Mi primera película por Netflix

Hace ya algunos meses me puse a revisar el historial de lo que he visto en Netflix y noté que había muchas series y películas que había visto pero que no estaban registradas lo cual me intrigó, pues incluso aquellas que en ese momento ya no eran parte del catálogo del postal de streaming aparecían allí, luego recordé que el perfil que uso fue el segundo que hice y que tontamente había borrado mi primer perfil, donde seguro que sí aparecería la primera película que vi en Netflix: Payasos Asesinos del Espacio Exterior.

Obviamente el catálogo de series y películas a las que tenemos acceso ahora es muy diferente al de hace 10 años. La verdad ni siquiera recuerdo desde cuando tengo contratado ese servicio pero sí recuerdo cómo lo hice y la forma en la que abrí mi cuenta y me di de alta sin la necesidad de usar tarjeta de crédito, algo que posteriormente ya no se pudo hasta que aparecieron las tarjetas de prepago.

En un cumpleaños, uno de mis hermanos (yo soy el menor de todos) le regaló a mi papá un AppleTv, el primero que salió, creo. Mi papá no lo usaba salvo para ver sus gustadas películas western en YouTube. En ese entonces las smartv no existían o no eran comunes en las casas de clase media. Nosotros obviamente no teníamos. Luego de un tiempo mi papá nos regaló ese aparato a mi mamá y a mí, así que procedí a instalarlo en la única televisión de pantalla plana que teníamos y vi que entre las app previamente instaladas estaba la de Netflix y que por ser usuario de un AppleTv tenías permitido hacer tu cuenta con algunas ventajas, por ejemplo, podrías pagar usando las tarjetas de iTunes, algo que resultaba perfecto para un chico estudiante de licenciatura que no tenía trabajo.

Así, con la ventaja de pagar desde iTunes pude contratar Netflix y empezar a pagarlo con mi dinero. No me era tan pesado hacerlo a pesar de ser estudiante y, por ende, contar con pocos ingresos. En ese entonces estaba en $99.00 y así se mantuvo incluso casi un año después de que Netflix subiera sus costos. Todo por el convenio con Apple. Actualmente ya no se puede hacer una cuenta de esa forma, pero quienes aún la tenemos seguimos pagando así y los incrementos a la tarifa del servicio suelen aplicarse a nosotros varios meses después. Otra ventaja en ese entonces es que pagando el plan básico, para una pantalla, nosotros podíamos ver contenido simultáneo en 2.

Desde ese entonces creo que Payasos Asesinos del Espacio Exterior ha vuelto a estar en el catálogo sólo una vez más (por eso he tenido la oportunidad de verla dos veces) pero sin duda me gustaría que regresara. Actualmente con las nuevas plataformas que han surgido del mismo estilo y destinadas a contenido de productoras específicas (como Amazon o Disney) mucho del contenido a dejado de estar en el portal por motivos de derechos.

Me hubiese gustado no borrar el primer perfil que hice y en el cual vi la mayoría del contenido que consumí los primeros dos o quizás tres años. En él vi Breaking Bad, The Oficce US, entre otras serie que ya no recuerdo. Sin duda haber contratado ese servicio cambió mi forma de consumir el contenido audiovisual y ahora el esperar una semana por nuevos capítulos o los molestos comerciales de la televisión tradicional me desesperan. Ver la tele se ha convertido para mí en un sonido de fondo, pues hace mucho que no me siento como tal a seguir una serie por completo en televisión abierta (y tampoco tengo televisión de paga), aunque hay una cosa que el streaming no me ha podido cambiar y es el gusto de meterme a una tienda a comprar películas en formato físico.

DeFicciones 00 – Piloto

DeFicciones

Ya tenía rato con la idea de hacer un podcast, pero no tenía noción de cómo hacerlo ni si lograría subirlo a iTunes, ya que estaba un tanto necio de que si no estaba ahí no valía la pena hacerlo. Luego de mucho investigar decidí optar por preguntar directamente a uno de mis podcasters favoritos, Félix del podcast La Biblioteca de Trantor, que fue una de mis principales inspiraciones para hacer el mío. Felix tuvo la amabilidad de responderme casi de inmediato y de recomendarme el libro de un conocido de él, otro podcaster, donde explica todo el proceso para hacer un podcast, Podcasting. Así lo Hago Yo de Emilio Cano.

Cómo sabía que no tenía dinero para hacerlo al nivel profesional de usar una consola, decidí tomar las cosas con calma y utilizar las sugerencias de Emilio para hacer un podcast decente. El problema no fue la edición, ni el contenido, sino la feed, la maldita feed que me hizo batallar por días y desesperarme. Primero traté de usar una aplicación para generar el feed desde una carpeta de Dropbox (aprovechando que gané 50GB gratis por dos años), pero como no soy usuario PRO no pude hacer una carpeta pública, por lo que la aplicación no funcionó. Posteriormente intenté hace como muchos podcasters hacen, subiendo mis audios a Ivoox, cosa que no me tenía convencido pues había leído muchos malos comentario sobre ese portal. La tercera opción consistía en subirlos a Archive.org, lo cual hice, pero nunca conseguí generar la feed. Frustrado de tantos intentos volvía a leer el libro de Emilio y opté por hacerlo como lo hace él (irónico, lo sé), así que subí mis audios a Spreaker y tan fácil como respirar en tierra firme a una altura inferior a los 3,000 msnm, generé la feed, configuré a Ivoox para que captara el podcast desde Spreaker y envié el podcast a iTunes para su aprobación, que tan sólo tomó un par de días.

Después de muchos tropiezos, hoy les anunció que Café Anime Lair inicia una nueva etapa de multiplataformismo, incursionando en el mundo de podcasting con el podcast DeFicciones, que es como quería renombrar al blog cuando compre el dominio (Vossk me dijo que no lo hiciera porque desaparecería de los resultado de google que ya me tienen registrado como Café Anime Lair). Si les interesa escucharme hablar sobre temas parecidos a los que abordo en el blog puede buscarnos e Ivoox, Spreaker y iTunes como DeFicciones o darle clic al banner de iTunes en la barra lateral de su derecha.

DeFicciones se dividirá en dos, “DeFicciones” que serán temas originales de los que hablaré únicamente en el podcast y “Café para llevar” que serán lectura de las reseñas y ensayos que ya he publicado aquí en el blog. Como Spreaker sólo me da diez horas de espacio gratuito, eso quiere decir que sólo hay espacio para unos diez episodios, aunque eventualmente, cuando me gane la lotería (o alguien nos patrocine) nos haremos PRO para tener más espacio. No puedo decirles la periodicidad de las publicaciones pero seguramente será menos de una al mes. Por cierto, disculpen la enorme cantidad de muletillas de este primer episodio, pero es la primera vez que grabo un podcast y como era el capítulo piloto no tenía guion, intentaré que no se repita.

Disponible también desde: Anchor y Google Podcast