Liebstern Award

Hace unos ocho años, cuando el blog se mudó a WordPress estaba de moda un formato (lo que ahora llamaríamos tag) en el que blogs jóvenes y con pocos seguidores se nominaban entre sí en una serie de preguntas con el fin de promocionarse y darse a conocer, una idea que se me hizo bastante interesante y útil, sobre todo porque denotaba un poco de unidad entre la comunidad de quienes aún usamos la palabra escrita para transmitir ideas. Fui nominado hace ya varios años y ahora El Blog de Nocturna Nival (de quien ya les había hablado en el blog) me ha vuelto a nominar para que responda una serie de interesantes preguntas, así que a continuación mis respuestas.

¿En qué te inspiraste para ponerle nombre a tu blog?

Quienes sigan el blog y los podcast desde su inicio sabrán que en aquel y lejano programa Piloto (DeFicciones 00) conté la historia de cómo empecé a bloguear y de cómo surgió el nombre, así que ahora va de nuevo.

Cuando estaba en la preparatoria empecé a ver anime con conocimiento de que eran obras producidas en Japón y sintiéndome además atraído por la cultura de aquel país. Antes de abrir el blog, mientras regresaba de la preparatoria, el transporte que tomaba pasó junto a un puesto de periódicos y alcancé a ver una revista en cuya portada aparecía Evangelion además de un CD interactivo. Me bajé en la siguiente cuadra y caminé de regreso para comprar la revista. En ella venían varias páginas de internet que te recomendaban para conocer más sobre la afamada serie de Hideaki Anno; una de esas páginas se llamaba Cafer´s Eva Lair. Las imágenes que ilustraban el artículo me llamaron mucho la atención porque no parecía ser una página tipo blog ni de sitios de Tripod que al abrirlos empezaban a tocar una versión midi de Cruel Angel Thesis.

Al llegar a mi casa busqué la dichosa página y ya no existía, así que me quedé con las ganas de conocerla. Cuando abrí mi blog me basé en un blog español (yo soy de México) que hacía reseñas muy cortas (dos párrafos) sobre series y películas, dicho blog ya no existe pero gracias a él conocí las primeras obras de Makoto Shinkai. Esa primera versión del blog llevó por nombre Piedra, Papel o Tijeras (Yan-Ken-Po), luego le quité el nombre en japonés y se quedó como Piedra, Papel o Tijeras. Cuando decidí que el blog sería una bitácora personal sobre el anime que veía recordé esa revista y la página que nunca pude conocer y renombre el blog como Cafer´s Anime Lair, únicamente para que su nombre sonara similar al de aquella página que llamó mi atención.

Un par de años después decidí hacer un poco más correcta la gramática del nombre y lo dejé en Café Anime Lair. Cuando Windows Live Space anunció su cierre en 2010 nos mudamos a WordPress y el nombre se mudó también, aunque no el contenido, muchas de las reseñas que escribí en esos primeros tres años no las he vuelto a escribir. Un par de años más tarde, cuando decidí comprar el dominio, tenía pensado cambiar el nombre a DeFicciones, pues ya no publicábamos sólo cosas de anime, sino de todo tipo de obras de ficción. Vossk logró convencerme de que no lo hiciera pues la cantidad de visitas bajaría ya que durante más de seis años todo nuestro contenido se había dado a conocer como Café Anime Lair. Así que dejé el mismo nombre para el dominio y nombré el podcast con el nuevo nombre que tenía en mente.

¿Qué personaje de ficción detestas?

Hay varios, pero en estos momentos no me llega ninguno a la mente, el problema es que cuando veo una serie, película o leo un libro puedo llegar a odiar mucho a un personaje, pero pasado un tiempo ya que la terminé se me olvidan las razones por las cuales lo odiaba o me dejan de parecer tan malas y dejo de pensar en ello. Así que creo que no tengo ningún personaje que haya odiado tanto como para seguirlo odiando luego de haber terminado de consumir la obra en donde sale.

Si pudieras conocer a un personaje de ficción ¿cuál sería y por qué?

Es difícil, es muy difícil responder esta pregunta. Hay muchos pero creo que ninguno me atrae lo suficiente como para querer conocerlo o estoy desvinculado con cualquier serie que haya tenido a un personaje que me atrajera mucho. Asuka Langley siempre fue mi personaje favorito de Evangelion aunque pensando en el hecho de que tiene 14 años quizás sería algo tedioso conocerla, sería mejor Daria Morgendorffer. Si tengo que elegir a uno elijo a Spike Spiegel de la serie Cowboy Bebop, siempre se me hizo genial y tenemos prácticamente la misma edad, además de que sería interesante platicar con alguien que viaja por el espacio. O a Paprika, no sé, tengo debilidad por las pelirrojas. Aunque sólo es por elegir a uno, creo que en realidad no hay un personaje de ficción que quisiera conocer.

¿Qué libro, película o animación te marcó ya sea emocional o intelectualmente?

Emocional yo creo que Evangelion, pues desde entonces empecé a ver anime como tal. Intelectualmente yo diría que Interstellar, en cuanto a película, y 1984 de George Orwell en lo que respecta a libros.

Si pudieras vivir (cuanto tiempo quisieras) en un libro, película o animación ¿Cuál sería y por qué?

Esta pregunta es muy interesante e igualmente muy complicada de responder. Obviamente me gustaría pilotar un Evangelion y enfrentar el fin del mundo, pero también me gustaría ver cualquiera de los mundos mágicos de Ghibli y en específico dentro del género de la Fantasía me gustaría conocer Terramar, el mundo de islas creado por Ursula K. Le Guin. Ver una sociedad cyberpunk como en Akira o Ghost in the Shell y por supuesto estar de frente a un dinosaurio. Pero creo que me quedo con Interstellar, pues la oportunidad de viajar al infinito del espacio y ver planetas que nadie más podrá sin tener extraterrestres ni nada por el estilo amenazándote es algo que realmente me encantaría hacer incluso si eso implica que nunca regresaría a la Tierra.

Ya pensándolo mejor, manteniendo la temática espacial, sería sumamente interesante, erótico y excitante vivir un tiempo en el planeta porno, planeta donde toma lugar la novela Hombres Salmonela en el Planeta Porno del autor japonés Yasutaka Tsutsui.

Anuncios

Daria

daria-1

Título Original: Daria.
Género(s): Sitcom.
Director: Glenn Eichler y Susie Lewis Lynn.
Estudio: MTV.
Emisión: Marzo 1997 – Enero 2002.
Duración: 5 Temporadas.
Extras: Is It Fall Yet?, Is It Collage Yet?

Ya lo he mencionado en varias ocasiones, la razón por la que me gusta tanto consumir ficción es por esa emoción que me provocan los finales, cuando sientes ese cansancio físico y emocional como si tú hubieses recorrido el mismo camino que el protagonista. Cuando llego a sentir eso después de ver una serie o película es cuando sé que fue una gran obra, y la última vez que lo sentí fue hace poco, cuando terminé de ver Daria por primera vez.

Ver en un par de días u horas el transcurso de una vida o al menos de una etapa importante siempre me ha resultado muy emocionante, sobre todo porque las emociones de la vida real pasan muy lento y muchas veces no sabemos apreciarlas sino hasta pasados los años al verlas en retrospectiva, o al menos así me pasa a mí. Ver el crecimiento de la sarcástica, asocial e inteligente Daria me trajo viejos recuerdo y varias emociones.

daria-3

Como nunca tuve televisión de paga cuando era niño, me perdí la oportunidad de disfrutar de ese viejo y ahora extinto MTV, el que pasaba buena música y series animadas increíbles, soeces, sarcásticas, políticamente incorrectas y grandiosas. Quién de los que pudieron disfrutas del MTV de los 90 no recuerda a Beavis and Butthead, Aeon Flux, Downtown y a quizás la más emblemática de todas, Daria.

Mi primer acercamiento con la serie fue a finales de los 90 principios del 2000, cuando por alguna razón la televisaron en el Canal 4 de Televisa, mucho antes de que se convirtiera en el canal de noticias que es hoy en día. Llegué a ver algunos capítulos de entre la primera y segunda temporada, esos viejos capítulos en español latino que aún traducían de forma literal expresiones como “fresco” en lugar de “cool”, anglicismo que se terminó colando en el habla cotidiana de los mexicanos. Realmente no comprendía mucho de lo que trataba la serie, pero me gustaba, lo cual era un poco raro tomando en cuenta que la serie no estaba dirigida para niños de 10 años.

daria-2

Un día cuando ya estaba en la preparatoria, tuve acceso por un par de horas a televisión de paga y casualmente me topé con Daria, así que ya con acceso a internet me puse a buscar los capítulos hasta que, luego de una larga y ardua búsqueda, logré obtenerlos todos, las cinco temporadas y las dos películas, aunque algunas en inglés y otras en español latino. La mezcla de idiomas no me importó, de hecho sigo considerándolo todo un logro, pues la mayoría de episodios todavía los descargué de Ares.

Tuvieron que pasar muchos años para que por fin me decidiera a verla. En mi primer intento sólo llegué hasta la cuarta temporada y luego perdí el interés, pero en estos últimos meses, a falta de otra cosa —y sobre todo de acceso a internet— me decidí a verla de nuevo y me atrapó como nunca lo había hecho. Terminé de ver las cinco temporadas completas por primera vez y las dos películas, y puedo decir que, junto a Malcolm in the Middle, es una de las series que mejor retrata el crecimiento de los personajes de todos los sitcom que he tenido la oportunidad de ver y cuyo final es tan sólido como emotivo (el final de la segunda película, que es el final real).

daria-4

La razón por la que me gustaba esta serie es sencilla, me identifiqué a plenitud con el personaje principal, una persona inteligente algo marginada, sarcástica y con pocas aptitudes para socializar con otras personas, pocas aptitudes y poco interés además. Por muchos años desee incluso poder ser tan sarcástico como ella, actualmente creo que lo soy aunque no lo uso tanto. Esa visión cínica y hostil de mundo, ese actuar honesto y la lucha constante por no convertirse en parte del montón siempre me parecieron muy interesantes.

Si bien fue la personalidad de Daria lo que me atrapó cuando niño, no fue lo que me resultó más interesante ya de adulto. Ahora que tuve oportunidad de ver por completo toda la serie pude notar el increíble crecimiento y desenvolvimiento que lograron con la protagonista. De ser una niña huraña y sin amigos, se convirtió en una joven con ciertas aptitudes sociales y férrea convicción e incluso la capacidad para entablar un noviazgo. Las últimas dos temporadas me parecieron fascinantes por ese hecho, ver cómo Daria logró evolucionar al grado de permitirse experimentar e incluso disfrutas de ciertas emociones que en los primero capítulos nunca hubiésemos creído que pudiera apreciar. Y no sólo es en la cuestión personal de noviazgo o amistades en donde crece el personaje, también en su visión del mundo adulto y la forma en que este nos obliga a actuar para lograr nuestras metas, lo que muchas vece conlleva traicionar nuestros ideales.

daria-5

Otro aspecto que me encantó fue su relación con Queen. Su frívola y hueca hermana menor siempre le hizo la vida imposible, sumergida en el mundo de la moda, la popularidad y las citas nunca creí que pudiera crecer tanto. En los últimos capítulos vemos que en realidad no era tan hueca ni superficie como parecía, y esos guiños de amor entre hermanas que son apreciables por las pequeñas acciones que hacen la una por la otra son sencillamente maravillosos. Aunque les duela admitirlo a ambas, en el fondo se tenían un gran cariño.

Está de más hablar de la amista y el resto de elementos que representan cada uno de los personajes, desde el psicótico profesor DiMartino o los peculiares padre de familia, hasta la perfecta y servicial Jodie, cada uno aporta un toque esencial para la historia y además cada uno de ellos madura y avanza, ninguno se queda estático, salvo quizás el poco favorecido en intelecto Kevin. Pero sin duda quien se lleva las palmas y da mucho juego a Daria es su mejor amiga Jane. A mí en lo personal me encanta está amistad, pues deja en claro que no importa que tan raro y marginado seas, siempre habrá otro loco como tú con quien puedas entablar amistad para tratar de sobrevivir a un mundo que preferirías no enfrentar.

daria-6

Daria es como muchos fuimos durante de adolescencia y creo que eso es lo la hace tan entretenida para algunos. La vida diaria de una chica poco común retratada de una forma bastante común. No creo que haga falta describir de qué se trata, Daria es un icono de los 90 y un grato recuerdo de lo que alguna vez fue MTV. Y como muchas series de ese canal, además del reflejar el vasto universo de los adolescentes, Daria hace varias críticas a la corrupción, al sistema educativo estadounidense, al poder de las empresas, al gobierno, a las diferencias raciales y entre clases sociales, a la monotonía, a la superficialidad y a muchos problemas más que quizás no puedan solucionarse nunca, pero que con forme crezcamos y maduremos aprenderemos a sobrellevar.

En esta ocasión no quise hacer una reseña tradicional, creo que está de más hacerlo con una serie tan vieja y conocida como esta. Por muchos años estuve postergando esta entrada, no creía realmente que valiera la pena escribir de algo que ya ni siquiera está vigente, pero luego de ver la serie de corrido puedo decir que Daria es algo atemporal —al menos para quienes nacimos en los 90— y que refleja una etapa de la vida que seguramente muchos no supimos disfrutamos en su momento, pero que ahora, con la seguridad de los años que nos separan de aquella época, podemos decir: “vaya, mi preparatoria no fue tan mala”.