuvo mucho éxito y de hecho es la entrada más compartida del blog, ha sido compartida más de 50 veces. Y eso fue lo que me llevó a escribir esto, pues me parece curioso que una entrada con el mismo contenido tuviese más éxito la segunda vez que aquella primera ocasión. Y si bien tengo más lectores ahora que hace cuatro años y la entrada versa sobre un tema polémico, no deja de ser un hecho interesante, sobre todo porque nos muestra que si bien internet se escribe con tinta y lo recuerda todo, la gente no.

Cat Breaded

La gente, sobre todo la gente mexicana, tiene una pésima memoria social, algo que para los políticos resulta ser nuestra mejor cualidad, pues al cabo de unas semanas, meses o años, dependiendo de las atrocidades de sus acciones, todo se nos olvida, perdonamos a quienes nos ofendieron y volvemos a votar por ellos. Y curiosamente ese lapso de memoria varía entre tres y seis años. Lo que ocurrió con la guardería ABC, con el 132, con Acteal, con Atenco y lo que está pasando con Ayotzinapa es la historia de siempre, los políticos dejan que el tiempo lo cure todo, y lo cura, eso y un poco de ayuda de la televisión y las noticias sensacionalista.

Así como las modas de Internet pasan y se olvidan a causa de la velocidad con la que surgen, los problemas sociales, los crímenes de estado y las promesas de campaña se olvidan de la memoria social, de las noticias y de la historia. Para mí, México vive en un estado orwelliano perfecto, donde el Ministerio de la Verdad ni siquiera tiene que preocuparse por borrar o cambiar la historia, pues la ciudadanía lo hará por sí misma. Podemos regresar a Internet, hurgar entre los archivos binarios como los arqueólogos virtuales de Pale Cocoon para reconstruir el pasado histórico a partir del registro digital (Internet será el paraíso de los arqueólogos e historiados del próximo siglo), podemos desgastar el scroll para ver los primeros videos de ese famoso youtuber, pero no podemos hacer lo mismo con los problemas sociales. Lo que ocurrió el 2 de octubre de 1968 no se ha olvidado, cada año hay una marcha, lo que ya se olvidó es el sentimiento de hartazgo ante los atropellos de la autoridad que llevó a los estudiantes de ese tiempo a marchar, y eso es lo que nunca deberíamos olvidar y lo que para desgracias de nuestro país olvidamos primero.

Anuncios

Animación Basura I: Introducción

Con el bum de internet en los años 90 y la primera década del siglo XXI, propiciado por su cada vez más fácil acceso a la clase media, la facilidad para compartir información alcanzó límites inimaginables; ahora era posible estar informado en tiempo real del acontecer en la industria de los medios audiovisuales. Videojuegos, animación, televisión y cine se vieron forzados a adaptarse a esta nueva plataforma en la que todo era gratis, mucho más accesible y con un mercado de consumidores en exorbitante crecimiento a nivel mundial. Atrás quedaban los años en que las revistas y los rumores entre amigos y proveedores piratas en los tianguis significaban la mejor fuente de información para estar al día en el vertiginoso desarrollo tecnológico que ha permeado a la cultura pop.

El internet facilitó a sus usuarios la posibilidad de poder conseguir series, películas, videojuegos, canciones y software sin tener que recurrir al nada confiable mercado informal. Más importante aún, nos permitió conseguir artículos que eran muy difíciles de encontrar fuera de su país de origen (básicamente Estados Unidos y Japón) a no ser que se acudieras a alguna convención. Esto significó tres cosas para la industria audiovisual: en primera catapultó la fama de muchas producciones y las internacionalizó, creando acérrimos fans por todo el globo; en segunda, se creó un mercado pirata intangible y muy difícil de controlar a pesar de los esfuerzos de las casas productoras y los propios proveedores de servicios en internet, y en tercera, la capacidad para acceder de forma gratuita, directa y en cualquier momento a los mismo productos que tenemos en la televisión y el cine, crearon, a mi forma de ver, un hastío en el telespectador causado por la mala programación de las cadenas televisoras . Esta debacle televisiva tuvo, además, que competir con el brutal despegue de redes sociales y páginas de videos como YouTube.

Es justamente en YouTube donde hemos podido ver, en un periodo de poco más de cinco años, el desarrollo de una plataforma de entretenimiento que ha tenido que modificar su contenido a una velocidad realmente relampagueante. Algunos quizás recuerdan cuando en YouTube la mayoría de videos eran cosas random subidas por los usuarios sin un fin específico, posteriormente se saturó el canal con videos musicales y no tardó en hacer lo mismo con fragmentos de series de televisión y películas. Quizás YouTube hubiese seguido ese camino si no fuese por la cuestión legal de derechos de autor. La mayoría recordamos, estoy seguro, algún canal que frecuentábamos y que fue borrado por esta razón. El retiro de videos con Copyright forzó a los internautas a producir contenidos propios que ellos mismos compartirían sin la presión de que estos pudieran ser eliminados; surgió así la era de la “televisión por internet” (aunque propiamente no era televisión).

Mentes Enfermas 2

En esta etapa es cuando surgen los video blogers (vlogers), esos chicos que se paran frente a la cámara y habla de algún tema en específico (similar a lo que hacemos los blogueros pero en video). Antes de ellos ya habían surgido algunos usuarios que subían videos cómicos pero eran pocos y no se auto reconocían como una comunidad virtual en específico, como ya hacían los blogueros en ese entonces y como posteriormente hicieron los podcasters. A la par de los vlogers surgieron los moneros, chicos amantes de la animación y con algún conocimiento en flash y otros programas simples para animar.

Independientemente del precedente que sentó Huevocartoon como una de las primeras animación flash con fines cómicos, los moneros empezaron, en su mayoría, parodiando series de anime o haciendo videos chuscos que apelaban al albur, al humor ácido, a las historias simples y muchas veces al mal gusto, para agradar a los internautas. Algunos tuvieron un éxito tal que fueron vistos como un producto que podía venderse, sin embargo, no podía venderse a los consumidores, pero sí a los publicistas, quienes encontraron en el astronómico número de visitas una nueva mina de oro para la publicidad. Vlogueros y moneros lograron por fin recibir cierta remuneración por algo que hacían gratis. Esto los llevó a aumentar la producción de sus animaciones pero a reducir su calidad y esencia innovadora, irreverente y de improvisación que tenían en un inicio.

Esta “Animación basura” se convirtió en algo similar a lo que fue conocido en la escena cinematográfica underground como Cine Basura (Trash Cinema) y que ahora muchos de esos largometrajes son cine de culto, eso que renombramos como Serie B. Muchas de estas animaciones flash captaron un público realmente numeroso y fiel, que empezó a apoyar y difundir los trabajos de sus moneros favoritos, convirtiendo a varios de ellos en verdaderas celebridades de internet y creado disputas entre los fans por ver cuál serie es mejor. Independientemente de ello, lo que debemos destacar es el empeño que los moneros ponen en sus obras, pues —al menos en un principio— no recibían ningún pago por el trabajo que hacían, que podía llegar a ser verdaderamente arduo puesto que, además de no disponer de recursos, tenían que hacer todo el proceso de animación por ellos mismos: escribir la historia, diseñar personajes, animar, hacer doblaje y grabar el audio.

Vete a la Versh 1

Los monos como Hobby

La primera razón por la cual los moneros empezaron a subir sus videos fue el gusto, el amor a la animación y el hecho de que significaba un pasatiempo, que para algunos nunca fue más que eso mientras que para otros era una forma de iniciarse en una actividad a la que realmente se querían dedicar. Todos los moneros iniciaron en esto por gusto y posteriormente lograron entrar en la industria y recibir una paga.

Los monos como plataforma de publicidad

Con el bum de YouTube y su programa de Partners, el sueño de muchos internautas se hizo realidad; recibir una paga por jugar videojuegos o subiendo esos videos que por años habían hecho, ahora podría significar una forma para ganarse la vida. Y los moneros no fueron la excepción, Rulo Barrera y RAL-Negas son el mejor ejemplo de ello, tanto que por un tiempo quién atrajo la mayor cantidad de visitas al canal de IrreverenTV fue el Negas.

El hecho por el cual los youtuberos (o youtubers) se convirtieron en un producto redituable es porque ya tenían un mercado cautivo (los espectadores) y un medio de difusión (las animaciones, playgames o vlogs), sólo faltaba el efectivo, que fue lo que los patrocinadores, a través de TvAzteca (para el caso de IrreverenTV) y otras empresas, llegaron a inyectar.

El márquetin. Las empresas de publicidad, si algo tienen, es astucia. Cuando YouTube fue vendido a Google y se abrió a la publicidad permitió que la página obtuviera un margen de ganancias exorbitante. Como Google ganaba dinero con la publicidad un mayor número de visitas significaría un mayor número de ingresos, pero para que las visitas aumentaran debía de proporcionar contenido que atrajera mucho público. Sin embargo, Google no tenía tiempo para proporcionar contenido, pero si los muchos suscriptores que ya de por si hacían videos que muchas veces lograban recaudar miles de visitas al día. Se creó así el sistema de Partners, en el cual los canales suscritos obtendrían visitas a cambio de poner publicidad en sus videos, y mientras más visitas tuvieran más ingresos les generaría. Muchos moneros y principalmente vlogers usaron esto para empezar a recibir ingresos por algo que antes hacían gratis.

El patrocinio. La televisión y las empresas fijaron sus ojos en los videos de la red que tanto atraían a ese público que había dejado la televisión y como eran miles las visitas que recibían, optaron por patrocinarlos para que siguiera subiendo su contenido a cambio de algo de publicidad. Los Youtubers tuvieron así una segunda fuente de ingresos que ya no dependía directamente de la publicidad que insertaba YouTube, sino de los comerciales que los moneros y vlogueros hacían para productos comerciales. Así, las personas que se sentían muy originales por cambiar la tele por el monitor terminaron viendo un producto auspiciado por las marcas y televisoras que tanto criticaban.

Anime News 3

Los monos como plataforma artística

De entre todos los moneros y proyectos existen dos casos muy particulares, el de Darkar y el de Steve Morales. Ambos dedicados netamente a la producción audiovisual y que incluso estudiaron algo relacionado a ello, Animación en el caso de Darkar y Diseño Gráfico en el caso de Steve. Rulo Barrera también estudió Diseño Gráfico y se ha dedicado a ello, pero en cuestión de animación se ha enfocado en los monos, a diferencian de estos dos chicos que realmente quiere dedicarse a la producción de videos y a la animación a un nivel profesional.

Darkar tiene la meta de abrir su propio estudio de animación en California, mientras que Steve busca crear su propia serie original, desde los personajes, hasta la música y el doblaje. Cuando el internet se usa como plataforma para que futuros artistas, músicos o escritores inicien y hagan sus primeros proyectos, creo que realmente estamos haciendo un buen uso de tan increíble herramienta cibernética.

Los monos como plataforma social

Los de Barrio, familia creada por Sergio Navarro y Arturo Lebrija, son el máximo estandarte de denuncia animada, en sus cortos vemos cómo la ignorancia, la falta de oportunidades y la corrupción son los defectos que mantienen a nuestra sociedad sumida en la pobreza y el rezago en todos los aspectos, pero que al mismo tiempo nos dan un perfecto ejemplo de la vida cotidiana y los problemas mundanos a los que muchas familias de clase media-baja se deben enfrentar.

La Familia del Barrio nos retrata, se burla del estereotipo mexicano y al mismo tiempo nos invita a reflexionar sobre todas esas cosa de nuestro país de las que tanto no quejamos pero a las que nunca intentamos cambiar, porque no se trata de cambiarlas a ellas, sino de cambiar nosotros como sociedad y eso es lo que una buena animación debe invitarnos a hacer.

Lo que me he propuesto con ésta introducción es poner en contexto al lector para que pueda apreciar el desarrollo general que la animación amateur encontró en las nuevas plataformas que nos proporcionó internet. Lo que pretendo hacer en ensayos futuros es hablar de algunas de las creaciones y moneros mexicanos más exitosos de la web. Mi intención con esto es hacer un pequeño análisis de cómo una animación que muchas veces es soez y con poco contenido ha logrado crear un impacto tan grande que incluso empieza a sobrepasar el mundo de las redes sociales. En un mundo [virtual] en donde los memes y el humor gráfico simple se han adueñado de internet, la animación chafa es la nueva alternativa frente a una televisión abierta que cada vez resulta más decadente.

Animación Basura II: Mentes Enfermas
Animación Basura III: Ral Animation Studios
Animación Basura IV: Cha Studios
Animación Basura V: La Familia de Barrio
Animación Basura VI: Vete a la Versh
Animación Basura VII: Producto Robot
Animación Basura VIII: La alternancia en internet

My Little Pony: Ponies goes with everything

NOTA: Este es un trabajo compilatorio acerca del multiverso desencadenado por MLP: FiM. Si buscas un análisis más serio y neutral sobre la citada serie, haz clic aquí.

Desde el inicio de su emisión, My Little Pony: Friendship is Magic ha logrado incrementar de forma dramática su popularidad a través de la web, aquí daremos una breve y modesta mirada hacia los aspectos más generales desarrollados desde entonces.

Breves antecedentes

El 10 de Octubre de 2010My Little Pony: Friendship is Magic debutó en la televisión. Pocos días después, Cartoon Brew, un blog dedicado a la industria de la animación publicó un interesante artículo cuyo contenido no discutiremos aquí. Básicamente, el autor criticaba a MLP:FiM, entre otras series basadas en juguetes o personajes extraídos de películas taquilleras, clasificándolas como herramientas capitalistas, el fin de la era creativa en la televisión.

La board /co/ (Comics y Animations) del multicitado sitio generador de memes y perdición 4chan, se burló del artículo por contener un tono exagerado y alarmista en sus palabras, generando un creciente interés por el programa. Conforme se televisaban más episodios, el show ganaba más seguidores fuera del objetivo demográfico inicial.

Así se desató una guerra interna en 4chan. La /co/ alabó a la serie por su impresionante calidad en animación y argumento. Combinaciones entre memes ya existentes y ponies fueron aumentando exponencialmente. Otras imageboards que consideraban la nueva ola de post como un cáncer trataron de controlarlos sin éxito. Tras baneos masivos, estrategias inútiles y nuevas páginas, 4chan decidió abrir “/mlp/” reconociendo a una de las más grandes subculturas creadas en su sitio y “dando a los ponies el hogar que merecían desde el primer día”.

Con el tiempo, los fans de la serie han crecido, denominándose así mismos “Bronies”, desarrollando su propia jerga coloquial e informal sacada directamente del programa de televisión u otras referencias creadas por los seguidores. Por su puesto, a la par se han multiplicado aquellas personas que odian la serie y la consideran el cáncer de la web, desatando enfrentamientos entre ambos lados que durarán por toda la eternidad; aunque se ha dicho que la única razón por la que puede no gustarte MLP es porque aún no la has visto.

Otros personajes

Los fans han incrementado los perfiles de personajes secundarios o ponies sin nombre que aparecen pocos segundos en los fondos de escenario. Estos personajes han recibido nombres, personalidades y sus propias historias. En el show, estos personajes tienen el único propósito de rellenar los vacíos en la pantalla, siendo agregados en las últimas fases de desarrollo.

Los personajes secundarios han recibido amplísimas características y antecedentes que rivalizan con los protagonistas. Algunos de ellos aparecen en un solo episodio y nunca más han sido vistos de nuevo. Con tan poca base creativa, los fans logran dotarlos de personalidades incluso más detalladas que las de los personajes principales, tal es el caso de la “Gran y Poderosa Trixie”.

En ocasiones, se agregan características que los relacionan con varios memes de los que forman parte, como en el caso de Discord, el principal antagonista de los primeros dos episodios de la segunda temporada, alabado por su personalidad troll, gusto por las jugarretas sin sentido y un actor de voz de primera calidad.

Otro caso muy popular es la Princesa Celestia, gobernante máximo del mundo donde se desarrolla la serie; varias veces, Celestia se ha comportado de una manera menos formal, dentro de lo que cabría esperar de una princesa o un monarca absoluto, por lo que ahora es descrita como un tirano jugando con sus súbditos haciendo lo que le dé la gana, mostrando una tendencia a crear situaciones frustrantes para el resto de los personajes por pura diversión, ganando los títulos de “Trollestia” y “Tyrant Celestia, Gobernante de toda Equestria”.

Por lo que respecta a lo ponies de fondo del escenario, varios de ellos son tan populares que simplemente superan a los personajes principales, todo debido al apoyo de los fans. Así, personajes que han aparecido en pantalla por un par de segundos ahora muestran una calidad igual o superior.

De entre ellos destacan Derpy Hooves, un pegaso de color gris cuyos ojos raros característicos la catapultaron a la fama desde su brevísima aparición en el episodio piloto; DJ PON-3, también conocida como “Vinyl Scratch”, un unicornio cuyo diseño sobresaliente captó la atención de los seguidores; Doctor Whooves, reconocido por su parecido único con la décima encarnación del Doctor Who, David Tennant, a menudo descrito como la versión pony del viajero del tiempo. Estos tres personajes han sido oficialmente aceptados por los creadores de MLP, quienes han adoptado los nombres y varias características que un principio les fueron dados con la comunidad.

Fanfiction

El término fanfiction hace referencia a relatos de ficción escritos por fans de una película, novela, programa de televisión, videojuego, anime o cualquier otra obra literaria o dramática. En estos relatos se utilizan los personajes, situaciones y ambientes descritos en la historia original o de creación propia del autor del fanfic, y se desarrollan nuevos papeles para estos. El término fanfiction hace referencia tanto al conjunto de todos estos relatos como a uno en concreto, según el contexto.

El fanfiction ha existido desde mucho tiempo atrás, tratada como una manifestación literaria menor, consideración que surge del limitado prestigio de las obras fuente como la calidad literaria de los relatos resultantes. Para muchos autores de fanfiction, la actividad que desarrollan es principalmente social o recreativa y no literaria.

Conforme la serie continuaba, los creadores se volvieron conscientes de que habían alcanzado a una audiencia más madura, desde entonces han insertado más referencias a la cultura popular en los capítulos subsecuentes. Esto ha alentado a los seguidores a no permanecer a la expectativa y crear sus propias historias; utilizando, por supuesto, ponies como personajes principales.

Los fanfiction sobre MLP son demasiados para comentar cada uno por separado en este modesto artículo; sin embargo, como todo, varios de ellos han sobresalido dentro de la misma comunidad de seguidores, convirtiéndose en “must read”. Abarcan géneros diversos, siendo los más populares aquellos denominados grimdark (trama o diseño oscuro) y los de horror.

   

Como el perfecto ejemplo de lo anterior tenemos al popular relato titulado simplemente “Cupcakes”. Surgiendo de la nada en 2011, ha sido descrito como la más tenebrosa, cruda, sangrienta y traumatizante historia que involucra ponies jamás escrita. Está centrado en dos personajes principales, Pinkie Pie y Rainbow Dash, quienes deciden encontrase para preparar deliciosos pastelillos. Sin embargo, Pinkie termina secuestrando a su amiga para utilizarla como su nuevo “ingrediente especial”. Tras su publicación inicial, fue clasificado como NSFW (Not Safe for Work o contenido ofensivo), aun así, varios fans decidieron continuar la historia, escribiendo finales alternativos, diferentes versiones o adaptando el original a diversas animaciones e historietas. El fanfic contiene una narrativa sencilla y la mayor parte es una detallada descripción de la vivisección de Dash; su autor ha declarado que jamás esperó tal popularidad e incluso lo llama “la cosa más infame dentro del fandom”.

Otros ejemplos relevantes de fanfics grimdark incluyen “Rainbow Factory”, basado en una canción del mismo nombre, traducido ya a siete lenguajes que también ha provocado una gran cantidad de finales alternos; y “Silent Ponyville” un magnífico crossover con el videojuego clásico de survival-horror, Silent Hill, que se ha ganado sus propios seguidores conforme el autor publica los siguientes episodios cada cierto tiempo.

Dentro de géneros diferentes, existe el renombrado relato “Past Sins”, historia de 21 capítulos que ha logrado sus propios méritos y “My Little Dashie”, un relato abrumadoramente bien recibido, que en lo personal encuentro un tanto sobrevalorado. Por supuesto, no se puede esperar un estilo profesional y culto en los fanfics, no pueden ser de ninguna manera comparados con obras literarias serias; son simplemente otra expresión del fandom, definido como el conjunto de aficionados a algún pasatiempo, persona o fenómeno en particular.

En paralelo, varios artistas han compuesto canciones y melodías basadas tanto en el show como en las historias paralelas. Dichas composiciones abarcan todo tipo de géneros.

Maximum Crossover

Los ponies han sido combinados con multitud de franquicias diferentes, desde una simple imagen, hasta videos, animaciones flash, fanfics, miniseries, entre otros. Varios personajes populares han sido transformados (o “ponificados”) a su versión Pony.

Con el avance de la tecnología, los fans ahora pueden crear todo tipo de adaptaciones. Uno de los fenómenos más recientes es la creación de videojuegos independientes, protagonizados por ponies. Abarcan desde básicos y repetitivos juegos en flash u 8-bits, a proyectos más ambiciosos.

Dentro de estos últimos, sobresalen Silent Ponyville, adaptación del fanfic a una plataforma de survival-horror en 3D, incluyendo la clásica niebla; My Little Investigations, juego de solución de misterios cuyo equipo de desarrollo ha logrado lanzar un demo completamente funcional; y MLP Fighting is Magic, un juego de peleas estilo Marvel vs Capcom que comparte muchas mecánicas como lanzamientos, ataques especiales e hyper combos, destacando por unos gráficos impresionantes, controles amigables y un soundtrack original de gran calidad. Todos ellos son proyectos independientes realizados por fans que se espera sean lanzados completamente gratis para la PC.


Los cruces más sobresalientes vienen con los videojuegos, películas y series animadas: Portal, Resident Evil, Street Fighter, Pokemon, Adventure Time, Transformers, Dragon Ball, Star Wars, Fallout, Skyrim, Doctor Who, Silent Hill, Marvel, Metal Gear, Kingdom Hearts, Ace Attorney, Amnesia: The Dark Descent e incluso un fanfic con Pale Cocoon, entre muchos más. Al parecer, cada vez nos acercamos más a comprobar la hipótesis: “Ponies goes with everything” (los ponies van con todo).

“If it exists, there is a pony of it. No exceptions.”

El Tumblr-verso

Otra manifestación muy interesante ocurre en el conocido sitio de microblogging Tumblr. Artistas de toda clase han abierto blogs donde presentan a personajes principales, secundarios, de relleno o incluso curiosos personajes originales utilizando un formato, en su mayoría, de preguntas y respuestas, donde dicho personaje responde a las cuestiones de sus “seguidores”.

En este universo, los mundos se crean, destruyen, modifican, combinan, reconstruyen, avanzan o desaparecen en un segundo. Los blogs son bastante variados y únicos, van desde simples compilaciones de arte que hacen “reposts” de sus piezas favoritas, a elaboradas historias de Rol con su propio argumento y artistas invitados, utilizando desde trazos monocromáticos sobre el papel, pasando por animaciones simples, y varios trabajos simplemente impresionantes con multitud de estilos.

Los blogs de Tumblr son la verdadera expresión del crossover. En ellos aparecen personajes oficiales, ocasionales, creados por el fanfiction, prototipos desechados por los creadores u otras criaturas jamás antes vistas. Algunos se interrelacionan, otros viven y mueren por su cuenta, o simplemente pasan al olvido sin pena ni gloria. Artistas extremadamente talentosos conviven con aficionados y novatos, derramando buenas ideas por todas partes.

Sin embargo, todos tienen algo en común: son difíciles de seguir. Al ser cada uno un mundo diferente, tienen su propia historia, personajes y reglas. Llegan a contradecirse entre sí, creando paradojas y confusiones. También se requiere una buena defensa mental a la hora de explorar este universo, ya que algunos blogs presentan temas para mayores de edad o son extremadamente explícitos en su contenido.

Comentarios finales

Hasbro es muy flexible en cuanto sus políticas de perseguir y reclamar derechos intelectuales sobre la serie, permitiendo la creación de todas las diferentes variantes y desarrollar una cultura de participación en los seguidores. Los creadores del show también se han mostrado satisfechos e incluso alagados por el resultado obtenido. El trabajo de los fans no se limita a lo hasta ahora expuesto; y ese es uno de los problemas principales, al no haber control, cada quien puede crear lo que desee. Existen adaptaciones completamente grotescas y fuera de lugar, trabajos gore o con imágenes/texto demasiado explícitos que no deberían existir, pero que terminan siendo inevitables. Tampoco hay que caer en el fanatismo.

My Little Pony: Friendship is Magic sería nada sin los millones de seguidores de todas las edades que ha logrado obtener por su singular calidad. Sin duda, se trata de una comunidad muy talentosa que crea por el simple gusto de hacerlo y contribuir a expandir el universo de su serie favorita. Sigue leyendo

My Little Pony: Friendship is Magic

Título Original: My Little Pony: Friendship is Magic
Género(s): Aventura, Comedia, Ciencia Ficción, Fantasía.
Directores: Jayson Thiessen, James Wootton.
Adaptada por: Lauren Faust
Estudio: DHX Media, Vancouver Hasbro Studios.
Emisión: Primera Temporada: Octubre 10, 201o – Mayo 6, 2011.
Segunda Temporada: Septiembre 17, 2011 – Abril 21, 2012
Tercera Temporada: Noviembre 10, 2012 – Febrero 16, 2013
Cuarta Temporada: Noviembre 23, 2013 – Mayo 10, 2014.
Duración: 26 episodios de 22 minutos en la primera, segunda y cuarta temporada, 13 episodios en la tercera (91 episodios en total)
Extras: Página Oficial (en inglés)

My Little Pony Friendship is Magic es una serie animada en Flash basada en la añeja y de alguna forma popular franquicia “My Little Pony” propiedad de Hasbro. Debutando el 10 de Octubre de 2010 en el canal de la compañía “The Hub”, a causa de su gran popularidad, la serie cuenta con cuatro temporadas concluidas.

En esencia se trata de un reboot, que siguiendo el ejemplo de la serie de películas dirigidas por Michael Bay Transformers, buscaba en un principio proporcionar gran impuso a la olvidada línea de juguetes, añadiendo un aire notoriamente más moderno. Estaba dirigida a los niños pequeños, pero conforme transcurrió el tiempo, logró desarrollar uno de los fenómenos de internet más populares en los últimos años, generando incluso una subcultura en la red.

El nuevo estilo utilizado se debe en gran medida a Luren Faust, reconocida por su labor previa en Las Chicas Superpoderosas y Mansión Foster para Amigos Imaginarios. En un principio fue seleccionada por Hasbro como director creativo y productor ejecutivo. Faust buscaba desafiar la naturaleza misma del My Little Pony antiguo (fresa y de niñas), creando personajes con personalidades diversas y situaciones más profundas. Se enfocó en temas de aventuras, centrando su atención en historias sobre cómo resolver problemas entre amigos. Hacia el final de la primera temporada, Faust dejó el cargo de productor ejecutivo pero se mantuvo como consultora durante la mayor parte de la segunda temporada. Jayson Thiessen, el director supervisor del show, asumió después el puesto de director creativo.

La serie es protagonizada por una pony unicornio llamada Twilight Sparkle, estudiante protegida de la Princesa Celestia, gobernante de la tierra mágica de Equestria. Viendo a la joven pony sepultada entre sus amados libros, la princesa decide darle una tarea muy especial: hacer amigos. De inmediato la envía junto a su fiel asistente, un joven dragón llamado Spike, a Ponyville. Ahí conoce a otras cinco ponies: Applejack, Rainbow Dash, Rarity, Fluttershy y Pinkie Pie, que terminan por convertirse en sus mejores amigas. Juntas viven varias aventuras, resuelven problemas y aprenden sobre la magia de la amistad.

La mayoría de episodios siguen un formato muy similar. Al final de cada uno, Twilight envía un reporte a su mentora sobre diversos hallazgos, resumiendo el capítulo en una nueva moraleja que busca inculcar valores fundamentales en los niños a quienes va dirigido el show. En temporadas posteriores, esta mecánica ha sabido mantenerse con ligeros cambios. Los episodios tienen pocas conexiones entre ellos, salvo unos elegidos que siguen una línea argumental sólida y coherente; en adición, la serie respeta acontecimientos ya ocurridos en otros capítulos no relacionados o personajes que aparecieron muchos episodios antes.

Muchos de nosotros ya hemos sido impactados por la popularidad de la serie gracias a los diferentes memes, referencias o parodias que pululan por toda la web. Conociendo los tenebrosos antecedentes de la franquicia, varias personas jamás optarían por mirar un episodio de este trabajo; sin embargo, si algún día deciden hacerlo al igual que yo, se llevarán una agradable sorpresa.

Estéticamente, la animación y el diseño de personajes son visualmente impactantes e impresionantes; limpios, dinámicos y amigables a la vista. Las ambientaciones no son demasiado detalladas, pero en ocasiones contienen interesantes guiños u otros elementos ocultos. En este mundo no sólo existen ponies terrestres; en él coexisten pegasos, unicornios, dragones, hidras, minotauros, grifos, quimeras y demás criaturas míticas o campestres, todos ellos animados de la misma manera sobresaliente.

Los personajes principales están construidos de forma magnífica. A medida que corren los capítulos tienes la oportunidad de conocer diferentes facetas de los mismos, desde las más adorables a las más escalofriantes y perturbadoras. Cada uno tiene su propia historia y no están limitados a los estereotipos que en un principio parecen poseer. Twilight Sparkle no es el centro de este universo, al menos en un principio; las otras cinco ponies también poseen una personalidad marcada, detallada y profunda que las hace bastante interesantes. Conforme avanzan los capítulos, podremos identificarnos con al menos uno de los varios personajes.

Los actores de voz originales son excelentes, realmente se han esmerado mucho por desarrollar a sus personajes y darles aún más profundidad, algunos de ellos dan voz a más de un personaje en el mismo episodio y aun así logran hacerlos únicos. Al ser un show educativo, en varias ocasiones se presentan números musicales, sin embargo, a diferencia de las aburridas canciones de antaño, se experimenta con varios ritmos pegajosos y géneros modernos.

La variedad en el guion y situaciones de los episodios es bastante amplia. Tampoco son historias muy complejas, puesto que Hasbro ha pedido mantener el público objetivo de los planes iniciales. Existen los clásicos capítulos que conmemoran días festivos reales, pero no lo hacen de forma idéntica a otros shows; en su lugar las festividades como Navidad y Halloween son traducidas a sus equivalentes en Equestria, acordes al contexto de sus habitantes y la propia historia de este mundo.

Utiliza un humor sano bastante agradable que nos recuerda a las viejas series de los noventas, cuando las caricaturas aún poseían ese factor random, y no buscaban ser más realistas ni abusaban de las bromas con doble sentido o un humor ácido insoportable. Desde la segunda temporada, los creadores se han percatado de que la serie ha alcanzado a audiencias más maduras, añadiendo a los nuevos episodios varias referencias/homenajes a películas clásicas, otras series de televisión e incluso fenómenos de internet.

La serie no se ha salvado de críticas negativas. Algunos consideran que es simplemente otra herramienta capitalista de Hasbro, orientada a vender productos a los niños, y que ha hecho poco por cambiar la naturaleza sexista de las viejas series para niñas. Al utilizar Flash, en ocasiones los animadores han optado por el camino fácil, clonando sin cesar un par de modelos para crear multitudes o reciclando diseños genéricos para rellenar los vacíos en la pantalla. Y aunque intentan de verdad no serlo, los desenlaces de varios capítulos pueden ser extremadamente predecibles.

Con todo esto, My Little Pony: Friendship is Magic es una serie excelente, bien trabajada, detallada, profunda, divertida, única y atractiva. El resultado final no es una producción cursi, con horas del té y galletitas, sino algo novedoso y a la vez tan nostálgico.

Para disfrutarla en su totalidad, se debe tener una mente abierta y darle la oportunidad que realmente merece. Evitar el prejuicio de “estar viendo otro programa educativo para bebés” y tratarla como un show realmente bueno, con un gran sentido del humor, personajes consistentes que de verdad interactúan entre sí, un guion ingenioso y una premisa general que funciona a todos los niveles. Para muchos, se trata de la mejor serie de dibujos animados en los últimos diez años.

En una época donde la ironía postmodernista y el cinismo dominan a la cultura popular, My Little Pony: FiM nos permite gozar de las cosas más simples de la vida. Entretenido y educativo sin duda, muestra una moral de la que todo el mundo, y no solo las niñas pequeñas, deberían aprender.