La Tierra Errante

Título Original: 流浪地球 (Liu Lang Di Qui).
Género(s): Ciencia Ficción.
Director: Frant Gwo.
Emisión: 2019.
Duración: 125 minutos.
Extras:

En la última década China ha sido uno de los países más destacados en lo que respecta a la literatura de Ciencia Ficción, entre ellos Liu Cixin ganador de los premios Hugo, Locus y Nébula, tres de los premios más importantes del género, y en cuya novela corta del mismo nombre se basa esta película. Hace años escuché que un chino había ganado el premio Hugo de 2015 con su novela El Problema de los Tres Cuerpos, y cuando empecé a ver este filme pensé que como su trama era tan buena debía estar basada en alguna novela de ese escritor, lo cual resultó ser cierto cuando más tarde investigué para escribir esta reseña.

La película es muy buena en su apartado técnico. La ambientación sonora y la música escogida para amenizar la historia son excelentes y creo que le dan incluso un toque occidental que le permiten llegar al público fuera de Asia. Los efectos especiales también son formidables, al principio y de momento se notan muy artificiales pero si por algo se han caracterizado las producciones chinas es por los efectos vistoso y en ocasiones exagerados, aquí son muy vistoso pero no llegan a la exageración.

The Wanderign Earth, como se tradujo al inglés, parte de la premisa en la que el sol se está expandiendo y en 100 años devorará a la Tierra, en 300 al sistema solar completo. Para tratar se sobrevivir, toda la humanidad se unió y destinó todos los recursos para construir gigantescos motores por toda la tierra con el fin de sacarla de su órbita y navegar por el espacio exterior hasta otro sistema solar a 2500 años de distancia. Es como el típico éxodo donde hay que abandonar el planeta, sólo que esta vez nos llevamos al planeta con nosotros. Para sobrevivir al viaje, se construyeron ciudades subterráneas donde la humanidad se resguardaría.

La historia nos sitúa 17 años después del lanzamiento de la tierra fuera de su órbita y gira en torno a un joven llamado Liu Qi, quien es hijo de un importante astronauta. Para mantener la tierra en la dirección adecuada la Estación Espacial Internacional viaja al frente sirviendo de guía. Su Padre Wang Lei está por regresar a la tierra y reunirse con su familia luego de tantos años. El viaje de la tierra está por llegar a una de las etapas más importantes, pues para poder salir del sistema solar debe usar la gravedad de Júpiter para propulsarse, sin embargo, al acercarse a gigante gaseoso la gravedad es más fuerte de lo esperado y termina por atraer a nuestro planeta en una inminente coalición.

Con la amenazante destrucción de la Tierra a manos de Júpiter, los habitantes del planeta hacen todo lo posible para reactivar los motores y poder escapar de la atracción gravitacional, para ello idean un descabellado plan que puede ser la única oportunidad para salvar nuestro planeta. Sin embargo el tiempo se acaba y la atmósfera está por ser absorbida en su totalidad dejándonos sin oxígeno.

La premisa de la evacuación de la Tierra es excelente y el hecho de mudarnos con todo y nuestro planeta resulta una propuesta fresca, si buen no innovadora, en un cine donde generalmente se construyen naves para dejar al planeta a su suerte. No se menciona qué hacen con los animales y de dónde se obtienen los recursos para sobrevivir, todo se da por hecho, únicamente la minería que alimenta los motores es la única industria que se muestra. El aspecto idílico donde toda la humanidad se une me agradó y si bien al final un pequeño grupo de chinos salvan a todos al menos esta vez no se trata de un grupo de estadounidenses salvando el día a pesar de todo.

Otra cosa que me gustó mucho fue el diseño de las ciudades subterráneas, tanto a nivel estético como social, pues se asemejan a las tradicionales obras de Cyberpunk industrial con los acostumbrados toques de neón y los numerosos problemas sociales que dichas sociedades padecen. Aunque esto contrasta un poco con la supuesta unión planetaria, pues si bien hay muchos problemas debido a la inminente destrucción de la tierra, la unión de todas las naciones del mundo hizo que los problemas de guerra, racismo y xenofobia se acabaran.

Si bien la utopía política de la Tierra errante es una parte débil, tampoco es que se haga mucho énfasis en ella como para ser molesta, sus principales problemas son las incoherencias físicas resultado de mover al planeta de su órbita. Si damos por sentado que podemos mover la tierra con unos motores gigantes, el hecho de que algunos trabajadores puedan seguir habitando la superficie no se explica, en primera porque si la tierra ya no gira la gravedad del planeta cambiaría y no podrían caminar en la superficie, además de que una parte del planeta estaría siempre a la sombra y otra siempre de cara al sol, lo que la haría inhabitable. Y aunque para salir a la superficie deben usar un traje, el exterior se ve muy normal como para estar viajando fuera del sistema solar.

Un aspecto que tampoco me gustó fue el drama familiar. Me parece que está algo forzado, completamente dentro del cliché en todo momento y sobreactuada en algunas escenas. Personalmente no me gusta cuando una película de acción como esta mete elementos dramáticos de naturaleza familiar, principalmente en películas de Ciencia Ficción, Terror o Survival-Horror. Hay películas dramáticas de Ciencia Ficción muy buenas, pero que se enfocan netamente en el drama y el elemento de ficción es un mero fondo ambientador, como en el filme Another Earth (2011). Aquí me parece que está de más meterle tanto llanto, se entiende que los personajes sufran la pérdida de un familiar pero a mí en lo personal no me gusta.

Y si bien la historia tiene sus fallos, no deja de ser una entretenida obra de Ciencia Ficción, es más que una simple película palomera, aunque tampoco es para clavarse tanto. La acción es constante, que se agradece mucho, los efectos atractivos, la banda sonora buena y la interesante premisa de la historia te mantendrán sin duda pegado a la pantalla. Una película para ver más de una vez y pasar un muy buen rato haciéndolo.

Shiki Oriori

Título Original: 詩 季 織 々 (Shiki Oriori).
Género(s): Slice of life, Drama, Romance, Chick Flick.
Director: Li Haoling, Jiaoshou Yi Xiaoxing y Yoshitaka Takeuchi.
Estudio: CoMix Waves Films y Haoliners Animation League.
Emisión: 2018.
Duración: 74 minutos.
Extras:

Creada por la CoMix Waves Films, casa productora de las obras de Makoto Shinkai, Shiki Oriori es una peculiar e interesante coproducción entre China y Japón. La película nos muestra tres historias que se unen de cierta forma cuando sus protagonistas coinciden en un aeropuerto, pero que son completamente ajenas unas de otras pero se enfocan en mostrar los recuerdos alegres en la vida de sus protagonistas.

Si bien la obra no está dirigida por el laureado Makoto Shinkai, el hecho de haber sido animada por el mismo estudio refleja muchos de los elementos que es común ver en las obras del mentado director. Tanto el estilo de dibujo como el diseño de personajes y escenario dejan muy en claro la esencia del estudio. Incluso el tipo de historias dramáticas en donde se hace en recuento de la vida es parte de la constante en sus producciones. Sin olvidar la banda sonora que es realmente buena.

Si bien la obra tiene muchos puntos buenos, también flaquea en muchos otros. La calidad en general dista mucho de las obras actuales de Makoto, pero me recuerdan algunas de sus primeras películas allá por 2008. En mi opinión esta obra llega algunos años tarde, pues si bien hay un público que ama ver historias cuyo tema principal sea la vida cotidiana, Shinkai ha elevado tanto el estandarte en este tipo de obras que cualquier otra cosa termina por pasar desapercibida. Hace diez años este anime hubiese sido la sensación.

La obra gira en torno a tres historias que toman lugar en China y usan como tema principal la comida, la crisis laboral y la amistad. En cada una tenemos protagonistas distintos que viven una etapa algo difícil, lo cual les trae recuerdos de su infancia cuando las cosas eran mucho más tranquilas. En general la obra hace uso de la nostalgia de nuestro propio pasado al hace que los protagonistas se remitan a su infancia cuando las cosas no eran tan complicadas.

 

Fideos de Arroz

La primera historia gira en torno a Xiao Ming, un hombre joven que recuerda su infancia al lado de su abuela comiendo fideos San Xian. Para él la comida es algo muy importante pues le trae buenos recuerdos de su infancia y su familia.

La música en esta historia es maravillosa, el nivel de detalle en la animación de los platillos es sublime y la parte rural de China que se muestra le da un toque aún más nostálgico, y el poner la comida como tema central permite un complejo desarrollo en las emociones del protagonista debido a aquello que la comida representa socialmente, algo que permite grandes analogía de la vida.

Este corto es el que tiene más simbolismos o al menos tiene los más complejos. La preparación de los fideos en cada etapa de la vida del protagonista es tan tradicional como la cercanía que Xiao tiene con su familia, mientras más grande es y más lejos está de su casa los fideos que come son cada vez más comerciales.

Un pequeño desfile de modas

Quizás la historia menos compleja de todas es la segunda, pues a pesar de ser un drama que nos muestra los fracasos en la carrera de una modelo y las inseguridades que enfrenta cuando su belleza empieza a verse amenazada por el inevitable paso del tiempo, no deja de ser un Chick Flick en toda regla.

La historia gira en torno a Yi Lin y Lulu, dos hermanas que viven juntas luego de un tiempo de estar separadas. Yi Lin es una modelo profesional que ha estado en la cima durante los últimos años. A pesar de ser la modelo más cotizada, el paso de los años y la llegada de las nuevas generaciones ponen en riesgo la estabilidad de su carrera. La desconfianza hace presa de ella y la lleva a fracasar dejándola al borde de abandonarlo todo. Por su parte, su hermana menor trata de apoyarla mientras estudia diseño de modas.

El argumento principal es esa etapa de crisis que muchas mujeres jóvenes pueden llegar a enfrentar cuando empiezan a abandonar la juventud para dar paso a la madurez. Yi Lin se esforzaba en el trabajo para poder mantener a su hermana, pero eso había matado su pasión. La historia es buena y seguramente muchas mujeres jóvenes que estén viviendo una etapa de indecisión frente a su futuro profesional podrán verse identificadas.

Amor en Shanghai

La historia más compleja y dramática de todas en sin duda alguna la última. En ella vemos la odisea que viven tres inseparables amigos de la infancia cuando salen de la escuela secundaria y deben separarse para ingresar a la preparatoria. La historia parte del presente y hace un enorme flash back al pasado para conocer la vida en sus protagonistas cuando la ajetreada ciudad en la que ahora viven era sólo una urbe en crecimiento donde todavía había lugares que mantenían una esencia rural.

El protagónico recae en Li Mo, un joven arquitecto que se mudó a vivir sólo. Mientras desempacaban, él y su amigo de la infancia Pan encuentran el antiguo casete que él y su amiga Xiao Yu solía grabarse cuando eran niños. Si bien Li y Xiao era amigos, siempre habían sentido algo más el uno por el otro, esto llevó a Li a estudiar arduamente para poder entrar a la misma escuela que su amiga, quien había sido obligada a presentar el examen de ingreso a una de las preparatorias más prestigiosas.

A pesar de los esfuerzos de ambos, todos terminan por estudiar en escuelas distintas y Xiao se distancia de Li y Pan. Años más tarde cuando Li encuentra ese casete recuerda los viejos tiempos cuando los tres pasaban las tardes juntos después de la escuela, y corre hasta la casa de su abuela por una grabadora para poder escuchar la última grabación de su amiga que se había negado a escuchar diez años atrás.

Cada historia tiene sus puntos buenos y malos, pero en general las analogías que se pueden hacer al conjuntar las tres historias son muchas. Una de ella es que el número de protagonista aumenta de acuerdo con la historia, en la primera tenemos uno, luego dos y finalmente tres. Y cada una representa un aspecto diferente de las relaciones sociales que podemos llegar a enfrentar en diferentes momentos de nuestra vida. En la primera historia tenemos la soledad que la vida adulta e independiente puede llegar a provocar, en la segunda vemos el amor entre dos hermanas y en la tercera la amistar que trata de sobrevivir al paso del tiempo y la distancia.

En lo personal me gustó la obra aunque no la considero una obra maestra. Es buena en su ramo pero hay varias obras de los mismos géneros mucho más entrañables. Aunque si son fans de este tipo de películas y quieren ver algo que no sea demasiado desgarrador ni profundo ésta obra está muy bien. También es una gran recomendación para quienes deseen empezar a conocer este género conocido como recuentos de la vida.