La Leyenda de Korra

joshgs

Título Original: The Legend of Korra.
Género(s): Acción, Fantasía, Drama, Aventura, Comedia.
Creado por: Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko.
Estudio: Nickelodeon Animation Studio, Ginormous Madman, Studio Mir y Studio Pierrot
Emisión: 14 Abril 2012 – 19 Diciembre 2014.
Duración: 52 episodios.
Extras: La Leyenda de Aang.

Tras la conclusión de Avatar, los creadores se tomaron un merecido descanso; el recién formado fandom se encargaría de mantener un interés constante por este nuevo universo en los meses siguientes y hasta se lanzaron un par de novelas gráficas para expandir la historia original. Varios años más tarde se anuncia el desarrollo de una secuela animada en toda regla; pero en esta ocasión no regresaban los personajes originales, pues esta era una nueva historia: La Leyenda de Korra.

Setenta años han pasado desde el fin de la Gran Guerra y el Avatar Aang ha partido ya hacia el otro mundo; el título de Avatar es heredado a Korra, una joven impetuosa y rebelde nacida en la Tribu Agua del Sur. Al contrario de su predecesor, Korra está más que dispuesta a cumplir con su misión sagrada y ya domina tres de los cuatro elementos a temprana edad. Sin embargo, el Aire Control sigue estando fuera de su alcance, aún con un descendiente directo de Aang como maestro particular.

tenzin

Para avanzar en su entrenamiento deciden trasladarse a Ciudad República, la metrópolis donde no hay distinciones entre raza u origen. Sin embargo, las personas comunes comienzan a sentirse oprimidas por aquellos maestros capaces de controlar los elementos. Surge una rebelión dirigida por el misterioso Amón y pronto la situación escapa al control de las autoridades locales. El Avatar decide entrar a la acción a la vez que descubre la verdadera naturaleza de este nuevo mundo.

La serie consigue superar el increíble apartado técnico de su predecesora: animación, apartado sonoro y argumento son todos de primer nivel; resulta imposible evitar compararlas: la primera tenía un tono más enfocado al humor, mientras esta segunda parte se siente más madura y oscura. Expande de forma magnífica ese mundo al que solo echamos un vistazo en la primera parte y este elenco de nuevos personajes es más que bienvenido.

kprra.png

Korra en particular, es una protagonista extremadamente dinámica; durante la serie presenciamos su trasformación de una peleadora temeraria a un poderoso ser en equilibrio espiritual. Sus acompañantes a menudo no están a la altura, en contraste con Equipo Avatar original, pero los villanos son verdaderamente interesantes; cada uno pelea por sus propias creencias con un ímpetu increíble. Es realmente entretenido presenciar los enfrentamientos y razones detrás de cada uno.

Las escenas de combate son magníficas e incluyen todo un repertorio de técnicas nuevas. Al mismo tiempo, la atmósfera es muy diferente: mientras que el Avatar original estaba ubicado en una especie de época feudal, el mundo de Korra parece más bien una ciudad industrializada de los años veinte. Luego de la guerra se dio un gran impulso a todas las artes y ciencias; nuevas tecnologías aparecen cada día y con ellas nuevas amenazas o formas de ver el mundo.

kuvira_rlz

Por el contexto en el que vive, quizás el viaje de Korra sea más difícil que el de sus antecesores. Durante la serie se nos dan más datos respecto de este mundo, su historia, sus tradiciones y cómo lo ancestral lucha por coexistir con todos estos adelantos científicos. A menudo aparecen, o se hace referencia, a personajes que conocimos en el viaje anterior, añadiendo un toque casi nostálgico y alegre cada vez que aparecen en pantalla.

Mi principal temor en un principio era que la historia no “despegara” lo suficiente para consolidarse como algo independiente, y tuviera que recurrir a estos constantes cameos o reenvíos a la original para mantener nuestra atención. Por fortuna estuve equivocado y ahora puedo decir que esta segunda parte puede considerarse una de las mejores secuelas en el ámbito de la animación. Todo se siente más rápido, agresivo, poderoso y en paralelo, aún más real.

korr

Por supuesto, el humor continúa siendo parte elemental de esta bella mezcla y el romance tiende a colocarse en primer plano en multitud de ocasiones. También se tocan muchos temas novedosos en una serie enfocada a un público infantil y que de nuevo puede ser disfrutada por cualquiera sin problemas. Quizás uno de sus pocos defectos es que el ritmo se siente un tanto apresurado, y sigue existiendo ese molesto episodio de relleno que resume toda la historia.

A pesar de ser diferente, oscura y hasta caótica en comparación con su antecesora, La Leyenda de Korra es una digna sucesora a esta genial historia. De nuevo se puso especial cuidado en cada detalle para entregar otra historia épica e intrigante, pero suficientemente original, situada en este maravilloso mundo donde lo místico y lo tecnológico logran coexistir, poblado por increíbles personajes que consiguen dejar huella permanente en el espectador.

Avatar: La Leyenda de Aang

avi1

Título Original: Avatar: The Last Airbender.
Género(s): Acción, Fantasía, Drama, Aventura, Comedia.
Creado por: Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko.
Estudio: Nickelodeon Animation Studios, DR Movie, JM Animation, MOI Animation y Titmouse.
Emisión: 21 Febrero 2003 – 19 Julio 2008.
Duración: 61 episodios.
Extras: La Leyenda de Korra.

La primer década del nuevo milenio significó el surgimiento de nuevas series y adaptaciones. A la par con sagas cinematográficas de renombre como Harry Potter y el Señor de los Anillos apareció una peculiar serie de animación en televisión abierta, una serie que trascendió hasta convertirse en un fenómeno de culto: Avatar. Su peculiar estilo visual es resultado de una exquisita mezcla de influencias que al día de hoy continúa avivando debates.

Dejando a un lado la añeja discusión respecto de que si la obra es anime o no, lo cierto es que fue una de las series más significativas en su momento. La premisa nos ubica en un mundo fantástico habitado por varias tribus y reinos. Algunas personas tienen la sorprendente habilidad de “controlar” uno de los cuatro elementos clásicos de la naturaleza. Pero la armonía mundial desaparece cuando la Nación de Fuego opta por iniciar una guerra en contra de los otros tres pueblos.

avatar_world_map

Como constantemente se nos recuerda al inicio de cada episodio, sólo el Avatar es capaz de detener a la Nación del Fuego. Se trata de una entidad única capaz de dominar los cuatro elementos para mantener el balance en el mundo y, más importante aún, entre planos. Pero cuando estalló la guerra, simplemente desapareció. El conflicto global ha durado cien años y el Avatar se convirtió en materia de leyendas; pero en el lejano polo sur eso está a punto de cambiar.

Durante las tres temporadas de la serie seguimos el viaje de Aang, un joven monje de la Nación del Aire, quien a su vez es el Avatar en turno, además del último Nómada Aire luego del ataque de la Nación del Fuego. Él debe dominar los cuatro elementos para enfrentar en una batalla final al Señor del Fuego antes de la fecha profetizada y terminar la guerra. En su camino conoce poderosos aliados y enemigos que siguen su propia agenda en este mundo dinámico.

googlyeyesaangatla

Además de la difícil tarea de encontrar un maestro para cada elemento, dominarlo y enfrentar la responsabilidad de ser el Avatar, Aang también debe cargar con una enorme presión por parte de todas las personas que conoce en su viaje, pues lo ven con renovada esperanza y depositan toda su confianza en él para terminar la guerra. El chico prefiere tomar la ruta pacífica, hacer amigos y conocer el mundo; pero de forma paralela, la vida y personas que conoció ya no existen.

A lo largo de 61 impresionantes episodios, el viaje del Avatar solo puede calificarse como magnífico. La serie posee un estilo visual muy llamativo, a todas luces basado en el anime japonés, acompañado por un apartado sonoro impecable, tanto en efectos, banda sonora y voces. Las escenas de acción son dinámicas y maravillosas a la vista; en la mayoría de ellas ni siquiera existe contacto físico entre adversarios, pues tiene más peso su técnica en el control de los elementos.

ca39949694bb6bd44464127d6c0e8d91

A pesar de que el público al que estaba dirigida eran niños y jóvenes, la serie puede ser disfrutada por cualquiera; los primeros episodios pueden parecer un tanto infantiles y predecibles, pero conforme avanza la historia, el argumento se vuelve más oscuro. Los personajes tienen un tremendo desarrollo individual, su crecimiento a lo largo de la aventura es muy palpable; todos ellos tienen distintas facetas, hasta los rivales son verdaderamente interesantes.

Por supuesto, también existen cientos puntos débiles, como algunos episodios con un ritmo más lento o el fatídico episodio que resume toda la temporada y que es puro relleno. En contraste, algunos de los episodios más memorables dejan a un lado la acción para centrarse en la historia de algún personaje en particular. Esta variedad entre tonos respecto de cada capítulo, sin salir jamás de la trama principal, mantiene la frescura en la serie; resulta emocionante adivinar qué ocurre a continuación.

Team_Avatar.png

El mundo de Avatar puede parecer vacío en un principio, pero luego de un par de episodios es fácil dejarse llevar por las situaciones que nos presenta, para convertirse en un lugar creíble repleto de vida, leyendas y espíritus. Existe un interesante sentimiento de realidad en todo lo que ocurre en pantalla y sobre todo continuidad; cada tribu tiene su propia mitología con un significado más profundo, basada en leyendas de nuestro propio mundo, que consiguen transmitirnos un poderoso mensaje positivo constantemente.

Sus creadores han hecho de Avatar una bella mezcla de géneros y estilos, con suficiente acción, dilemas morales y una buena dosis de humor que hacen de la serie una combinación ganadora. El trabajo realizado en cada cuadro resalta a primera vista; es evidente que existió gran esmero, investigación y atención por el detalle en cada episodio. Avatar es ahora un clásico, entretenimiento de primera para todas las edades y una obra obligada para cualquier fan de la animación.