Luces en el Cielo

Título Original: 打ち上げ花火、下から見るか? 横から見るか? (Uchiage Hanabi, Shita Kara Miru ka? Yoko Kara Muri ka?).
Género(s): Drama, Romance, Ciencia Ficción.
Director: Akiyuki Shinbo y Nobuyuki Takeuchi.
Estudio: Shaft.
Emisión: 2017.
Duración: 90 minutos.
Extras:

Basada en una telenovela y película homónimas de 1993 escritas por Shunji Iwai, Luces en el Cielo es una agradable historia sobre romance y ciencia ficción, donde el drama y los viajes en el tiempo crean dimensiones que eventualmente llevan a los protagonistas a estar juntos, a pesar de que su destino era separarse.

Visualmente la película es hermosa, aunque por momentos algunos elementos del entorno pueden parecer muy acartonados e infantiles, factor que no fue de mi agrado pues contrasta con el tema dramático de la obra. Los escenarios naturales son bellísimos y en general la calidad de animación es formidable. La música le va perfecto y acentúa el toque dramático y el tono melancólico en el que está contada la historia. El diseño de personajes también me gustó mucho, no es que aporten algo nuevo pero cumplen muy bien.

La historia juega con matices tristes y alegres de maneja magistral, y la conjunción de los escenarios con la temática de ficción logran un resultado atractivo que me remite por momentos a obras de Mamuro Hosoda como Tokikake.  Aunque ese estilo dramático también me hace pensar un poco en las películas de Makoto Shinkai.

La historia gira en torno a Norimichi Shimada, un chico normal de secundaria que está secretamente enamorado de su compañera Nazuna Oikawa, una callada y poco social jovencita. Shimada y sus amigos discuten sobre si los fuegos artificiales son redondos o planos, ante tal debate deciden ir hasta el faro para ver los fuegos pirotécnicos en la noche y salir de dudas. Sin embargo, Nazuna ha invitado a Yosuke, uno de los amigos de Norimichi, a ver los fuegos esta noche.

Yosuke deja plantada a Nazuna, quien se encuentra con Norimichi y le confiesa que era a él a quien quería invitar realmente. No obstante, la intención de Nazuna no era tener una cita, sino un compañero con quien fugarse de casa, ya que su madre tiene un nuevo matrimonio y están por mudarse de la ciudad. Mientras Nazuna intenta dejar su casa es alcanzada por su madre, quien la lleva a rastras de regreso. Norimichi observa impotente y en su rabia por ayudar a su compañera lanza una extraña esfera que la chica había encontrado en la playa esa mañana y regresa en el tiempo hasta el momento en el que Nazuna decide a quién invitar.

Con forme la historia avanza Norimichi y Nazuna logran escapar cada vez más lejos, pero siempre hay algo que les impide fugarse y son atrapados. Cada vez que fallan en su intento Shimada lanza la esfera nuevamente y vuelven a intentar, creando una especie de bucle temporal en el que los eventos se repiten hasta que por fin logran estar juntos.

Si bien hay un elemento de ciencia ficción sobre los viajes en el tiempo, este no se aborda más allá del bucle temporal que permite a los protagonistas seguir avanzando. Aunque debemos notar el interesante aspecto de que en realidad no viajan en el tiempo, en el sentido de regresar sobre su misma línea temporal, lo que en realidad hace dicha esfera es transportarlos a otra dimensión donde los eventos que ellos ya vivieron aún no han pasado.

En sentido estricto Norimichi dejan su mundo o dimensión cada vez que hacen un salto y aunque él parece recordar las cosas que ya ha vivido el resto de personajes no. Personalmente me inclino a creer que lo que se trasporta a otros mundos no es su cuerpo sino su mente. El propio Norimichi se da cuenta de que cada vez que salta no está regresando en el tiempo, sino que llega a un nuevo mundo y eso lo sabe al notar ciertas anomalías en el ambiente, las cuales se ven muy bien reflejadas en la forma que adquieren los fuegos artificiales.

El final la historia se sale un poco del drama que se maneja en gran parte del filme e incluso esa cuestión de los viajes en el tiempo o entre dimensiones se torna un poco rara, pudiendo llegar a confundir a quienes no acostumbran este tipo de Ciencia Ficción, pero tampoco es una cosa demasiado compleja, puesto que la intención principal es mostrar el desarrollo de los sentimientos entre los protagonistas.

En conclusión, puedo decir que la película es buena, entretenida, visualmente muy atractiva y dramáticamente bien lograda, la parte de ficción no me encantó del todo aunque permite el peculiar desarrollo de la trama. No es algo nuevo ni que haga un gran aporte a la animación, tiene el potencial pero considero que se queda un poco corta, aunque tampoco es un tipo de obra que pretenda reinventar su género, simplemente busca contar una historia simple sobre drama y romance y eso lo hace muy bien.

Anuncios

Al Filo del Mañana

Título Original: Edge of Tomorrow (Live, Die, Repeat).
Género(s): Ciencia Ficción.
Director: Doug Liman.
Emisión: 2014.
Duración: 113 minutos.
Extras:

Las películas sobre invasiones extraterrestres siempre van a ser referentes obligados del cine de Ciencia Ficción. Sin embargo, la cantidad de obras sobre este género que han arribado al séptimo arte son innumerables y los clichés son algo que no se puede evitar, desde Payasos Asesinos del Espacio Exterior, hasta insectos interplanetarios que buscan nuestros recursos, prácticamente lo hemos visto de todo, aunque siempre hay nuevas opciones que buscan mostrar algo interesante y atractivo a pesar de no ser novedoso, y Al Filo del Mañana, película basada en la novela All You Need is Kill de Hiroshi Sakurazaka, lo logra perfectamente.

La película no tiene nada que no hayamos visto antes, una invasión extraterrestre y una guerra entre humanos e invasores por defender nuestro planeta, la humanidad al borde de la extinción y un héroe que tiene el poder para salvarnos. La invasión extraterrestre y la guerra me recordaron mucho a Batalla: Los Ángeles. Por otro lado, la manipulación del tiempo y esos bucles infinitos en que un día se repite una y otra vez son bastante viejos; muchos recordarán aquella película que pasaban en Canal 5 (El Día de la Marmota). Si sumamos ambos elementos tenemos un filme que parte de clichés ya muy vistos, pero que logra un desarrollo atractivo y enganchante.

La historia gira en torno al Mayor William Cage (Tom Cruise) un civil que se enlistó en el ejército luego de que la invasión de los extraterrestres comenzó, pero que nunca recibió entrenamiento militar, por lo que está enfocado a cuestiones de publicidad. El sargento es obligado a luchar en el frente de batalla como una estrategia para reclutar personal, pero luego de su primera batalla muere en combate. Sin saber cómo despierta justo el día antes de su muerte con la capacidad de recordar todo lo que pasó.

Luego de repetir el mismo día varias veces se encuentra con la condecorada Rita Vrataski (Emily Blunt), quien al parecer sabe sobre la condición de William y le dice que la busque. Luego de volver a morir, el Mayor busca a Rita y ella le explica qué es lo que le pasa. Al parecer el poder de repetir el mismo día es una habilidad de combate que tienen los invasores y que les ha permitido ganar la guerra, pues si eran derrotados bastaba con repetir el día. Rita lleva a William con un científico que también conoce sobre ese poder y les explica que existe una conexión entre los extraterrestres que les permitirá buscar al Omega, la fuente de ese poder. Si lo destruyen podrán derrotar a los invasores.

Luego de conocer el secreto de aquel misterioso poder, William y Rita se unen para tratar de localizar al Omega y destruirlo, teniendo que repetir el mismo día innumerables veces. Luego de mucho tiempo William adquiere asombrosas habilidades de batalla, pero sus intentos por lograr su objetivo parecen no rendir frutos.

Es importante mencionar que el manejo del tiempo es formidable, pues a pesar de repetir el mismo día una y otra vez en ningún momento se vuelve fastidioso. Las escenas están manejadas de tal manera que evita repeticiones innecesarias, de modo que siempre te mantiene interesado, ya que a pesar de ser el mismo día los pequeños cambios hacen que no sea aburrido. Ver el crecimiento del sargento también es interesante, pues al principio sus fracasos le dan un toque cómico que poco a poco se van tornando más serios.

Otro aspecto que me agradó es que en ningún momento intenta ser más profunda de lo que puede ser, no hay extraños sucesos que sólo se explica después de un intrincando desarrollo de la trama en que se revelan cosas que no habíamos visto antes y que explican por qué ocurrieron ciertos eventos. La historia, a pesar de ser un bucle temporal, es lineal, siempre va hacia adelante y únicamente vemos el desarrollo del personaje principal, quien, a pesar de estar atrapado en el mismo día, va creciendo.

La música es buena, los efectos están muy bien logrados, los motivos de la invasión extraterrestre nunca se explican (lo cual es bueno pues la intención es contar la historia del protagonista) y los actos heroicos propios del cine hollywoodense no son exagerados, aunque me hubiera gustado que el desenlace fuera más dramático. Una excelente recomendación de cine palomero para pasar la tarde con una historia sencilla pero que exige un poquito de nuestra atención, con la cantidad de acción adecuada y sin demasiadas pretensiones. Un ejemplo perfecto de que una historia plagada de estereotipos y lugares comunes también puede ser divertida.