Top Favoritos (Película y Serie)

Ya he publicado cinco tops sobre cosas favoritas: animes, openings, podcast, directores de anime y películas mexicanas, pero hoy toca hablar de mis favoritos de todos los tiempos en las dos categorías más importantes que se relacionan con el blog, mi película y mi serie favoritas. Aquí hablamos de anime, ciencia ficción y cosas por el estilo, pero eso no quiere decir que mis obras audiovisuales favoritas sean japonesas o pertenezcan a ese género. Así que quizás a algunos les sorprenda cuando les diga cuál es mi película favorita de todos los tiempos.

Mi serie favorita

Ya había hablado de ella e incluso tenemos una reseña desde hace varios años. Downtown, serie emitida por MTV a finales de los 90, es mi serie favorita tomando en cuenta tanto obras animadas como de acción real. Es una serie que puedo ver en cualquier momento y disfrutar siempre, pero en cada ocasión, con forme envejezco, he podido darle diferentes lecturas, aunque todas dentro del mismo ámbito un tanto friki en el que vive el protagonista.

Alex Hensen es un joven de 24 años muy inteligente pero poco motivado para aprovechar sus habilidades y lograr algo mejor que su empleo en un centro de fotocopiado. Además, le cuesta trabajo hablarle a la chica que le gusta y prefiere pasar el tiempo con sus amigos frikis jugando Calabozos y Dragones o recorriendo convenciones de Ciencia Ficción en busca de la última figura para su colección. En ciertos aspectos me identifiqué mucho con este personaje, pero esa no fue la única razón por la que me encantó la serie, sino por esa construcción urbana tan underground de Nueva York.

El hecho de que se cancelara antes de su último episodio y sólo cuente con una temporada la hace más mítica y de culto (en su tiempo yo la conseguí en Ares, ahora ya está en YouTube), sin olvidar que no da lugar a especulaciones y todo lo que sabemos de la serie es lo que hay dentro de los trece episodios que la integran. De alguna forma me encantan las series con finales totales en los que ya no hay posibilidades de más, pues eso te permite lograr comprender la totalidad de la obra sin preocuparte de que eventualmente habrá más contenido. Considero que Downtown es una de las mejores series jamás hechas pero que nunca recibió el reconocimiento que merecía.

Como muchos sabrán, Evangelion es mi serie de anime favorita, pero Downtown es mi serie favorita aún por sobre cualquier otra serie de mi infancia, como Malcolm el de en medio (para mencionar una de imagen real) o Hey Arnold! (para mencionar mi caricatura preferida de la infancia). Y si bien no he visto Downtown tantas veces como otras series, es una obra que me sigue fascinando por su simpleza, su naturalidad, su realismo, la construcción de sus personajes, los escenarios citadinos y esa parte friki en el protagonista con la que me he llegado a identificar.

Mi película favorita

Probablemente se sorprenderán cuando lean que mi película favorita no es una obra de animación japonesa, ni siquiera una obra animada, y mucho menos una obra Cyberpunk o de Ciencia Ficción. No, mi película favorita de todos los tiempos es una Movie Road, Slice of Life de comedia familiar con algo de drama, Little Miss Sunshine (2006).

Así es, Pequeña Señorita Sunshine es mi película favorita por sobre cualquier otra y por mucho. El por qué no lo tengo muy claro, pero quizás se deba a esa patética familia disfuncional de perdedores, la naturaleza de su interacción, los problemas que enfrentan, la tragedia y el tono cómico que está presente en todo momento. Sin olvidar el soundtrack que es maravilloso y su leve relación con Malcolm el de en medio y Breaking Bad (Bryan Cranston actúa en las tres obras y algunos eventos tienen lugar en Albuquerque donde trascurre Breaking Bad, que de hecho recién había iniciado grabaciones por lo que no es casualidad que dos de sus personajes aparezcan en el filme cuando la familia pasan por Colorado). Además de que Steve Carrell, mi actor de comedia favorito y protagónico de mi serie de acción real favorita (The Office US) actúa allí; es curioso que mi serie de acción real favorita tampoco sea de Ciencia Ficción, sino un Mockumentary (Falso Documental).

La primera vez que vi Little Miss Sunshine fue en la preparatoria en la clase de Sociología. La profesora había proyectado la película y nos había dejado de tarea entregar un reporte donde indicáramos los roles familiares, la personalidad de cada personajes y la crítica social a los concursos de belleza. Desde ese momento me fascinó la película, sobre todo por la familia misma y el personaje de Dwayne, que era un completo apático de la vida, nunca socializaba y odiaba la escuela y a todo el mundo (un poco como yo en preparatoria).

En un principio me enfoque en la estructura disfuncional de la familia y la burla (o crítica) a los concursos de belleza infantiles, pero con el paso de los años y las incuantificables veces que la he visto desde entonces, pude observar más allá del aspecto disfuncional, más allá de la etapa adolescente de Dwayne y del mensaje de unión familiar, y pude apreciar su comedia, la relación que tiene con otras series que posteriormente me gustaron y la forma de contar la aventura (por simple que fuese) que cinco personas vivieron en una combi mientras viajaban a California. Little Miss Sunshine es la única película que siempre voy a tener ganas de ver, la he llegado a ver dos o tres días seguidos e incluso más de una vez el mismo día. Cada vez que la veo no es que entienda algo distinto, no es tan profunda, pero en cada ocasión me divierte y me la paso tan bien como la primera vez que la vi.

Anuncios

De Alex Henson a Ted Mosby

Downtown 1

En un par de días llegaré a una edad intermedia entre los dos personajes que dan título a esta entrada, Alex Henson, personaje principal de Downtown, y Ted Mosby, personaje principal de How I Meet Your Mother, serie que terminé de ver hace un par de semanas. Alex tenía 24 o quizás 25 años al final de su serie, mientras que Ted tenía 27 al inicio de la suya. Cuando vi el final del Cómo conocí a su madre no pude evitar sentirme un tanto identificado, no por el final en sí, sino por todos esos momentos con sus amigos que Ted recordó y que me hicieron recordar momentos que yo mismo he vivido con los míos, sobre todos los de la prepa, quienes son los más cercanos y a quienes veo más a menudo incluso después de una década de amistad.

Cuando vi Downtown por primera vez era más joven que Alex, la segunda vez que la vi tenía la misma edad y para la tercera vez ya era mayor que dicho protagonista. En las tres ocasiones me sentí identificado con él aunque por motivos levemente diferentes, ya fuese por el frikismo, su incapacidad para invitar a salir a Serena, los problemas de la vida independiente y laboral o el no saber qué hacer con su vida a futuro. Durante mis primeros veinte Downtown fue mi serie animada favorita de todas (lo sigue siendo) pues me permitió conocer a un personaje con el que me sentí muy reflejado. Sin embargo, a medida que pasan los años, empiezo a parecerme y a sentirme cada vez más identificado con Ted Mosby.

How I Met Your Mother

Creo que el paso de los años, el paso de la preparatoria a la universidad y el paso de universitario a profesionista me están haciendo pasar de un personaje a otro. Y en este momento, prácticamente a mis 26, creo que soy una mezcla de ambos, aunque obviamente del Ted Mosby de la primera temporada. No obstante, en ambos personajes hay una constante, los amigos. Tanto Alex como Ted tienen amigos que conocieron tiempo atrás y que han seguido allí y probablemente seguirán allí para toda la vida, aunque no siempre se vean. Durante la universidad, hubo años en los que sólo vi a mis amigos en una ocasión, pero el año pasado, con la mayoría ya egresados o tesistas, nos vimos más veces que cualquier otro año desde que salimos del bachillerato.

Y lo importante no es sólo vernos, sino estar allí en los momentos más significativos. Cuando nos conocimos eran fiestas de quince años, después fueron fiestas para celebrar la mayoría de edad, recientemente han sido titulaciones y es muy probable que en algunos años más empiecen a ser bodas. En los primeros años, cuando no podíamos vernos era porque no nos daban permiso, después fue por cuestión de universidad y actualmente ha empezado a ser por razones laborales. Ver series en las que pasen muchos años en la vida de los protagonistas me gusta mucho, porque es ver todo lo que te espera en unas cuantas horas. Actualmente la relación con mis amigos es muy parecida a la de aquella lejana primera temporada de How I Meet Your Mother, y posiblemente en diez años sea muy parecida al final que acabo de ver. Ya llevamos diez años de amistad y es muy emocionante imaginar todo lo que aún nos espera.

Downtown MTV

Título Original: Downtown.
Género(s): Comedia, Slice of Life.
Director: Chris Prynoski.
Estudio: MTV Networks.
Emisión: 1999.
Duración: 13 episodios.
Extras:

Al igual que muchas de las primeras series animadas creadas por MTV, Downtown no cuenta con la suficiente difusión en nuestro país debido, en parte, a que pocos trabajos del canal lograron superar la primera temporada. Sin embargo, a pesar de haber sido cancelada antes de terminar su emisión y de nunca haberse transmitido en México, resulta una propuesta interesante que logra reflejar a la perfección la vida en el underground de la ciudad, en las sucias y descuidadas calles de los olvidados barrios.

La animación conserva el toque particular de las producciones de MTV, con dibujos crudos, grotescos y que caricaturizan los rasgos de los personajes en las escenas que requieren cierto énfasis. Los escenarios están muy bien detallados pero presentan un estilo descuidado y de aparente baja calidad que ayuda a enfatizar esa realidad un tanto exagerada que busca mostrar la serie. La música es agradable y ayuda mucho en la ambientación de las escenas, pero es el punto más débil debido a que se ve opacada por una historia estupenda y un asombroso diseño de personajes.

Los personajes son sin duda el aspecto mejor logrado de la serie, pues presentan una gama de personalidades, gustos, creencias y formas de hablar, que en verdad reflejan a un sector específico de la sociedad urbana norteamericana, por algo los protagonistas se desarrollaron a partir de entrevistas con gente real. Además, nos enseñan que la gente tiene diferentes formas de pesar y que muchas veces son totalmente distintas a lo que podríamos creer basándonos únicamente en su apariencia física.

Entre los personajes tenemos de todo: sarcásticos, asociales, frikis, parranderos, irresponsables, promiscuos y pervertidos. Todos con una personalidad totalmente definida, pero que no siempre es como su apariencia o actitud aparentan. En realidad todos ellos son gente normal, pero resultan extraños y raros de acuerdo con los estándares de una supuesta sociedad ideal.

DowntownAlex

La historia gira en torno a la vida diaria de un grupo de jóvenes que viven en un barrio cualquiera de Nueva York. A lo largo de los capítulos veremos la manera en que cada uno se desenvuelve y sobrevive en su entorno, así como los conflictos y dificultados que todos enfrentaremos en nuestro paso de la juventud a la vida adulta, pues adquirir responsabilidades muchas veces implica dejar, al menos de momento, los viejos juegos infantiles.

La historia es como un gran sarcasmo que nos enseña de manera directa todos los pensamientos e ideas que por muy bajos, extraños o locos que parezcan están presentes en la mente de todas las personas, sin importar su estatus social o nivel económico.

Uno de los aspectos más importantes de la serie es que nos permite ver las cosas, lugares y actividades que les gustan a los distintos personajes, lo que nos muestra la diversidad que existe no sólo en una ciudad sino en un mismo grupo de amigos. También podemos apreciar que muchas veces el ambiente donde nos desenvolvemos no es el adecuado, o por el contrario, el ambiente que creemos nos resultará desagradable terminará por parecernos cómodo y natural.

En conclusión, Downtown hace una excelente crítica a la vida urbana de los jóvenes y nos enseña que nuestra visión de la vida dependerá de la perspectiva desde la cual decidamos verla. “Todo puede ser como una linda postal o como un sucio agujero”. Lo mismo pasa con las personas, por fuera son unas, pero cuando se despojan de su maquillaje son otras, y dependerá de nosotros elegir con cuál de las dos entablaremos amistad.